A Charlyne Le Importa

VENTANA ABIERTA POR UN MINUTO

El mensaje de hoy es de Bob, que era un pródigo que regresó a casa y se volvió a casar a mí por otros 23 años antes de que el Señor se lo llevó al cielo. Bob escribió 19 libros desde la perspectiva del pródigo durante más de dos décadas después de nuestro divorcio y segundas nupcias. - Charlyne


VENTANA ABIERTA
POR UN MINUTO

Más bien, honren en su corazón a Cristo como Señor.  Estén siempre preparados para responder a todo el que les pida razón de la esperanza que hay en ustedes.  1 Pedro 3:15

¿Le puedo hacer rápidamente unas preguntas?

1) En una venta de un restaurante de comida rápida, en un pequeño pueblo, usted estira la mano izquierda para recoger la comida que ordenó; mostrando su anillo de matrimonio que usted usa todavía. La persona en la ventana que le da la orden exclama “ah anillo de matrimonio! Congratulaciones!”  Qué hace usted?

A) Come hamburguesa las próximas cuatro comidas para poder darle a la persona un CD que habla de matrimonios restaurados.

B) Se queda parada en la ventana hasta que le ha dado su historia con detalles.

C) Le da escrituras de la Biblia, que esa persona tal vez no entiende.

D) Da su testimonio de su parada en la brecha en pocos minutos.

2) Su Iglesia el domingo durante el servicio toma tiempo para que las personas a  se den las manos a su alrededor en un saludo, y la persona detrás suyo  le pregunta al darle la mano que “¿es verdad que usted está esperando por su esposo?” ¿Que es lo que está haciendo?

A) Ignorando la pregunta usted contesta. “vamos a ir a la corte en unas semanas y ese será el fin.”

B) Recoge sus cosas y se cambia de silla al lado de esa persona, y durante el sermón le pasa una serie de notas explicando su parada en la brecha.

C) Le promete traerle un libro, cosa que usted se olvida.

D) Da su testimonio en unos minutos.

3) En un bello día de verano, usted está esperando, que cambie la luz del tráfico con sus ventanas abajo. La persona en el carro del lado nota su anuncio “Dios Sana los Matrimonios heridos” en el parachoques de su carro y le pregunta, ¿de verdad usted cree que Dios sana los matrimonios?”  Usted puede:

A) Le indica al conductor que se arrime, cosa que ellos no van hacer, y le explica su parada en la restauración en media hora.

B) Trata de estar al lado de este carro por las próximas diez cuadras, gritando su historia.

C) Le tira un CD a través de la ventana al carro del lado.

D) Da su testimonio en unos segundos.

Escoger D en cada caso parece ser la respuesta más correcta en cada escena.

Dios le va a dar a cada persona que esta parada en la brecha por la restauración de su matrimonio, la oportunidad, más de una vez, de compartir con ambos amigos y extraños lo que El está haciendo. ¿Esta usted preparada(o)?

Sin libros, CD, no notas, sin tiempo para mirar las escrituras de la Biblia.  Usted necesita trabajar en su habilidad de alabar al Señor por la sanación de las familias. Esto puede suceder esperando en la línea en el banco,  entre clases en el colegio, en una discusión en la Iglesia en un domingo, o con un compañero de trabajo.

Hace uno años Charlyne y yo estábamos atendiendo una conferencia, y entre sesiones, yo me encontré  a solas en el elevador con un señor. El estaba echándole ojo  al nombre de la conferencia en mi etiqueta.

“¿Ministerio para matrimonios? Yo he estado viendo esa etiqueta por aquí.  ¿De que se trata?”

Yo sabía que solo tenía el tiempo que el elevador iba de un piso a otro para compartir mi testimonio.  Antes que la puerta se abriera un minuto más tarde, yo compartí la historia de los Steinkamp.  Yo no conozco al señor y nunca lo he vuelto a ver desde ese entonces. Yo no sé si es cristiano o no.  Lo que compartí puede que sea olvidado antes que salga del elevador o puede que haga la diferencia en una familia.

Básicamente esto fue lo que le dije-

Tuvimos un matrimonio muy agitado por muchos años, yo fui abusivo, infiel,  usamos máscaras los domingos cuando íbamos a la Iglesia.  Finalmente mi esposa se canso y se divorcio de mi, encontré otra mujer, pero mi esposa decidió orar, parándose con Dios en la brecha por la restauración de nuestro matrimonio.  Dos años después nos volvimos a casar y ahora el  Señor nos permite compartir con otros que, “El Señor sana los matrimonios heridos.”

Las puertas del elevador se abrieron el señor dijo gracias y desapareció.  Le pregunte al Señor si yo hice lo mejor para el hombre en esa situación inesperada.  Ore que el tomara algunos puntos de nuestra conversación como: casado por mucho tiempo y con problemas, yendo a la Iglesia, divorciado y lo más importante, que Dios sana los matrimonios heridos.  No tuve mucho tiempo, no hubo necesidad de darle la dirección del ministerio en el internet  o ningún detalle de nuestros problemas.

Si usted lee el testimonio anterior le llevara 30 segundos.  ¿Se da cuenta cuántas ventanas de un minuto usted puede tener en un día cuando se habla de matrimonios?

Dios muy a menudo por lo menos una vez en la semana nos da a Charlyne y a mí una ventana abierta de un minuto para que demos testimonio que El sana los matrimonios heridos, yo puedo estar muy ocupado llevando una encomienda al correo, ó como lo hizo la semana pasada con la persona que parquea los carros en frente de la oficina de los doctores.

Dios no quiere que usted espere hasta que su matrimonio es restaurado para comenzar a dar testimonio de lo que El puede hacer por una familia en problemas. Algunas personas que están paradas en la brecha han sido llamadas en los grupos de la Iglesia para que den testimonio de lo que el Señor está haciendo en sus vidas y en la esperanza que les ha dado.  El nos va a dar a todos  oportunidades iguales,  minuto  por minuto, para compartir lo que El está haciendo por los matrimonios.  ¿Va a estar usted listo?

Las ventajas de utilizar  las ventanas de un minuto son muchas por lo menos nadie puede criticar su experiencia personal. Usted no necesita que esa persona le llame o se encuentre con usted. Porque todo lo que usted comparte viene de su corazón, usted está siempre preparado.

Los estándares a menudo tienen problema condensando sus testimonios. 

En la página del ministerio en el internet los sábados tenemos testimonios de lo que el Señor está haciendo y los requisitos son: pocas palabras en las doscientas o trescientas. Solo usamos testimonios cortos, cuando recibimos historias muy largas a menudo se pierde el punto importante. Aun asi oímos de personas que nos dicen que su historia no cabe en el espacio que les damos.  Cuando vienen a dar sus testimonios en el grupo que se reúne en Pompano Beach cuando son invitados a compartirlo en diez minutos, ellos generalmente dicen que necesitan más tiempo.

Se da cuenta que un testimonio cristiano  tiene solamente tres puntos principales que necesitan ser compartidos.

1.- Quién era antes

2.- Donde estoy ahora

3.- Que ha hecho Dios en mi vida

El testimonio de una ventana de un minuto  es una oportunidad para exaltar al Señor, no para criticar al esposo. Estoy dudoso de usar un ejemplo, por miedo a que alguien lo quiera usar como guía de cómo dar su testimonio en un minuto, pero este es un ejemplo de cómo compartir su testimonio en una ventana de un minuto.

“Después de unos años de casado, nuestro primer hijos se murió. Mi esposo no pudo superar el momento y se volvió a las cosas del mundo.  Nos divorciamos, yo tenía mucho dolor.  Unos amigos me invitaron  a ir a la Iglesia  por primera vez en muchos años y tuve un encuentro con Jesús.

Ahora El es mi mejor amigo,  el Señor me ha mostrado que El va a restaurar mi matrimonio. Estoy parada en la brecha con EL Señor orando por mi esposo para que el descubra cuánto le ama Jesús, así como me paso a mí.

El testimonio anterior solo toma 30 segundos para decir.

Los estándares tienden hacer dos errores muy comunes en su testimonio corto. Primero ellos quieren poner muchos viajes en su historia. (“en 1984 nos mudamos a Búfalo, o tal vez fue en 1985”)  usted quiere terminar dentro de un minuto, y quiere que las personas recuerden solamente la diferencia que Jesús ha hecho en su vida, no que usted vivió en Búfalo una vez.

El segundo error que tienden hacer en su ventana de un minuto es la tendencia de usar palabras piadosa que este mundo perdido no entiende.  Por cierto ellos puede que estén en contra de eso.  Su meta tiene que ser dar testimonio acerca de lo que Jesús está haciendo en su matrimonio en un minuto.  Esa terminología cristiana, como “ser llena del espíritu” una persona fuera del círculo religioso en el mundo no lo entiende.

Este mensaje alcanzará a miles de personas en muchas naciones.  ¿Se puede imaginar si cada estándar que lo lee pule su testimonio de un minuto y lo comparte con dos personas por día?  ¿Se da cuenta que rápido el mundo entero puede oír acerca de la restauración de los matrimonios en vez de sucumbir al divorcio?

Yo sembré, Apolo regó, pero Dios ha dado el crecimiento.  Así que no cuenta ni el que siembra ni el que riega, sino sólo Dios, quien es el que hace crecer.  El que siembra y el que riega, están al mismo nivel, aunque cada uno será recompensado según su propio trabajo.  1 Corintios 3:6-8

Si Dios rompe la tierra para que usted plante una semilla, el también tiene una persona para que le eche agua, hasta el día de la cosecha para su gloria.  Si usted no planta la semilla, no habrá nada que cosechar más tarde; así como usted esta orando para que alguien plante esa semilla en el corazón de su esposo pródigo, usted debe usar las oportunidades que el Señor crea para usted sea un testigo  otras personas.

Aunque hemos estado discutiendo los testimonios en esa ventana de un minuto por la restauración de los matrimonios.  El cristiano puede tener un arsenal de testimonios de un minuto, listos para lanzar a cualquier cosa que Satanás traiga a relucir, cada vez que el Señor nos provee con esos pequeños momentos.  Usted puede  tener un testimonio de cómo conoció al Señor y otro de cómo Dios ha proveído por sus finanzas.  Su testimonio de sanación puede ser compartido una y otra vez.

No importa el tema, la oportunidad dada por el Señor no es para que usted comparta lo que usted ha hecho, no lo que un ministerio ha hecho.  El Señor quiere oír que usted testifica lo que Él ha hecho por usted.  Que Dios tan grande servimos.  Démosle honor en nuestro testimonio.

Al que puede hacer muchísimo más que todo lo que podamos imaginarnos o pedir, por el poder que obra eficazmente en nosotros, ¡a él sea la gloria en la iglesia y en Cristo Jesús por todas las generaciones, por los siglos de los siglos!  Amén.  Efesios 3:20

Porque El vive,
Bob Steinkamp
Regocijo Ministerio Matrimonial
(Fecha del poste: 13 de Agosto de 2013)
Regreso a Página Principal (Inicio)
 Suscribirse vía lector
Bob Y Charlyne Steinkamp
Bob y Charlyne Steinkamp
Fundadores
Jesús Es la Respuesta Respuestas para algunas de las preguntas que nos hacen más frecuentemente A Charlyne Le Importa Firmes en la Fe Medios Digitales Material en Español
Sitio en inglés

Rejoice Marriage Ministries, Inc.
Post Office Box 10548
Pompano Beach, FL 33061

"El que con lágrimas siembra, con regocijo cosecha." - Salmos 126:5


Sitio en inglés:

Sitio mantenido por los Steinkamps.
Servicios de hosting del sitio y apoyo técnico proporcionado por Netwalker Internet Services.
© 2014 Rejoice Marriage Ministries, Inc. Todos los derechos reservados.