newsletter_banner

El mensaje de hoy es de Bob quien era un pródigo que regresó a su casa y se volvió a casar conmigo por 23 años adicionales, antes de que el Señor se lo llevara al Cielo. Bob escribió 19 libros desde la perspectiva de un pródigo por más de dos décadas después de nuestro divorcio y segundas nupcias. – Charlyne


¿QUÉ CAMBIO?

Esto dice el Señor de los ejércitos celestiales, Dios de Israel: Incluso ahora, si abandonan sus malos caminos les permitiré quedarse en su propia tierra, pero no se dejen engañar por los que les prometen seguridad simplemente porque aquí está el templo del Señor. Ellos repiten, “¡El templo del Señor esta aquí. El templo del Señor esta aquí!” Pero seré misericordioso únicamente si abandonan sus malos pensamientos y sus malas acciones y comienzan a tratarse el uno al otro con justicia; si dejan de explotar a los extranjeros, a los huérfanos y a las viudas; si dejan de asesinar; y si dejan de dañarse ustedes mismos al rendir culto a ídolos. Entonces, les permitiré quedarse en esta tierra que les di a su antepasados para siempre. No se dejen engañar ni crean que nunca tendrán que sufrir porque el templo está aquí. Es una mentira. Jeremías 7:3-8

Un stander nos envió un email en el fin de semana y preguntó, “Bob, ¿qué cambios en Charlyne realmente hicieron que tu dieras otra mirada?” Esto está contenido en varios de nuestros libros, pero echemos un vistazo a la pregunta hoy, con una aplicación adicional para ti acerca del cambio.

Mientras Charlyne había hecho cambios físicos, como perder peso suficiente para ser capaz de que su vestido de bodas de hace 20 años le sirviera, y luchando para ser la madre perfecta, los cambios que me acercaron a casa, y los que van a acercar a tu cónyuge pródigo a tu casa, fueron cambios en el corazón.

Charlyne y yo hemos recibido, leído y a menudo discutido emails cada día. Desde el tono de muchos, el cónyuge pródigo está probablemente correcto; “Nada ha cambiado.” Afortunadamente, hay excepciones, pero nuestro correo electrónico promedio está lleno de circunstancias, quejas, y a menudo críticas de un cónyuge pródigo que a menudo vive con la otra persona. La mayoría firman con, “Por favor, oren por mí.” Entre la emisión de las “tres C,” y la oración requirente, la mayoría de los escritores olvidan decirnos lo que están haciendo en sus propias vidas espirituales. ¿Están orando? ¿Leen la Biblia? ¿Ayunan? ¿Participan en una iglesia? ¿Está Dios hablando con ellos y mostrándoles señales? ¿Qué escrituras El les ha dado a ellos?

Cuando yo era un pródigo, habían grandes cambios que necesitaban hacerse en mi vida, pero aparte del trabajo que necesitaba hacerse por mi en el cuarto de oración, no había nada que Charlyne pudiera hacer por mí, y cualquier atentado de ponerme en cualquier lista de emails hubiese hecho que la brecha entre nosotros fuera más profunda. Mi esposa tenía que cambiar su propia vida, y entonces dejarle mis cambios a Dios. Ella necesitaba confiar que El haría lo que El le había prometido y le había mostrado a ella que El haría, pero en Su tiempo, no de acuerdo a la programación de Charlyne.

“¿Por qué debería yo cambiar?” alguien quiere saber. “Mi cónyuge es uno de los problemas.” El tu hacer cambios, con la ayuda de Dios, es el primer paso hacia la restauración de tu matrimonio. Vamos a echar un vistazo a las tres razones por la que tú necesitas cambiar:

TU SALVADOR ESPERA CAMBIO – Durante los problemas matrimoniales, nadie se queda espiritualmente igual. Cada esposo va o a acercarse más a Jesús, o a alejarse de El. Para que Dios reciba el crédito por la restauración de tu matrimonio y tu familia, tu no tienes otra opción, sino que acercarte más a El. Todo lo que está pasándote ahora, ha sido filtrado a través de la Poderosa Mano del Señor. Es todo con un propósito. ¿Vas tu a permitir que ese propósito sea activado en tu vida?

Muchas de las personas que encuentran a Regocijo Ministerio Matrimonial durante la crisis de sus matrimonios inicialmente no tienen una relación personal sostenida con Jesucristo, por favor, da el primer paso hacia la restauración, ambos de ustedes personalmente, y por su matrimonio. Nosotros tenemos alguna información fácil de entender que te va a ayudar.

TU SITUACION ESPERA CAMBIO – Para sobrevivir a los días difíciles, así como apoyarte plenamente en Jesús, vas a necesitar hacer cambios relacionados a tu situación. Cuando me fui de casa, yo dejé cuentas por pagar atrás. El dinero que Charlyne tenía en su Plan de Pensiones en el trabajo, lo sacó para poder comenzar a pagar todas las cuentas. Ella le escribió a cada acreedor para que le pusieran un plan de pago. Ella no ignoró las obligaciones o salió corriendo a donde un abogado especialista en bancarrota.

Mi esposa fue también cuidadosa de nunca estar en una situación con otro hombre en la que yo pudiera leer que había algo ahí. Satanás trató de disparar a levantarse, causando intenciones inocentes para que pareciera otra cosa, pero Dios trajo la verdad en todo momento.

Más que nada, su situación causó en Charlyne elconvertirse en una mujer de la Palabra. Hoy ella tiene dos Biblias favoritas. Una, ahora recuperada, está marcada y fechada con escrituras que Dios le dio a ella mientras estaba parada, hace más de 20 años.

TU CONYUGE ESPERA CAMBIO – Hace dos décadas, si Charlyne me hubiese preguntado, “Que pudiera yo cambiar para hacer que tu estés feliz en casa,”   yo le hubiese comentado acerca de que su trabajo tomaba demasiado tiempo, hubiese criticado nuestra vida sexual, y nuestra casa desorganizada. Hubiese habido un comentario acerca de la disciplina de los niños, y algún otro comentario puramente tonto. El Charlyne haber estado haciendo cambios hubiese sido como el tratar de organizar las sillas de la cubierta del Titanic. Nuestro matrimonio se estaba hundiendo, independientemente de los cambios que yo quería que fueran hechos.

Mi esposa sabiamente le preguntó a Dios, y no a mi, qué quería El que ella cambiara, y ella comenzó, con Su ayuda, y sin mi conocimiento, para hacer aquellos cambios. Las cosas que El quería cambiadas eran relacionadas al corazón. Charlyne va a necesitar decirte más, pero como ella le permitió a Dios que cambiara su corazón, de alguna manera los cambios físicos que yo deseaba sucedieron.

Un día, yo me di cuenta que tenía a una esposa diferente. En ese momento, yo no podía decirte qué era diferente, excepto que yo no podía provocar en ella el empujarle los botones. Ella me perdonó por las cosas que previamente hubiesen causado que ella se molestase. Ella siempre estaba de acuerdo con mis peticiones, y más que nada de esto, yo vi una paz en su vida que yo estaba buscando pero que no tenía.

Así que, en respuesta al reciente email, “¿Qué cambios en Charlyne realmente hicieron que tu dieras otra mirada?” Yo puedo decir, en resumen, que fueron los cambios en su corazón.

Alguien está diciendo, “Mi pródigo y yo nunca nos vemos, así que mis cambios no van a hacer ninguna diferencia.” Tú estás incorrecto. Dado el suficiente espacio, Charlyne y yo pudiéramos darte cientos de ejemplos de cómo Dios trabajó a través de millas para que llegara el mensaje a pródigos de que ellos tenían cónyuges que habían cambiado y orando por su regreso.

No es necesario que tu envíes un email a tu cónyuge ausente para informarle lo mucho que tu has cambiado. Cuando el tiempo de Dios es correcto, El le va a mostrarle a tu pródigo, a menudo en las maneras más inusuales, que hay algo diferente en casa. ¿Qué es eso? El corazón del stander que ha venido a tener su primer amor con Jesucristo, y entonces a amar, con amor incondicional y amor perdonador, al pródigo que fue injusto con el.

Se han cansado en su búsqueda pero nunca se dieron por vencidos. El deseo les dio nuevas fuerzas, y no se fatigaron. Isaías 57:10

Porque El vive,

Bob Steinkamp

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

Posted in A Charlyne Le Importa

Recibe via e-mail el Devocionario Diario – A Charlyne Le Importa

Rejoice Marriag Ministries Home Page
 
Contribute
 
Hiding God's Word In Your Heart
 
Fight For Your Marriage Podcast
 
Forgive Them
 
Charlyne Cares for Kids
 
The Chapel
 
Restored Marriages
 
Conference Calls
 
Standing Firm
 
Testimonies

Share this: