newsletter_banner

¡JESÚS ES LA LUZ!

“Yo he venido al mundo como luz, para que todo el que crea en mí no permanezca en tinieblas.” Juan 12:46

¡Qué escritura llena de esperanza! Las tinieblas se disipan creyendo en el Señor Jesucristo. ¡Él ha pagado el precio por tu salvación y por la de tu cónyuge derramando Su sangre en la cruz y resucitando de nuevo!

Gracias Señor porque en la medida que yo me entrego a tu voluntad y a tu camino tú resucitas y restauras mi matrimonio. Yo creo que Tú removerás las tinieblas del corazón y de la vida de mi cónyuge. Gracias Señor porque Tú mantienes la luz de mi lámpara encendida mientras yo maduro en el Señor y leo Tu Palabra, parándome en las promesas de Dios, perseverando y creyendo todo lo que Tú me has revelado. Alabo tu Santo Nombre. Amén

Tú, Señor, mantienes mi lámpara encendida; tú, Dios mío, iluminas mis tinieblas. Salmo 28:18

La Luz de Jesucristo brilla en un mundo malvado y lleno de pecado controlado por el enemigo, satanás. Jesucristo vino a este mundo para ser la luz de un mundo tenebroso y moribundo. El pecado y las tinieblas son aceptados como normales porque el enemigo está tomando cautivas las mentes de aquellos que no creen, pero Jesucristo murió en la cruz para que todos los pecadores pudieran ver la luz y sean liberados de la prisión de las tinieblas.

Porque Dios, que ordenó que la luz resplandeciera en las tinieblas, hizo brillar su luz en nuestro corazón para que conociéramos la gloria de Dios que resplandece en el rostro de Cristo. 2 Corintios 4:6

Hoy, tú y yo tenemos que orar diariamente para que haya una renovación en nuestras iglesias, ciudades, estados y otros países. Nosotros queremos parar el divorcio en todas partes, y esto puede pasar solo cuando muchos se reúnen en oración por una misma causa. Necesitamos orar por todos los hombres de Dios y ministerios para que sientan la necesidad de ser audaces al aconsejar y predicar moviendo a los pecadores al arrepentimiento cada día.

Señor, ve y habla la Verdad a cada pecador o prodigo que está viviendo en una tiniebla espiritual. Que Tu Verdad brille para ellos como luz clara mostrándoles el camino correcto de la vida, revelándoles las mentiras y decepciones en las que viven cada día. Luego muéstrales la vía de escape y guíalos para que salgan de las tinieblas de las que son cautivos y encuentren el camino que los lleva a casa a Ti y a su familia. Amén.

Él nos libró del dominio de la oscuridad y nos trasladó al reino de su amado Hijo, en quien tenemos redención, el perdón de pecados. Colosenses 1:13-14

Luchador, ora para que tu esposo/esposa y todos los pródigos escuchen la voz del Señor que les dice: “Esta es la vía para escapar de la oscuridad, Sígueme”. Oremos para que cada cónyuge que esté necesitando salvación o esté lejos del Señor, crucifique sus deseos carnales y pecaminosos y se dirija a su Señor Jesús, porque Él abrirá sus ojos que ahora ven solo tinieblas. “¡Señor, libéralos, rompiendo las cadenas de los pecados que los tienen cautivos, repentinamente!”

Éste es el mensaje que hemos oído de él y que les anunciamos: Dios es luz y en él no hay ninguna oscuridad. Si afirmamos que tenemos comunión con él, pero vivimos en la oscuridad, mentimos y no ponemos en práctica la verdad. Pero si vivimos en la luz, así como él está en la luz, tenemos comunión unos con otros, y la sangre de su Hijo Jesucristo nos limpia de todo pecado…Si confesamos nuestros pecados, Dios, que es fiel y justo, nos los perdonará y nos limpiará de toda maldad. 1 Juan 1:5-7,9

Dios nuestro Señor es el Faro para todos Sus hijos. ¿Estás caminado en la luz del Señor? ¡Ten cuidado, mantente alejada de toda clase de tinieblas que puedan tentarte a dejar de luchar para que ni tu ni tus hijos caigan en el pecado!

Pero todo lo que la luz pone al descubierto se hace visible, 14 porque la luz es lo que hace que todo sea visible. Por eso se dice: “Despiértate, tú que duermes, levántate de entre los muertos, y te alumbrará Cristo”. Así que tengan cuidado de su manera de vivir. No vivan como necios sino como sabios, aprovechando al máximo cada momento oportuno, porque los días son malos. Por tanto, no sean insensatos, sino entiendan cuál es la voluntad del Señor. Efesios 5:13-17

Señor, ve y busca a mi esposo/esposa y a mis hijos cada día para que Tú recibas toda la gloria, honor y alabanza al restaurar y reconstruir mi matrimonio y todos los otros matrimonios alrededor del mundo en el Nombre de Jesús. Amen.

Los sacó de las sombras tenebrosas y rompió en pedazos sus cadenas. Salmo 107:14

Dios te bendiga,

Charlyne Steinkamp

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

Posted in A Charlyne Le Importa

Recibe via e-mail el Devocionario Diario – A Charlyne Le Importa

Rejoice Marriag Ministries Home Page
 
Contribute
 
Hiding God's Word In Your Heart
 
Fight For Your Marriage Podcast
 
Forgive Them
 
Charlyne Cares for Kids
 
The Chapel
 
Restored Marriages
 
Conference Calls
 
Standing Firm
 
Testimonies

Share this: