newsletter_banner

Viernes, 25 de Septiembre del 2015
HUYE DE LA DESOBEDIENCIA
 
¿Por qué me llaman ustedes “Señor, Señor”, y no hacen lo que les digo? Lucas 6:46
 
¿Cuánto te molesta cuando tus hijos no te obedecen? Tus hijos pueden tener hoy dos años, vente o veintidós, pero, mientras crecen, tu esperas que ellos te escuchen y obedezcan tus reglas. ¿Qué tan importante es para un niño de dos años que no cruce la calle o un estacionamiento a menos que tomen la mano a alguien? ¿Cuantos padres les enseñan a sus hijos la palabra “no” o “alto” para proteger sus vidas? Tiene que haber reglas y leyes para que nuestra nación no sea un caos completo. ¿Te imaginas lo que sería sin las señales tránsito ALTO y los semáforos? Hay tanta gente que está en prisión porque rompieron la ley y cometieron un crimen. Ellos han tenido que pagar las consecuencias de haber roto las leyes del hombre y de Dios.
 

“… Cada uno sigue la terquedad de su corazón malvado, y no me ha obedecido.” Jeremías 16:12
 
¿Sabes lo que puede bloquear tu relación con el Señor? La respuesta es la desobediencia la cual bloque el que recibas la respuesta a tus oraciones.
 
Dios aborrece hasta la oración del que se niega a obedecer la ley. Proverbios 28:9
 
¿Puedes recordar cuantas personas en la Biblia desobedecieron o se rehusaron a obedecer a Dios? Podemos comenzar con el Génesis, capitulo 3, cuando Eva desobedeció los mandatos de Dios. Su desobediencia y rebeldía en contra Dios trajo severas consecuencias que afectaron todo el curso de la historia humana. (Lee Génesis Capitulo 3). La serpiente le dijo a Eva que lo que Dios había dicho no era cierto. El enemigo, Satanás, ha estado tentando y engañando a toda la humanidad desde entonces.
 
El enemigo continua tratando de engañar al mundo haciendo que no crean en Dios o en Su Palabra. La humanidad está siendo tentada cada día a ser independiente en vez de obedecer la Palabra de Dios o Sus mandamientos. Hombres y Mujeres están escogiendo ceder a sus propios deseos egoístas de la concupiscencia de la carne, lujuria de los ojos y soberbia ante la vida cada día. ¿No te parece esto a como se encuentra tu amado cónyuge? La desobediencia y el pecado traen consecuencias.
 

Entre ustedes ni siquiera debe mencionarse la inmoralidad sexual, ni ninguna clase de impureza o de avaricia, porque eso no es propio del pueblo santo de Dios. Tampoco debe haber palabras indecentes, conversaciones necias ni chistes groseros, todo lo cual está fuera de lugar; haya más bien acción de gracias. Porque pueden estar seguros de que nadie que sea avaro (es decir, idólatra), inmoral o impuro tendrá herencia en el reino de Cristo y de Dios. Que nadie los engañe con argumentaciones vanas, porque por esto viene el castigo de Dios sobre los que viven en la desobediencia. Efesios 5:3-6
 
Dios sabía lo que era mejor para Sus hijos. El los creo y les dio guías espirituales, instrucciones, los Diez Mandamientos, y luego, a Jesucristo como Salvador. Pero los hijos de Dios se han rebelado y han cuestionado Sus mandamientos desde el principio.
 
Hoy, te desafío a que examines tu propio corazón y veas si has estado escogiendo desobedecer a Dios en diferentes áreas de tu vida. El no ser obediente a la voluntad de Dios, a Su manera y a Su palabra está mal. Tú y yo debemos ser obedientes a la palabra de Dios y a Su voz cuando Él nos habla a través del poder del Espíritu Santo. ¿Puedes seguir adelante con tu vida, sabiendo lo que Él te ha dicho que debes hacer con respecto a tu matrimonio? ¿Cuánto tiempo puedes desobedecer a Dios?
 

Ustedes estaban corriendo bien. ¿Quién los estorbó para que dejaran de obedecer a la verdad? 8 Tal instigación no puede venir de Dios, que es quien los ha llamado. Gálatas 5:7
 
Permíteme compartir la historia de Jonás.
 
Jonás fue un profeta y fue llamado por Dios para advertir a la ciudad de Nínive sobre el juicio de Dios sobre esa ciudad a causa de sus pecados. Jonás huyó del llamado de Dios, negándose a obedecer sus instrucciones. Jonás se subió en un barco que iba en dirección opuesta, escapando de Dios. ¿No te suena esto parecido a lo que estás haciendo tú o tu amado cónyuge? Dios envió una tormenta para llamar la atención de Jonás y para que obedeciera a su llamado. La desobediencia de Jonás puso en peligro la vida de muchas personas en el barco.
 
¿No es esto también verdad acerca de tu familia? ¿Acaso tus hijos y otros miembros de tu familia no están en riesgo siendo expuestos al pecado o sintiéndose tentados de seguir los pasos de tu cónyuge mientras está siendo desobediente a la Palabra de Dios y a sus mandamientos? Tu cónyuge ha abierto la puerta al enemigo para que ataque a toda tu familia, es por esto qué tú debes convertirte en el intercesor que ora diariamente la Armadura de Dios, el Escudo de Protección y la Sangre de Jesús sobre tu familia.
 
Jonás fue arrojado el mar y Dios proveyó un gran pez para salvar la vida de Jonás. Dios logró la atención de Jonás poniéndolo en el vientre de un pez. Dios tiene muchas formas de llamar la atención de tu esposo, siempre que tú seas obediente a la Palabra del Señor. Espero que leas la oración de arrepentimiento de Jonás hacia Dios en Jonás, capítulo 2.
 

“Al sentir que se me iba la vida, me acordé del Señor, y mi oración llegó hasta ti, hasta tu santo templo.” Jonás 2:7
 
Jonás, entonces, obedeció a Dios. Fue a la gran ciudad de Nínive y proclamó el mensaje de advertencia de parte de Dios y de la necesidad de que el pueblo se arrepintiera de sus caminos pecaminosos. Me encanta el libro de Jonás pues es un libro de un hombre de Dios que le desobedeció, pero Dios no se rindió con él. Dios es un Dios de segundas oportunidades para que tu amado cónyuge y tus hijos abandonen su vida de pecado y se arrepientan. ¿Necesitas tú una segunda oportunidad para obedecer la voz del Señor y pararte firme en la lucha por tu matrimonio? ¿Te has dado por vencido? Dios le habló a Jonás diciéndole el gran amor que tenía por esa ciudad y por su gente. Dios está tratando de darte el mismo mensaje acerca del gran amor que Él tiene por tu esposo o esposa e hijos.
 
Dios amó tanto sus hijos que seguían desobedeciéndolo que envió a su Único Hijo a morir en la Cruz por todos nuestros pecados. Jesucristo pagó el precio. Él obedeció a su Padre Celestial. ¿Obedecerás tú al Señor en lo que él te dice que hay que hacer? ¿Te pararás firme en la lucha por tu matrimonio con el gozo del Señor y no en desgracia o depresión? ¡Qué gran honor haber sido llamados por el Señor para orar y luchar por tu matrimonio para siempre! Dios tiene un plan todopoderoso para ti y para tu familia. ¿Quieres sufrir las consecuencias de la desobediencia en tu futuro? Tú serás bendecido si obedece al Señor en todas las cosas. Por favor haz
clic aquí para visitar esta página en nuestro sitio web para obtener más información sobre esto.
 
Pues este es el amor a Dios, que guardemos sus mandamientos; y sus mandamientos no son gravosos. Porque todo lo que nacido de Dios vence al mundo; y esta es la victoria que ha vencido al mundo, nuestra fe. ¿Quién es el que vence al mundo, sino el que cree que Jesús es el Hijo de Dios? 1 Juan 5:3-5

Dios te bendiga,

Charlyne Steinkamp
Regocijo Ministerio Matrimonial

Sitio Web del Ministerio  |  Librería  |  Radio 24/7
Donaciones  |  Página Capilla  |  Página Español

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

Posted in A Charlyne Le Importa

Recibe via e-mail el Devocionario Diario – A Charlyne Le Importa

Rejoice Marriag Ministries Home Page
 
Contribute
 
Hiding God's Word In Your Heart
 
Fight For Your Marriage Podcast
 
Forgive Them
 
Charlyne Cares for Kids
 
The Chapel
 
Restored Marriages
 
Conference Calls
 
Standing Firm
 
Testimonies

Share this: