newsletter_banner

Martes, 20 de Octubre del 2015
El mensaje de hoy es de Bob, que era un pródigo que regresó a casa y se volvió a casar a mí por otros 23 años antes de que el Señor se lo llevó al cielo. Bob escribió 19 libros desde la perspectiva del pródigo durante más de dos décadas después de nuestro divorcio y segundas nupcias. – Charlyne

¿ESTAS TU VIVIENDO COMO UNA PERSONA CASADA?
 
“¿No has leído las Escrituras,” el respondió, “allí está escrito que, desde el principio, ‘Dios los hizo hombre y mujer’  y agregó, ‘Esto explica porque el hombre deja a su padre y a su madre, y se une a su esposa, y los dos se convierten en uno solo’? Como ya no son dos sino uno, que nadie separe lo que Dios ha unido.  Mateo 19:4-6
 
¿Puedo hacerte una pregunta? Independientemente de tu estatus legal del matrimonio, te consideras a ti mismo casado ante los ojos de Dios? Yo oro para que así te consideres, porque ese pacto o convenio entre tu, y tu cónyuge, y Dios es la regla básica para ti para estar de pie, orando y creyendo sólo en Dios para sanar y restaurar tu matrimonio. Esto conllevaría un milagro, ¿dices tu? Sí, así es, pero nuestro Dios es un Dios que obra milagros.
 
Hay una segunda pregunta que necesita ser hecha. Si tu te consideras una persona casada, ¿estás tu actuando como tal casada el 100% del tiempo? La ausencia física  o presencia de tu pareja no tiene nada que ver en el tu estar casado ante los ojos de Dios.
 
Por lo que Charlyne y yo estamos leyendo y escuchando, demasiadas personas, a quienes Dios le ha hablado Su promesa con relación a un futuro positivo para su matrimonio, se están convirtiendo en standers situacionales. Alrededor de otros standers y ministerios de matrimonios, ellos hablan el lenguaje de los standers, pero entonces ellos hacen la vida de una persona soltera. Ellos son, en efecto, como los Cristianos Domingueros, quienes asisten a la iglesia, con Biblia en mano, cantan canciones, siguen los procedimientos, pero después por el resto de la semana no viven muy distinto de cómo lo hace el mundo.
 
 “¿Quién va a saber si yo estoy parado y actuando como soltero?”
 
Ante todo, tu y Dios lo sabrán. En adición, tu cónyuge ausente puede saberlo. Una importante cadena de televisión siguió a una mujer desde el momento en que ella salió de su apartamento, hasta que llegó al trabajo y descubrió cómo muchas cámaras de seguridad la capturaron en el camino. El número era increíble. ¿No sientes que si multitudes de desconocidos nos pueden fotografiar sin nuestro conocimiento, que algunas de las cosas que estás haciendo, ya sea positivo o negativo, puede filtrarse de nuevo a tu cónyuge pródigo?
 
Cada semana yo comparto la perspectiva del pródigo contigo. Puedo decirte que regresé a casa a una esposa cuyo caminar coordinaba el 100%  del tiempo con su hablar. Charlyne  ciertamente no estaba hablando el lenguaje de su parada con Dios y luego actuaba de manera diferente.
 
Es necesario recordar que Satanás va a voltear cada situación para su beneficio, para que tu no te permitas el lujo de arriesgarte a que  tu testigo pródigo   escuche de tu estilo de vida de soltero. El futuro de tu matrimonio restaurado puede depender muy bien de tus acciones en estos días.
 

Estén alerta. Cuídense de su gran enemigo el diablo, porque anda al acecho como león rugiente, buscando a quien devorar. Manténgase firmes contra el y sean fuertes en su fe. Recuerden que sus hermanos en Cristo, en todo el mundo, también están pasando por el mismo sufrimiento.  1 Pedro 5:8-9
 
Un Sábado en la mañana mientras nosotros estábamos divorciados, yo llamé a nuestra casa para coordinar la búsqueda de mis hijos. Otro hombre contestó el teléfono de Charlyne. El obviamente sabía de mi, pero se rehusó  decir quien era el, o porqué el estaba en nuestra casa de familia. El se rehusó llamar a Charlyne al teléfono. Yo sospeché que mi esposa “siguió adelante con su vida” y yo estaba devastado. Resultó que dos familias de la iglesia habían notado todo lo que Charlyne necesitaba hacer en la casa, y se habían aparecido  ese Sábado para un día de trabajo. Charlyne y las damas se habían ido de tiendas, y el hombre estaba siendo útil contestando el teléfono para mi esposa ausente.
 
Oro para que puedas darte cuenta de cómo el Enemigo está afuera para voltear las mejores intenciones en un desastre, en algo que va a hacer un daño adicional a tu familia. Tu debes hacer todo lo posible para evitar que cosas como esas pasen, y para hacer esto tu debes siempre vivir, actuar, comportarte, y hablar como una persona casada.
 
Tu estás pidiéndole a Dios por un milagro enorme. Nosotros deseamos ver a tu familia restaurada. A pesar de que la marca comercial de Regocijo Ministerio Matrimonial es no dar consejos directos, hoy me siento llevado a romper con ese molde debido a la magnitud del problema – y por el potencial daño futuro a tu familia – y ofrecer algunos artículos para que tu puedas usar como una lista de verificación de la cual debes mantenerte lejos de convertirte en un stander  situacional.
 
Usa tu anillo de boda.  Esto es un recordatorio para ti – y para todos los que se te acerquen a ti – de que tu eres una persona casada. Esa sola acción resuelve muchos asuntos. (Durante siglos, monjas Católicas, que nunca se casaron, han llevado alianzas de boda como símbolo de su unión con Dios. ¿Deberías tú de hacer menos?)
 
Mantente alejado de ministerios de solteros.  Para muchas personas, aquí es donde ellos compran futuros esposos, ¡y tú no eres elegible! Tu puedes encontrar buenos compañeros y maestros en cualquier otra parte en tu iglesia o comunidad, apartado de ministerio de solteros. Recuerda, ante los ojos de Dios, tu eres casado.
 
Busca compañeros de oración con personas del mismo sexo.  Orar juntos trae un nivel de intimidad. Guarda eso para tu esposo retornado.
 
Evita chateos de teléfono con personas el sexo opuesto.  Si tu estas haciendo esto, tu estás buscando problemas. Sí, incluso si están orando.
 
Confía sólo en profesionales del sexo opuesto.  No compartas detalles de tu vida o de tu parada con personas del sexo opuesto.
 
No salgas, por ninguna razón, con personas del sexo opuesto, excepto en grandes grupos. ¿Cómo se sentiría tu cónyuge pródigo si alguno le reporta que te ha visto saliendo con una persona del sexo opuesto?
 
Si tu te sientes guiado a llamar a alguien para saber como ellos están, hazlo con alguien del mismo sexo.
 
Evita el síndrome de decir “Pero nosotros somos solo amigos.”  ¡Yo escuché a un pastor decir que si una persona está diciendo esas palabras, ellos ya están en problemas!
 
Usa como una guía de pregunta, “¿Si mi cónyuge estuviera en casa, estaría yo haciendo esto?”  Por ejemplo,  yo no saldría a beber café con un stander del sexo opuesto, así que si tu te consideras a ti mismo casado ante los ojos de Dios, ¿por qué lo harías ahora?
 
Quédate fuera de salas de chat que no estén monitoreadas.  Limita las informaciones que compartes con otros en línea, (Tu no conoces de que sexo son o incluso quienes son ellos realmente). Limita tu email a personas del sexo opuesto sólo y absolutamente si es necesario.
 
Permítele a Dios que sea tu esposo, tu compañero, tu amigo, no una persona del sexo opuesto, y no tu computadora.
 
Busca oportunidades para ministrar a personas del mismo sexo,  no a personas del sexo opuesto.
 
Evita decir “Te diré mis problemas si tu me dices los tuyos,” escenarios con personas del sexo opuesto.
 
Ni siquiera pienses acerca de que tipo de esposo o esposa cualquiera pudiera ser.
 
No busques escapatorias que permitan relaciones masculinas / femeninas.  Esfuérzate en ver hasta que punto del borde se puede vivir. Vuelve a enfocar tus pensamientos, energías, tiempo y emociones en vivir como un Cristiano casado, siempre con el objetivo de avanzar hacia el Reino.
 
La conclusión es que cada hombre y mujer que se toma en serio su parada, tiene que empezar a considerarse a si mismo como una persona casada, todo el camino, en todos los sentidos, desde hoy en adelante.
 
Hay buenas  noticias para ti hoy. Independientemente de lo lejos que  te hayas desviado para ser un stander, con un estilo de vida matrimonial, hay perdón que se encuentra en Jesucristo. Mi oración es que hoy vayas a buscar Su perdón, y también que hagas los cambios necesarios en tu propia vida para vivir para Jesucristo así como entusiasmado acerca de Su promesa para la restauración de tu matrimonio.
 
La conclusión es que cada hombre y mujer,  quien está seriamente cerca de su parada, necesita comenzar a considerarse  como una persona casada,  todo el camino, en todos los sentidos, desde hoy en adelante.
 
Dios tiene algo muy especial para ti, en un matrimonio sanado, con todos sirviéndole a El. Charlyne y yo deseamos compartir contigo cualquier y cada obstáculo de restauración.  El  asunto macho/hembra es difícil, pero nosotros sentimos que es una trampa evitable retener más de una restauración del matrimonio. Rompe permanentemente todas las relaciones macho/hembra. Hoy puede que tengas que clamar por el arrepentimiento en este momento. ¡Entonces se puede caminar en libertad a través de Jesucristo, nuestro Señor y empezar de nuevo esta parada de inmediato!
 

Por lo tanto, Cristo en verdad nos ha liberado. Ahora asegúrense de permanecer libres y no se esclavicen de nuevo a la ley.  Gálatas 5:1

Porque El vive,

Bob Steinkamp
Regocijo Ministerio Matrimonial

Sitio Web del Ministerio  |  Librería  |  Radio 24/7
Donaciones  |  Página Capilla  |  Página Español

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

Posted in A Charlyne Le Importa

Recibe via e-mail el Devocionario Diario – A Charlyne Le Importa

Rejoice Marriag Ministries Home Page
 
Contribute
 
Hiding God's Word In Your Heart
 
Fight For Your Marriage Podcast
 
Forgive Them
 
Charlyne Cares for Kids
 
The Chapel
 
Restored Marriages
 
Conference Calls
 
Standing Firm
 
Testimonies

Share this: