newsletter_banner

Viernes, 23 de Octubre del 2015
¿NECESITAS AYUDA? ¡JESÚS ES LA RESPUESTA!
 
Y cuando salió él de la barca, en seguida vino a su encuentro, de los sepulcros, un hombre con un espíritu inmundo…Cuando vio, pues, a Jesús de lejos, corrió, y se arrodilló ante él. Y clamando a gran voz, dijo: ¿Qué tienes conmigo, Jesús, Hijo del Dios Altísimo? Te conjuro por Dios que no me atormentes. Porque le decía: Sal de este hombre, espíritu inmundo. Marcos 5:2, 6-8
 
¿Te sientes desesperada hoy? ¿Estas abrumada por tus circunstancias matrimoniales? Esta noche lee el capítulo 5 del Evangelio de Marcos como parte de tu tiempo de devoción. En el capítulo 5 de Marcos encontramos tres personas con tres tipos de problemas diferentes, y todos ellos necesitando desesperadamente la ayuda del Señor Jesucristo. ¿Has clamado a tu Señor hoy pidiéndole su ayuda divina? ¡Jesús puede calmar tus miedos e incluso cambiar el resultado de tus circunstancias! Al leer estas tres historias, imagínate cómo se siente cada una de estas personas, al igual que tú. ¡Ahora veamos cómo el Señor respondió a su clamor pidiendo su ayuda!
 
Jesús vio a un hombre desesperado con un espíritu maligno. Había un torbellino en el interior de este hombre al cual nadie podía ayudar. ¡Pero, Jesús pudo! Eso es lo que tú tienes que creer cada día con cada uno de tus problemas. Cualquiera que sea tu problema, financiero, físico, espiritual o emocional, tu Señor Dios tiene la respuesta y de puede liberar.
 
¿Te imaginas cuantos hombres y mujeres leerán estas palabras quienes tienen a un cónyuge, a un hijo o hija, un padre o madre, un abuelo o abuela, hermanos, hermanos o amigos que están en situaciones desesperadas? Cada uno de nosotros tenemos un torbellino adentro causado por la esclavitud al pecado tal como la  inmoralidad sexual, alcohol, drogas, fumar, apuestas, un lengua larga de profanidad o ira. El Señor puede liberar a estas personas si se humillan ante el Señor, se arrepienten, buscando a Jesucristo como su Salvador y rogando por Su misericordia, tal como lo hizo este hombre poseído de un espíritu maligno quien corrió y se postro de rodillas delante de Jesús, pidiendo su misericordia y ayuda . Jesús liberó a este hombre de los demonios y le dijo que se fuera a casa. ¡Qué respuesta tan maravillosa! El Señor le dijo que fuera y le contara a otros. Ojala que esto te de ánimo para creer que el Señor quiere que todos los matrimonios sean sanados y restaurados. ¡No mantengas en secreto los milagros de restauración!
 

Al entrar él en la barca, el que había estado endemoniado le rogaba que le dejase estar con él. Mas Jesús no se lo permitió, sino que le dijo: Vete a tu casa, a los tuyos, y cuéntales cuán grandes cosas el Señor ha hecho contigo, y cómo ha tenido misericordia de ti. Y se fue, y comenzó a publicar en la Decápolis cuán grandes cosas había hecho Jesús con él; y todos se maravillaban. Marcos 5:18-20
 
¿Conoces a alguien que ha estado enfermo por bastante tiempo? ¿Conoces a alguien o tienes algún ser querido quien ha ido a verse con diferentes tipos de médicos y ha intentado con todo tipo de medicamento, pero siguen aún muy enfermos? Ellos tal vez necesiten un milagro en sus vidas. ¿Estás orando por ellos?
 
Permíteme contarte sobre una mujer desesperada quien había estado enferma por doce años. Ella fue a ver a Jesús ya que no sabía que más hacer. Cuando ella vio a Jesús, extendió la mano y toco el manto del Señor. ¡Ella fue sanada inmediatamente!
 
Hoy, a pesar de tus problemas físico o posiblemente emocionales, extiende tu mano de fe y toca a tu Señor Jesús, para que sane tus enfermedades físicas y también sane tu corazón roto, herido y dolido. Clama al Señor Jesús hoy y Él escuchará tu voz.
 

Pero una mujer que desde hacía doce años padecía de flujo de sangre, y había sufrido mucho de muchos médicos, y gastado todo lo que tenía, y nada había aprovechado, antes le iba peor, cuando oyó hablar de Jesús, vino por detrás entre la multitud, y tocó su manto. Porque decía: Si tocare tan solamente su manto, seré salva. Y en seguida la fuente de su sangre se secó; y sintió en el cuerpo que estaba sana de aquel azote. Luego Jesús, conociendo en sí mismo el poder que había salido de él, volviéndose a la multitud, dijo: “¿Quién ha tocado mis vestidos?”… Entonces la mujer, temiendo y temblando, sabiendo lo que en ella había sido hecho, vino y se postró delante de él, y le dijo toda la verdad. Y él le dijo: “Hija, tu fe te ha hecho salva; ve en paz, y queda sana de tu azote”. Marcos 5: 25-30, 33-34
 
¿Recuerdas a Jairo, el jefe de la sinagoga, quien también estaba desesperado? Él tenía una crisis personal, su pequeña hija estaba muriendo. A él no le importaba su rango, lo que quería era salvar la vida de su hija, así que ¡se dirigió a Jesús como su último recurso! ¿No te suena esto como nosotros cuando estamos pasando por problemas matrimoniales o de divorcio? Jesús era considerado como un rabino controversial, así que cuando Jairo se postro a los pies de Jesús, él sabía que algunos en la sinagoga lo criticarían duramente. ¡Jairo arriesgó su reputación y su prestigiosa posición laboral porque amaba a su hija y a su familia mucho más! ¿Amas tú a alguien lo suficiente para ponerlos a ellos de primero al punto de arriesgar tu carrera o tu vida por ellos?
 

Y vino uno de los principales de la sinagoga, llamado Jairo; y luego que le vio, se postró a sus pies, y le rogaba mucho, diciendo: “Mi hija está agonizando; ven y pon las manos sobre ella para que sea salva, y vivirá”. Fue, pues, con él…Todavía estaba hablando Jesús, cuando llegaron unos hombres de la casa de Jairo, jefe de la sinagoga, para decirle: “Tu hija ha muerto. ¿Para qué sigues molestando al Maestro?” Sin hacer caso de la noticia, Jesús le dijo al jefe de la sinagoga: “No tengas miedo; cree nada más.”…Entró y les dijo: “¿Por qué tanto alboroto y llanto? La niña no está muerta sino dormida.” Entonces empezaron a burlarse de él…La tomó de la mano y le dijo:” Talita cum” (que significa: “Niña, a ti te digo, ¡levántate!”). La niña, que tenía doce años, se levantó en seguida y comenzó a andar. Ante este hecho todos se llenaron de asombro.” Marcos 5: 22-24, 35-36, 39-42
 
Mi oración es que estas historias bíblicas te den ánimo, independientemente de tus circunstancias. Ten la certeza de que no hay nada imposible para Dios tu Señor. Sé que a menudo te has de sentir desesperado y derrotado, dispuesto a hacer lo que fuera para tener tu matrimonio reconstruido en la sólida roca de Jesucristo. Sí, tú tienes que caer de rodillas y postrarte a los pies del Señor, orando y clamando por un milagro para tu esposo o esposa y familia.
 

“Porque para Dios no hay nada imposible.” Lucas 1:37

Dios te bendiga,

Charlyne Steinkamp
Regocijo Ministerio Matrimonial

Sitio Web del Ministerio  |  Librería  |  Radio 24/7
Donaciones  |  Página Capilla  |  Página Español

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

Posted in A Charlyne Le Importa

Recibe via e-mail el Devocionario Diario – A Charlyne Le Importa

Rejoice Marriag Ministries Home Page
 
Contribute
 
Hiding God's Word In Your Heart
 
Fight For Your Marriage Podcast
 
Forgive Them
 
Charlyne Cares for Kids
 
The Chapel
 
Restored Marriages
 
Conference Calls
 
Standing Firm
 
Testimonies

Share this: