newsletter_banner

Viernes, 30 de Octubre del 2015

MI AYUDA VIENE DEL SEÑOR
 
A las montañas levanto mis ojos; ¿de dónde ha de venir mi ayuda? Mi ayuda proviene del Señor, creador del cielo y de la tierra. No permitirá que tu pie resbale; jamás duerme el que te cuida. Salmo 121:1-3
 
La gente en todas partes del mundo está constantemente buscando enterarse de los últimos acontecimientos a través de la televisión o del internet después de una tragedia. Pareciera como si estas estuvieran pasando todo el tiempo. Algunas veces, son eventos meteorológicos y otras eventos de otra índole.
 
Muchas veces, lo único que podemos hacer es orar por las familias que están sufriendo esas pérdidas.
 
El Salmo 121 me vino a la mente hoy, el cual nos enseña que nuestro último recurso de ayuda viene de Dios quien PUEDE y QUIERE proveer por nuestras necesidades físicas y espirituales. ¿Has aprendido a confiar en el Señor con todo tu corazón pidiéndole que te ayude a través de tu tormenta de circunstancias debidas a tus diferentes problemas matrimoniales o financieros?
 

El Señor es quien te cuida, el Señor es tu sombra protectora. De día el sol no te hará daño, ni la luna de noche. El Señor te protegerá; de todo mal protegerá tu vida. El Señor te cuidará en el hogar y en el camino, desde ahora y para siempre. Salmo 121: 5-8
 
¿Qué tormentas estas enfrentando en tu vida hoy? Oímos de Standers cuyos esposos o esposas están furiosos, criticándolos o culpándolos por la destrucción del matrimonio. Por favor clama al Señor y cuéntale todos tus problemas. Luego permítele al Señor que calme tu cuerpo, alma y espíritu sabiendo que el Señor es tu Protector y tu Defensor.
 

Así que acerquémonos confiadamente al trono de la gracia para recibir misericordia y hallar la gracia que nos ayude en el momento que más la necesitemos. Hebreos 4:16
 
Responde a mi clamor, Dios mío y defensor mío. Dame alivio cuando esté angustiado, apiádate de mí y escucha mi oración. Salmo 4:1

 
Dios sabe que tú necesitas Su divina intervención y ayuda El esta allí mismo listo para ayudarte. Él nunca te dejara o abandonara a ti o a tu familia.
 

…”Nunca te dejaré; jamás te abandonaré”. Así que podemos decir con toda confianza: “El Señor es quien me ayuda; no temeré. ¿Qué me puede hacer un simple mortal?” Hebreos 13:5-6
 
Estoy compartiendo unas cuantas escrituras poderosas las cuales tendrías que memorizar. Tú necesitas hablar las escrituras en voz alta a diario, o en tu mente, para poder derrotar al enemigo cada día.
 
Dolores, quien trabaja para nosotros, una mañana a la semana tiene una intervención quirúrgica. Ella me conto que su enfermera de la sala de recuperación le pregunto si ella es cristiana, a lo cual ella respondió, “SI”. Luego cuando Dolores llego a su casa recordó los eventos del día y le vino en mente esa pregunta. Dolores nunca le dijo a la enfermera nada que indicara que ella era cristiana, pero Dolores, quien es viuda y esta retirada, ama memorizar escrituras. Dolores me dijo, “Me imagino que en algún momento durante la cirugía debo haber recitado alguna escritura. Yo le dije que eso es un testimonio de vida poderoso. Eso es lo que tú y yo debemos tratar de hacer cada día. ¡Permitir que la Palabra de Dios sea lo que salga de nuestra boca con fe, en vez de miedo!
 
En este momento, tus circunstancias pueden parecer imposibles, pero debes saber que tu Señor esta allí mismo junto a ti. Si tú te mantienes firme poniendo toda tu confianza y fe en Dios, la tormenta con vientos huracanados de problemas matrimoniales no destruirá tu matrimonio, ni tu familia, Nunca olvides las promesas de Dios:
 

“…No temas, que yo te he redimido; te he llamado por tu nombre; tú eres mío. Cuando cruces las aguas, yo estaré contigo; cuando cruces los ríos, no te cubrirán sus aguas; cuando camines por el fuego, no te quemarás ni te abrasarán las llamas. Yo soy el Señor, tu Dios, el Santo de Israel, tu salvador.” Isaías 43:1b-3a
 
Dios escucha tus oraciones. El ve tus lágrimas y te ayudará. Permítele ahora mismo que es sea tu fuerza y tu refugio.
 

Bendito sea el Señor, que ha oído mi voz suplicante. El Señor es mi fuerza y mi escudo; mi corazón en él confía; de él recibo ayuda. Mi corazón salta de alegría, y con cánticos le daré gracias. El Señor es la fortaleza de su pueblo, y un baluarte de salvación para su ungido. Salmo 28:6-8
 
Que nunca permitas que tus circunstancias de paralicen a tal punto que dejes de orar y de buscar al Señor por Sus respuestas, Su voluntad y Su camino para resolver cualquiera de tus problemas. Si esto te ha ocurrido, el enemigo te está atacando. No permitas que el enemigo te haga vivir con miedo, duda, incredulidad y desobediencia a la Palabra Santa de Dios. Como parte de tus devociones esta noche lee el Salmo 18.
 

¡Cuánto te amo, Señor, fuerza mía! El Señor es mi roca, mi amparo, mi libertador; es mi Dios, el peñasco en que me refugio. Es mi escudo, el poder que me salva, ¡mi más alto escondite! Invoco al Señor, que es digno de alabanza, y quedo a salvo de mis enemigos… En mi angustia invoqué al Señor; clamé a mi Dios, y él me escuchó desde su templo; ¡mi clamor llegó a sus oídos! … Extendiendo su mano desde lo alto, tomó la mía y me sacó del mar profundo. Me libró de mi enemigo poderoso, de aquellos que me odiaban y eran más fuertes que yo. En el día de mi desgracia me salieron al encuentro, pero mi apoyo fue el Señor. Salmo 118: 1-3, 6,16-18
 
Mi oración es que al pararte de la cama cada mañana tu no olvides nunca que tu ayuda viene del Señor.
 

Al que puede hacer muchísimo más que todo lo que podamos imaginarnos o pedir, por el poder que obra eficazmente en nosotros. Efesios 3:20

Dios te bendiga,

Charlyne Steinkamp
Regocijo Ministerio Matrimonial

Sitio Web del Ministerio  |  Librería  |  Radio 24/7
Donaciones  |  Página Capilla  |  Página Español

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

Posted in A Charlyne Le Importa

Recibe via e-mail el Devocionario Diario – A Charlyne Le Importa

Rejoice Marriag Ministries Home Page
 
Contribute
 
Hiding God's Word In Your Heart
 
Fight For Your Marriage Podcast
 
Forgive Them
 
Charlyne Cares for Kids
 
The Chapel
 
Restored Marriages
 
Conference Calls
 
Standing Firm
 
Testimonies

Share this: