newsletter_banner

Viernes, 20 de Noviembre del 2015

¿CÓMO CLASIFICARÍAS TUS PENSAMIENTOS?
 
Queridos hermanos, ésta es ya la segunda carta que les escribo. En las dos he procurado refrescarles la memoria para que, con una mente íntegra, recuerden las palabras que los santos profetas pronunciaron en el pasado, y el mandamiento que dio nuestro Señor y Salvador por medio de los apóstoles. 2 Pedro 3:1-2
 
¿Cómo clasificarías tus pensamientos a lo largo del día? ¿Son más positivos o más negativos? ¿Están tus pensamientos alineados con la Palabra de Dios y Sus promesas o son estos pensamientos de duda, miedo y desesperanza debido a tus circunstancias?
 

Ciertamente, la palabra de Dios es viva y poderosa, y más cortante que cualquier espada de dos filos. Penetra hasta lo más profundo del alma y del espíritu, hasta la médula de los huesos, y juzga los pensamientos y las intenciones del corazón. Ninguna cosa creada escapa a la vista de Dios. Todo está al descubierto, expuesto a los ojos de aquel a quien hemos de rendir cuentas. Hebreos 4:12-13
 
¿Has aprendido a darte cuenta de los trucos y artimañas de Satanás contra ti y tu familia? Satanás ataca la mente con frecuencia. Tú vives y reaccionas de acuerdo a lo que piensas, lo cual afecta tus emociones y tus sentimientos. Recuerda que eso fue exactamente lo que le paso a tu cónyuge. Satanás lo tentó en sus pensamientos y en su mente. Sus pensamientos no estaban centrados en Cristo y no eran los correctos para una persona casada. Jesucristo es la respuesta ya que Él puede tocar y cambiar los corazones, tanto el tuyo como el de tu cónyuge.
 

Jesús llamó a la multitud y dijo: “Escuchen y entiendan. Lo que contamina a una persona no es lo que entra en la boca sino lo que sale de ella.”… “¿No se dan cuenta de que todo lo que entra en la boca va al estómago y después se echa en la letrina? Pero lo que sale de la boca viene del corazón y contamina a la persona. 19 Porque del corazón salen los malos pensamientos, los homicidios, los adulterios, la inmoralidad sexual, los robos, los falsos testimonios y las calumnias.” Mateo 15:10-11, 17-19
 
Mi oración es que tú escojas caminar con fe, con perseverancia y tenacidad. Lucha por tu matrimonio y por tu cónyuge. Recuerda tus votos matrimoniales. Recuerda qe el matrimonio es un pacto y no un contrato que se puede romper cuando empiezan los problemas matrimoniales. El Señor quiere sanar y resucitar tu matrimonio herido o muerto.
 
Tu cónyuge puede que esté actuando irracionalmente o irresponsablemente, o esté lleno de rencor en este momento, pero mantente firme, orando, buscando al Señor por Su divina intervención y respuestas a todos tus problemas. Tu estas pasando por una prueba de fuego, enfrentándote con problemas matrimoniales que jamás pensaste que sucederían. No te des por vencida. No cedas a los trucos y artimañas del enemigo. Vale la pena luchar por tu cónyuge ahora, tendrá dividendos eternos.
 
¿Necesitas sabiduría? Pídele al Señor y Él guiara tus pasos. Preguntale al Señor que es lo que tienes que aprender a través de esta crisis en tu matrimonio.
 

Hermanos míos, considérense muy dichosos cuando tengan que enfrentarse con diversas pruebas, pues ya saben que la prueba de su fe produce constancia. Y la constancia debe llevar a feliz término la obra, para que sean perfectos e íntegros, sin que les falte nada. Si a alguno de ustedes le falta sabiduría, pídasela a Dios, y él se la dará, pues Dios da a todos generosamente sin menospreciar a nadie. Pero que pida con fe, sin dudar, porque quien duda es como las olas del mar, agitadas y llevadas de un lado a otro por el viento. Quien es así no piense que va a recibir cosa alguna del Señor; es indeciso e inconstante en todo lo que hace. Santiago 1:2-8
 
¿Te fijaste en los versos de la escritura anterior sobre la duda? Pero que pida con fe, sin dudar…Quien es así no piense que va a recibir cosa alguna del Señor; es indeciso e inconstante. ¿Eres tú indecisa e inconstante? Ser indecisa o inconstante dignifica que vacilas y dudas ante lo que debes hacer. Tú tienes que escoger a que equipo perteneces, ¿al de Satanás o al del Señor? Dios creo la institución del matrimonio y el enemigo, Satanás, quiere destruir todos los matrimonios. Nuestro Señor puede resucitar y restaurar tu matrimonio y Él reanimará y avivará un amor nuevo y más incondicional en tu matrimonio.
 
Oímos de standers cada semana quienes están indecisos, quienes están vacilantes en su lucha y oración por su matrimonio. ¿Por qué? Porque sus pensamiento se les han ESCAPADO. Ellos han permito que el enemigo les infiltre diferentes pensamientos en sus mentes y ellos no han sabido tomar esos pensamientos cautivos. Lo que ellos deberían pensar es, “¿De dónde me viene toda esta basura? ¡Satanás, alejate de mí, en el Nombre de Jesús! Mi cónyuge no es el enemigo, pero Satanás está atacando nuestro matrimonio.” Luego ellos deberían poder recitar en voz alta algunas escrituras, comenzar a alabar al Señor y recordar las promesas en la Palabra de Dios. Aquí te doy un ejemplo de una promesa que te ayudara cada día y te llenara de la paz de Dios.
 

No se inquieten por nada; más bien, en toda ocasión, con oración y ruego, presenten sus peticiones a Dios y denle gracias. Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, cuidará sus corazones y sus pensamientos en Cristo Jesús. Por último, hermanos, consideren bien todo lo verdadero, todo lo respetable, todo lo justo, todo lo puro, todo lo amable, todo lo digno de admiración, en fin, todo lo que sea excelente o merezca elogio. Pongan en práctica lo que de mí han aprendido, recibido y oído, y lo que han visto en mí, y el Dios de paz estará con ustedes. Filipenses 4:6-9
 
Mi oración es que tú dejes de preocuparte por tus circunstancias. Tú debes dejar de pensar sobre tus diferentes circunstancias a cada rato a lo largo del día. ¿Acaso puedes tu arreglar algo con preocuparte o pensando en ellas? Preguntale al Señor que es lo que debes hacer. Dios habla y puede responderte y ahorrarte mucho estrés y preocupación.
 
Querido stander, el Enemigo está atacando tu mente y tus pensamientos para atormentarte y hacer que te des por vencida en la lucha por la restauración de tu matrimonio. Pídele con frecuencia al Espíritu Santo que limpie tu mente de todas las impurezas y pensamientos equivocados. Ciega al Enemigo. El Enemigo es derrotado con la Palabra de Dios y alabando a tu Señor.
 
Te puedo asegurar que tu cónyuge también está siendo atormentado en sus pensamientos. Pero, ¡hay libertad en Jesucristo! Puede que tu o tu cónyuge tengan pensamientos negativos cruzando por sus mentes, pero eso no quiere decir que tengan que darle vueltas en su mente o pensar en esas cosas obsesivamente. Toma autoridad sobre ellos y toma cautivo cada uno de tus pensamientos. Luego, ¡recita la Palabra de Dios!
 

Las armas con que luchamos no son del mundo, sino que tienen el poder divino para derribar fortalezas. Destruimos argumentos y toda altivez que se levanta contra el conocimiento de Dios, y llevamos cautivo todo pensamiento para que se someta a Cristo. 2 Corintios 10:4-5

Dios te bendiga,

Charlyne Steinkamp
Regocijo Ministerio Matrimonial

Sitio Web del Ministerio  |  Librería  |  Radio 24/7
Donaciones  |  Página Capilla  |  Página Español

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

Posted in A Charlyne Le Importa

Recibe via e-mail el Devocionario Diario – A Charlyne Le Importa

Rejoice Marriag Ministries Home Page
 
Contribute
 
Hiding God's Word In Your Heart
 
Fight For Your Marriage Podcast
 
Forgive Them
 
Charlyne Cares for Kids
 
The Chapel
 
Restored Marriages
 
Conference Calls
 
Standing Firm
 
Testimonies

Share this: