newsletter_banner

Viernes, 27 de Noviembre del 2015

¿EN QUÉ ESTÁS SIENDO TENTADA?
 
Hijo mío, si los pecadores quieren engañarte, no vayas con ellos. Proverbios 1:10
 
¿Con qué tentaciones te estás enfrentando hoy? ¿Cuáles piensas que sean las tentaciones que tu cónyuge enfrenta hoy? ¿Qué tentaciones enfrentan tus hijos cada día? Cada uno de nosotros tenemos que enfrentarnos con tentaciones cada día.
 
¿Estás lista para decirle “No” al tentador, y a todas las tentaciones con las que te enfrentas? ¿Sabes quién es el enemigo, Satanás? ¿Sabías que él está queriendo robar, matar y destruirte a ti, a tu cónyuge e hijos de muchas diferentes maneras? Tú tienes que estar alerta porque el enemigo te tentará a ti y a tus hijos aun cuando tu cónyuge no esté. Tú tienes que aprender y enseñarle a tu familia a reconocer los trucos, artimañas y mentiras de satanás, para que ellos puedan estar alerta en lo puedan estar tentados o engañados hacer, tanto tú como tu familia.  
 

“Y no nos dejes caer en tentación, sino líbranos del maligno.” Mateo 6:13
 
¿Conoces cuáles son tus debilidades? Debes estar alerta porque por ahí te puede atacar el enemigo.
 

Practiquen el dominio propio y manténganse alerta. Su enemigo el diablo ronda como león rugiente, buscando a quién devorar. Resístanlo, manteniéndose firmes en la fe, sabiendo que sus hermanos en todo el mundo están soportando la misma clase de sufrimientos. 1 Pedro 5:8-9
 
Nosotros tenemos que orar para que todos los hombres, mujeres y niños en todo el país confieses sus pecados, pidiéndole al Señor que les ayuden a alejarse de las tentaciones de este mundo. Tenemos que orar por nuestros hermanos y hermanas en Cristo para que puedan andar por el buen camino, alejándose de las tentaciones de este mundo, lujuria de los ojos y de la carne. También tenemos que orar por aquellos que han caído en el pecado y orar para que el amor, la gracia y la misericordia de Dios los rescate a ellos y a sus familias.
 

No amen al mundo ni nada de lo que hay en él. Si alguien ama al mundo, no tiene el amor del Padre. Porque nada de lo que hay en el mundo —los malos deseos del cuerpo, la codicia de los ojos y la arrogancia de la vida— proviene del Padre sino del mundo. 17 El mundo se acaba con sus malos deseos, pero el que hace la voluntad de Dios permanece para siempre. 1 Juan 2:15-17
 
Las tentaciones son parte del plan de satanás que apela a nuestra naturaleza carnal en su intento de separarnos de Dios. La tentación es una invitación a vivir una vida egoísta y egotistica que nos lleva a rebelarnos contra nuestro Señor y Salvador. Satanás tentó a Eva con la mentira y el engaño para conseguir que ella desobedeciera a Dios. Desde entonces, Satanás ha estado tentando y destruyendo personas cada día.
 
Tú y yo tenemos que saber que las tentaciones son imperceptibles y pueden parecer inofensivas a primera vista. Primero que nada debemos estar conscientes que la tentación no es un pecado, pero se vuelve pecado cuando cedemos a ella. ¿Te has dado cuenta como tú y tu cónyuge están siendo tentados? Yo fui engañada después que Bob cayera en la trampa de Satanás y puse la demanda de divorcio cuando yo ni siquiera creía en el divorcio.
 
¿Cómo fue tentado tu cónyuge para caer en el pecado? ¿Cuáles son algunas de las tentaciones que tus seres queridos puedan estar enfrentando? ¿Mentiras, chismes, desobediencia a los padres, desaliento, miedo al futuro, lujuria, preocupaciones sobre las finanzas o descuido de la Palabra de Dios?
 
¿Con qué estás siendo tentada hoy? ¿Estás siendo tentada en darte por vencida y no creer en el poder de Dios o en Su plan de restaurar tu matrimonio?
 
¿Has sido tentada en no leer tu biblia u orar diariamente? ¿Has sido tentada en visitar sitos en el internet que no son buenos? ¿Hiciste cosas cuando eras joven que jamás pensaste hacer solo porque alguien o un grupo de amigos te rogaron o retaron como tomar, fumar o participar en una actividad sexual? ¿Cómo ha afectado eso tu vida?
 
Tú tienes que estar preparada y saber lo que vas hacer cuando te encuentras en ciertas situaciones o tentaciones, para que no te acorrales y no encuentres salida. Tú debes enseñarles a tus hijos con que tentaciones se enfrentarán en su adolescencia y cómo lidiar con ellas. Háblales y ponlos en alerta una y otra vez a medida que crecen.
 
Quiero recordarte de dos hombres que lidiaron con la tentación de forma completamente diferente. José fue tentado por la esposa de Potifar a cometer adulterio, pero él se rehusó a pesar de las consecuencias y escapo de esa casa. También recuerda a David. Tan pronto David vio a Betsabé, él se llenó de lujuria. David tenía que haberse bajado del techo y escapar de la tentación. En cambio, se entretuvo con la tentación, cayó en el pecado y los resultados fueron devastadores.
 

Ustedes no han sufrido ninguna tentación que no sea común al género humano. Pero Dios es fiel, y no permitirá que ustedes sean tentados más allá de lo que puedan aguantar. Más bien, cuando llegue la tentación, él les dará también una salida a fin de que puedan resistir. 1 Corintios 10:13
 
Tú y yo tenemos que establecer normas para nuestras vidas de acuerdo a la Palabra de Dios. Nosotros tenemos que saber que necesitamos del Espíritu Santo y usar la Palabra de Dios para combatir el pecado y la tentación. Tenemos que leer, estudiar y memorizar la Palabra de Dios para tener el poder de resistir a Satanás y sus secuaces. Tenemos que enseñarle a nuestros hijos y nietos sobre las tentaciones del mundo tales como mentir, robar y copiarse en la escuela. En la medida que crecen, tenemos que enseñarles sobre fumar, tomar, las drogas y sobre todo tipo de impureza sexual.
 

“Estén alerta y oren para que no caigan en tentación. El espíritu está dispuesto, pero el cuerpo es débil.” Mateo 26:41
 
Hay tantas tentaciones en este mundo hoy en día. Busca al Señor y pídele que te examine el corazón para ver si tú has caído en alguna tentación. Pidámosle a nuestro Señor que nos perdone por nuestros malos pensamientos y acciones todos los días.
 

Si confesamos nuestros pecados, Dios, que es fiel y justo, nos los perdonará y nos limpiará de toda maldad. 1 Juan 1:9
 
Lo que le sucedió a tu cónyuge o a ti en el pasado ya no importa ahora. Ora cada día para que el Señor le hable a tu cónyuge para librarlo de sus deseos pecaminosos de la carne y de las tentaciones de este mundo. Tu Señor Dios ira detrás de tu cónyuge. Él no se ha dado por vencido con tu cónyuge o tu matrimonio. Nunca dejes de creer en el poder de tu Dios increíble para ganar la guerra. ¡Hay una ruta de escape con la luz del Señor brillando para mostrarle tu cónyuge el camino de vuelta a casa!
 

Tú, en cambio, hombre de Dios, huye de todo eso, y esmérate en seguir la justicia, la piedad, la fe, el amor, la constancia y la humildad. Pelea la buena batalla de la fe; haz tuya la vida eterna, a la que fuiste llamado y por la cual hiciste aquella admirable declaración de fe delante de muchos testigos. 1 Timoteo 6:11-12

Dios te bendiga,

Charlyne Steinkamp
Regocijo Ministerio Matrimonial

Sitio Web del Ministerio  |  Librería  |  Radio 24/7
Donaciones  |  Página Capilla  |  Página Español

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

Posted in A Charlyne Le Importa

Recibe via e-mail el Devocionario Diario – A Charlyne Le Importa

Rejoice Marriag Ministries Home Page
 
Contribute
 
Hiding God's Word In Your Heart
 
Fight For Your Marriage Podcast
 
Forgive Them
 
Charlyne Cares for Kids
 
The Chapel
 
Restored Marriages
 
Conference Calls
 
Standing Firm
 
Testimonies

Share this: