newsletter_banner

Viernes, 11 de Diciembre del 2015
¡DECOREMOS PARA NAVIDAD!
 
Porque nos ha nacido un niño, se nos ha concedido un hijo; la soberanía reposará sobre sus hombros, y se le darán estos nombres: Consejero admirable, Dios fuerte, Padre eterno, Príncipe de paz. Isaías 9:6
 
¿Has sacado tus decoraciones de Navidad? ¡La Navidad ya está por llegar! ¿Has hecho planes para comenzar a decorar tu casa o apartamento? Mi hija, Lori, y su familia compraron su árbol de Navidad el viernes de la semana pasada y luego el sábado decoraron el árbol y toda la casa. Lori me mando una foto por texto del árbol y ¡estaba hermoso! Yo le mande un texto de regreso y le dije que ella había mantenido “la tradición Steinkamp” ya que Bob y yo decorábamos nuestra casa el fin de semana después del día de Acción de Gracias. ¡Qué recuerdos! Espero que tú comiences a sentirte emocionada de que la Navidad ya se acerca ¡para celebrar el nacimiento de nuestro Salvador y Señor!
 

Se extenderán su soberanía y su paz, y no tendrán fin. Gobernará sobre el trono de David y sobre su reino, para establecerlo y sostenerlo con justicia y rectitud desde ahora y para siempre. Esto lo llevará a cabo el celo del Señor Todopoderoso. Isaías 9:7
 
Mi calendario se está llenando con tantos eventos para celebrar el nacimiento de nuestro Señor Jesús. Muchas iglesias ya publicaron sus programas y eventos especiales, y ni hablar de los eventos de la escuela de mis nietos. Tal vez tu no tengas ocho nietos como yo, pero aun si vives solo, por favor busca una iglesia donde tengan planeado un musical de Navidad.
 
Comienza a orar y a pensar como tú puedes celebrar el Cumpleaños de Señor con tu propia familia. Invita a una amiga a una compañera de trabajo o a un ser querido, y comparte este poderoso mensaje con alguien que puede no conocer a Jesucristo como Salvador y Señor de su vida.
 
¿Has pensado cuando vas a comenzar a decorar tu casa para la Navidad? Nuestro hijo menor, Tom, le ha siempre gustado poner las luces de navidad tal como lo hacía con Bob hace muchos años. ¿Pondrás algunas luces de Navidad para mostrarles a otros que tú vas a celebrar el nacimiento del Rey de Reyes? Si puedes, decora también el exterior de tu casa para proclamar que tú quieres celebrar la verdadera razón de la navidad, el cumpleaños de Jesús.
 
¿Qué dijiste? ¿Que no quieres celebrar la Navidad? ¿Quieres omitir la Navidad este año? Sí, yo sé cómo te sientes, pero espero que en las próximas horas o días el Espíritu Santo toque y cambie tu corazón para querer “Celebrar la Navidad” ya que es el nacimiento de nuestro Señor Jesucristo. Pídele al Señor que te ayude a poner una decoración, tal vez un nacimiento. Tomalo un día a la vez. El Señor esta allí mismo junto a ti.
 
En diciembre, la navidad antes de nuestro divorcio en enero, Bob y yo firmamos todos los documentos necesarios para que yo me quedara con la casa y todas las facturas. Recuerdo muy bien la siguiente navidad que fue la primera después de nuestro divorcio. Sentía que no era capaz de pasar por las fiestas navideñas, ya que mi corazón estaba dolido y sentía que se me rompía por dentro, el enemigo estaba atacando mi mente con todo lo que había hacho mal el año anterior.
 
Me preguntaba como podía pasar por las fiestas de Navidad. Bob ya tenía a otra persona y estaban planeando lo que iban a hacer para celebrar las fiestas con cada los hijos de cada quien. Yo estaba molesta conmigo misma porque había sido yo la que se divorció de Bob. Estaba dolida por mis hijos y por sus sentimientos además de tener que lidiar con Bob y la otra persona.
 
¡Pero Dios! El Señor me empezó a hablar al corazón y logró tener me atención. Yo comencé a ayunar y a orar para que Bob llegara al arrepentimiento, sintiera tristeza divina, volviera a sus sentidos, y ¡quisiera venir a casa para la Navidad!
 

Sin embargo, ahora me alegro, no porque se hayan entristecido sino porque su tristeza los llevó al arrepentimiento. Ustedes se entristecieron tal como Dios lo quiere, de modo que nosotros de ninguna manera los hemos perjudicado. La tristeza que proviene de Dios produce el arrepentimiento que lleva a la salvación, de la cual no hay que arrepentirse, mientras que la tristeza del mundo produce la muerte. 2 Corintios 7:9-10
 
Yo sé que has estado batallando tus emociones por muchos días o noches. Yo comencé a orar y supe en mi corazón, por el bien de nuestros hijos, que tenía que remover de mi todo espíritu de pesadez, depresión y opresión. Le pedí al Señor que me diera la alegría del Señor para celebrar la Navidad, a pesar de mis circunstancias. Me di cuenta que la Navidad era más que regalos y escarchas, que era realmente la celebración del nacimiento de mi Señor Jesucristo. Yo tenía que participar y querer compartir este tiempo especial con mis hijos. ¿Qué recuerdos les iba a dejar a mis hijos esa Navidad? ¡Tenía que tomar una decisión! ¡Tú también debes tomar una decisión!
 
¿Qué te parece si compras una decoración nueva este año y tomas la oportunidad para que sea un día de salida para toda la familia? De hecho, podrías hornear unas galletas o un pan de bananas para que la casa huela bien mientras decoras tu casa y tu arbolito. Tu árbol no tiene que ser grande, pero recuerda, proclama a tu familia, amigos y vecinos que a pesar de tus presentes circunstancias, tú vas a celebrar el nacimiento del Señor.
 
Puede que tengas que pedir ayuda para poner las luces de navidad o has un poco cada día, pero regocijate en el nacimiento de nuestro Señor. Haz que tu hogar sea un instrumento de evangelización, proclamando la celebración y el verdadero significado de la Navidad.
 
¿Qué más puedes hacer para preparar tu corazón y tener tu casa lista para Navidad? Pon música navideña. Si, puede que llores y tengas recuerdos de ti y tu cónyuge, pero entonces comienza a preparar tu corazón y tu hogar, por si acaso tu cónyuge pase a visitar o ¡’Vuelva a casa esta Navidad!” Puede que seas una gran cocinera o tengas habilidades para las manualidades, así que ¡disfruta este mes preparando tu corazón, el corazón de tus hijos y tu hogar para celebrar con otros el nacimiento de nuestro Señor Jesucristo!
 
Hombres, ofrézcanse a ayudar a sus hijos y a su esposa a decorar el exterior de la casa. Si, oren antes de ofrecer la ayuda y obtengan permiso del Señor. Permíteme darte otra idea, pregunta en tu iglesia si un grupo de personas, no tu solo, pueden ayudar a decorar la casa de un padre o madre soltero/a o un par de casas de viudas. ¡Serás una gran bendición! No permitas que el enemigo robe nada más de tu familia este año. ¡Qué irradies el amor y la alegría del Señor al celebrar la Navidad este año!

Dios te bendiga,

Charlyne Steinkamp
Regocijo Ministerio Matrimonial

Sitio Web del Ministerio  |  Librería  |  Radio 24/7
Donaciones  |  Página Capilla  |  Página Español

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

Posted in A Charlyne Le Importa

Recibe via e-mail el Devocionario Diario – A Charlyne Le Importa

Rejoice Marriag Ministries Home Page
 
Contribute
 
Hiding God's Word In Your Heart
 
Fight For Your Marriage Podcast
 
Forgive Them
 
Charlyne Cares for Kids
 
The Chapel
 
Restored Marriages
 
Conference Calls
 
Standing Firm
 
Testimonies

Share this: