newsletter_banner

Viernes, 18 de Diciembre del 2015
¡Tú cónyuge no es una causa perdida!
 
Por lo tanto, aquellos que sufren conforme a la voluntad de Dios, practiquen el bien, poniéndose en las manos de su Creador, que es fiel. 1 Pedro 4:19
 
Según se acerca la Navidad en una semana, ¿Sientes que tú esposo o esposa nunca va a cambiar y que tu matrimonio ha muerto para siempre? ¿Cuantos familiares y amigos te dicen que  tú tienes que “seguir adelante con tu vida que tu cónyuge nunca va a regresar”? Durante estas fiestas navideñas escucharás muchos y diversos comentarios y sugerencias para ti, tu matrimonio y tu familia. Nosotros entendemos el dolor y el sufrimiento por el que estás pasando durante estos días difíciles sin tu amado esposo o esposa o hijos. Hemos oído de hombres y mujeres que nos han dicho que estas desesperanzados, desesperados, no pueden orar, sin embargo si nos pueden contar todo lo que su cónyuge está haciendo. A menudo nos dicen que su cónyuge no va a cambiar nunca. Que su cónyuge no es cristiano, entonces ¿por qué deberían quedarse esperando? ¿Que han olvidado? Han olvidado el poder de nuestro poderoso Dios quien envió a su único Hijo quien vino a la tierra para salvar a los que están perdidos en un mundo corrupto y pecaminoso.
 
¿Estás viendo y juzgando todo según tus circunstancias? Si el enemigo puede desanimarte por tus circunstancias, entonces él sabe cómo derrotarte. Recibimos correo electrónico de Standers a diario y algunos nos dicen que habrá una boda, o que hay noticias de que hay un bebe en camino. ¿Puedes relacionarte con el dolor y el sufrimiento por el que están pasando en este momento estos queridos luchadores? Yo no sé cómo decir una verdad bíblica de manera diferente pero ¡“Nunca te des por vencido con un Dios que ha creado los Cielos y la tierra”!
 

“Para los hombres es imposible, pero no para Dios, porque para él todo es posible”.  Marcos 10:27

Mi oración para ti es que tú nunca te des por vencido con tu amado cónyuge a pesar de sus circunstancias hoy día. ¡Dios puede sanar tu matrimonio si no te das por vencido! Lo que olvidamos a menudo es que cada testimonio que escuchamos usualmente viene después que alguien ha pasado por penas, sufrimiento o circunstancias. Dios entonces producirá un testimonio donde Él recibirá toda la alabanza y la gloria mientras ese hombre o mujer de fe ha desarrollado perseverancia, carácter y esperanza para el futuro a pesar de las pruebas y tribulaciones en su matrimonio. Ese querido cristiano entonces sabe que ¡Dios puede hace cualquier cosa!
 

Yo considero que los sufrimientos del tiempo presente no pueden compararse con la gloria futura que se revelará en nosotros. Romanos 8:18
 
…Por él nos gloriamos en la esperanza de la gloria de Dios. Más aún, nos gloriamos hasta de las mismas tribulaciones, porque sabemos que la tribulación produce la constancia; la constancia, la virtud probada; la virtud probada, la esperanza. Y la esperanza no quedará defraudada, porque el amor de Dios ha sido derramado en nuestros corazones por el Espíritu Santo, que nos ha sido dado. En efecto, cuando todavía éramos débiles, Cristo, en el tiempo señalado, murió por los pecadores. Romanos 5:2-6
 
¿Estás escuchando a Dios para oír Sus verdades o solo te diriges a Él cuándo estas sufriendo, pidiéndole ayuda? ¿Estás pidiéndole al Señor que te diga cuáles son Sus instrucciones para tu matrimonio? ¿Estás dispuesto a obedecerlo? ¿Estás dispuesto a dejar que tu Señor te cambie para convertirte en el esposo o esposa que tienes que ser para tu Dios y tu pareja? ¿Estás dispuesto a rezar, mantenerte firme y esperar por tu cónyuge “hasta que la muerte nos separe” a pesar de tus circunstancias? Escuché a un esposo, quien era el pródigo, llamar en un programa de radio a dar un testimonio y decía que había sido un mal esposo y un mal padre y por eso había abandono a su familia. Eso fue cuando había estado casado por solo cinco años, y ahora ha estado casado por 22 años. Él elogiaba a su esposa y dijo que ella debería compartir su testimonio. Las palabras finales de su historia fueron: ¡Nunca te des por vencido por tu matrimonio! ¡El poder resucitador de Dios puede hacer cualquier cosa!
 

Cuando ellos claman, el Señor los escucha y los libra de todas sus angustias.  El Señor está cerca del que sufre y salva a los que están abatidos. Salmos 34:18-19
 
Queremos que te mantengas bien firme antes de la Navidad. ¿Aún estas sufriendo? Clama al Señor y pídele que sane tu corazón roto mientras nos preparamos para celebrar la Navidad. Servimos a un Dios de milagros. Pídele al Espíritu Santo que toque y sane tu corazón herido, tu cuerpo, alma y espíritu. Luego permítele al Espíritu Santo remover toda tu pesadumbre, desesperación, depresión y opresión. Tu Señor puede remover todo tu dolor, falta de perdón, amargura e inclusive tu enojo. Deja que Él te dé una corona de belleza, el aceite de felicidad y la vestimenta de alabanza. Deja que el Señor ponga su manto de justicia sobre ti como cubrirías a tu hijo en la cama. Permítele a tu Señor que te cubra con Su increíble misericordia para sanarte desde la punta de tu cabeza hasta la punta de tus pies. El murió por ti y  te ama a ti y a toda tu familia.
 

Él sana a los que están afligidos y les venda las heridas. Salmos 147:3
 
Él fortalece al que está fatigado y acrecienta la fuerza del que no tiene vigor. Isaías 40:29

 
¿Valió la pena todo el dolor y sufrimiento que pasé en mi matrimonio? ¡Un millón de veces y otra vez, sí! Bob escribió su primer libro,
Los Pródigos Vuelven A Casa, porque vio a alguien que estaba sufriendo, en una sala de emergencia, pasando por un divorcio. Bob supo en ese momento, dos años después de nuestro nuevo matrimonio, que Dios Nuestro Señor tenía la respuesta para todos los problemas matrimoniales o el divorcio. Bob sabía que su Señor puede sanar los corazones heridos y sanar a matrimonios imposibles.
 
Hoy más que nuca creemos que Dios cree  en “causas perdidas” sin tener en cuenta los pecados de adulterio, alcoholismo, abuso, drogas, pornografía o ludopatía. El Señor es más grande que cualquier adicción o pecado. El Señor vino a buscar y salvar a los impíos y los perdidos. ¿Escogerás seguir a tu Señor Jesucristo viviendo tu vida imitando a Cristo y criando a tus hijos en un hogar cristiano? ¿Empezarás a planificar la celebración de la Navidad este año? ¡El Señor va a sanar tu corazón roto y herido, así como Él sanará, restaurará y reconstruirá tu matrimonio!

Dios te bendiga,

Charlyne Steinkamp
Regocijo Ministerio Matrimonial

Sitio Web del Ministerio  |  Librería  |  Radio 24/7
Donaciones  |  Página Capilla  |  Página Español

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

Posted in A Charlyne Le Importa

Recibe via e-mail el Devocionario Diario – A Charlyne Le Importa

Rejoice Marriag Ministries Home Page
 
Contribute
 
Hiding God's Word In Your Heart
 
Fight For Your Marriage Podcast
 
Forgive Them
 
Charlyne Cares for Kids
 
The Chapel
 
Restored Marriages
 
Conference Calls
 
Standing Firm
 
Testimonies

Share this: