newsletter_banner

Lunes, 7 de Enero del 2016
Cada semana nosotros compartimos devocionales de invitados escritos por compañeros standers. Las visiones expresadas debajo son propias del escritor y pueden no reflejar las visiones de Regocijo Ministerio Matrimonial, Inc.  o de los Steinkamps.

NOSOTROS RESOLVEMOS…
 
“Pero olvida todo eso, no es nada comparado con lo que voy a hacer. Pues estoy a punto de hacer algo nuevo. Mira ya he comenzado ¿No lo ves? Haré un camino a través  del desierto; crearé ríos en la tierra árida y baldía. Isaías 43:19
 
Bien, aquí estamos nosotros. En el comienzo de un nuevo año. Yo no sé tú,  pero yo estoy muy lista para  que el Señor haga una cosa nueva. Yo me siento tan emocionada de ver qué cosas nuevas  El va  hacer en mi vida – las nuevas promesas, las nuevas bendiciones, las nuevas palabras rema, las nuevas tareas. Oh Señor, nosotros estamos todos tan listos para recibir nuevas bendiciones. Nosotros vamos a mirar hacia arriba y a pararnos, e ir a Tu trono y a darte a Ti las gracias por este año de nueva gracia y nuevas posibilidades.
 
El nuevo año es el tiempo típico para hacer resoluciones; resoluciones que, sin importar nuestras buenas intenciones, no son siempre mantenidas. ¿Puedo yo proponer algunas resoluciones para nosotros  este año? ¿Unas resoluciones  que nosotros sabemos que vamos a mantener?
 
Nosotros resolvemos…
 
1. Nosotros resolvemos que nunca vamos a rendirnos orando y parados por los que nosotros amamos. No importa qué circunstancias hayan ocurrido; no importa lo que digan los records; no importa lo que piensen otras personas. ¡El Señor nos ha llamado a esta tarea especial y no nos vamos a rendir! Recuerden a Daniel y la boca del foso del león.
 

Trajeron una piedra y la colocaron sobre la boca del foso. El rey selló la piedra con su sello real y los sellos de sus nobles para que nadie pudiera rescatar a Daniel.  Daniel 6:17
 
No importaba que allí había una piedra colocada sobre la boca del foso. No importaba que esta fue sellada con el anillo del rey. El Señor sacó a Daniel del foso del león, sin un raspón en el cuerpo de él. No importan las circunstancias que hayan venido en nuestra contra – palabras hirientes dichas por aquellos a quienes amamos, años sin comunicación, un divorcio a los ojos de la ley, un matrimonio de no convenio – el Señor puede y va a mover esa piedra, si nosotros continuamos orando y creyendo.
 
2. Nosotros resolvemos que vamos a “cerrar los labios” y a cubrir la desnudez de nuestros amados, a pesar de nuestro gran deseo humano de ser tan buenos como somos. Debemos recordar que las personas por las que oramos son ovejas perdidas en necesidad de la dirección del Señor. Nosotros resolvemos mostrar el mismo amor incondicional a ellos que Dios nos ha mostrado a nosotros. Nosotros prometemos hablar sólo palabras que van a edificar y no a destruir.
 

No empleen un lenguaje grosero ni ofensivo. Que todo lo que digan sea bueno y útil a fin de que sus palabras resulten de estímulo para quienes las oigan.  Efesios 4:29
 
3. Nosotros resolvemos esperar en el Señor por Su tiempo perfecto. Nosotros no vamos a correr adelante o a quedarnos atrás. Nosotros sabemos que el Señor trabaja todas las cosas juntas para nuestro bien y para Su gloria. Nosotros sabemos que El no va a estar un minuto temprano ni un minuto tarde. El está siempre a tiempo.
 

Cuando María llegó y vio a Jesús, cayó a sus pies y dijo, “Señor si tan sólo hubieras estado aquí mi hermano no habría muerto.”  Juan 11:32
 
María le recordó a Jesús que El estaba tarde – muy tarde. Pero Jesús tenía otros planes. ¡En vez de bendecir a María con la sanación de su hermano, El la bendijo con una resurrección! ¡No me digas a mí que los planes de Dios no son mucho mejores que los nuestros! Esperar es algo que nosotros debemos atravesar para que el Señor pueda traer Su mejor bendición.
 
4. Nosotros resolvemos pasar tiempo diariamente con el Señor. Nosotros prometemos que vamos a pasar tiempo con nuestras Biblias leyendo Su Palabra y pasando tiempo en nuestras rodillas, ofreciéndole nuestras alabanzas. Nosotros resolvemos que vamos a abrir Su Palabra cuando las preguntas nos asaltan, cuando se nos escapa la comodidad y cuando nos abruma la alegría. Nosotros prometemos escuchar Y obedecer.
 
5. Nosotros resolvemos perseverar en la lucha por las almas de nuestros amados. Vamos a continuar llevando nuestras peticiones al Trono del Unico que puede y va a responderlas. Como dicen las Afirmaciones del Stander, nosotros no nos vamos a rendir, no vamos a ceder, a dar o a entregar hasta que nuestros matrimonios sean sanados.
 

Honramos en gran manera a quienes resistan con firmeza en tiempo de dolor. Por ejemplo, han oído hablar de Job, un hombre de gran perseverancia. Pueden ver cómo al final el Señor fue bueno con él, porque el Señor está lleno de ternura y misericordia.  Santiago 5:11
 
6. Nosotros resolvemos ser agradecidos por las pequeñas victorias. Nuestros ojos están a menudo nublados con el deseo de una respuesta a “una gran oración,” así que algunas veces perdemos las respuestas a las pequeñas oraciones. Nosotros prometemos observar los milagros tranquilos que El hace en nuestras vidas cada día.
 
7. Nosotros resolvemos que no le vamos a permitir a Satanás robarnos nuestro gozo. El Señor nos ha bendecido con tantas cosas maravillosas para disfrutar en nuestras vidas. Nosotros prometemos que no vamos a permitir que las circunstancias o palabras decidan nuestro gozo.
 

Aunque las higueras no florezcan y no hayan uvas en las vides, aunque se pierda la cosecha de oliva y los campos se queden vacíos y no den fruto, aunque los rebaños mueran en los campos y los establos estén vacíos, aún así me alegraré en el Señor. Me gozaré en el Dios de mi salvación.  Habacuc 3:17-18
 
8. Nosotros resolvemos que vamos a ESPERAR nuestras bendiciones. ¿Cuántos de nosotros oramos pero no esperamos? ¿Cuántos de nosotros pensamos que no merecemos ser bendecidos? ¡Nosotros somos los hijos del Rey! ¡Coherederos con Jesucristo! El QUIERE bendecirnos. Si podemos continuar sembrando la buena semilla en la vida de aquellos por los que oramos, VAMOS a tener una cosecha. ¿Planta el agricultor una semilla y no espera una cosecha? ¡No! Tampoco nosotros.
 

Así que no nos cansemos de hacer el bien, a su debido tiempo cosecharemos numerosas bendiciones si no nos damos por vencidos.  Gálatas 6:9
 
Así que, ¿estás listo? ¿Estás listo para entrar en tus bendiciones este año? Yo sé que yo lo estoy. Yo estoy lista para que el Señor haga una cosa nueva en mi vida, en tu vida, y  en la vida de los standers y pródigos alrededor de todo el mundo. ¡Yo pienso que estoy escuchando un ruido de alegría! 
 

Venid, cantemos al Señor, hagamos ruido de júbilo a la roca de nuestra salvación. Lleguemos ante su presencia con acción de gracias, y ruido de júbilo a él con salmos. Porque el Señor es un Dios grande, y Rey grande sobre todos los dioses. Salmo  85:1-3 (NKJV)
Dios te bendiga,

Kim, una stander en Nebraska
Regocijo Ministerio Matrimonial
Sitio Web del Ministerio  |  Librería  |  Radio 24/7
Donaciones  |  Página Capilla  |  Página Español

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

Posted in A Charlyne Le Importa

Recibe via e-mail el Devocionario Diario – A Charlyne Le Importa

Rejoice Marriag Ministries Home Page
 
Contribute
 
Hiding God's Word In Your Heart
 
Fight For Your Marriage Podcast
 
Forgive Them
 
Charlyne Cares for Kids
 
The Chapel
 
Restored Marriages
 
Conference Calls
 
Standing Firm
 
Testimonies

Share this: