newsletter_banner

Martes, 26 de Enero del 2016
El mensaje de hoy es de Bob, que era un pródigo que regresó a casa y se volvió a casar a mí por otros 23 años antes de que el Señor se lo llevó al cielo. Bob escribió 19 libros desde la perspectiva del pródigo durante más de dos décadas después de nuestro divorcio y segundas nupcias. – Charlyne

CONTEMPLAR ALGO DIGNO
 
Esto es un gran misterio, pero ilustra la manera en que Cristo y la iglesia son uno. Por eso les repito, cada hombre debe amar a su esposa como se ama así mismo y la esposa debe respetar a su marido.  Efesios 5:32:33
 
Muchas de las cartas que recibe Regocijo Ministerio Matrimonial tienen una pregunta de fondo; “¿Qué fue lo que trajo a Bob de regreso a casa?” Hemos intentado responder mediante la enseñanza sobre el amor incondicional, o el amor que sobrepasa faltas y acciones. Hemos enseñado acerca del perdón y acerca de cómo manejar el rechazo, el miedo, la decepción y otras heridas. Charlyne y yo hemos compartido con los standers desde lo más profundo de nuestros corazones, sin embargo, nunca han oído a mi esposa expresar precisamente lo que ella sintió que fue lo que causó que mi corazón pecador se suavizara.
 
Temprano una mañana de un Lunes, mientras yo veía un sermón en la televisión, el Espíritu Santo habló una palabra a mi corazón que yo supe de inmediato lo que mi esposa había hecho por mi cuando estábamos divorciados y cuando ella estuvo de pie con Dios y orando para un matrimonio restaurado por Dios.
 
Esa palabra era admiración. Para poderte explicar mejor lo que significa la palabra admiración para ti, yo fui al diccionario, y describir que admiración significa, “Una  contemplación encantada de algo digno o hermoso; estima, respeto.”  ¡Eso era lo que mi esposa sentía por mi!
 
Una vez Dios le habló a ella, Charlyne nunca dejó de “admirarme,” al ella contemplar algo digno, llamado un matrimonio tocado y sanado por Jesucristo.
 
Hay una admiración dada por Dios para nuestros cónyuges construidas en cada uno de nosotros. Yo no puedo escribir un artículo, sin que un ciento de standers puedan escribir un email de vuelta para decir lo agradecidos que están y para expresar cuánto esa pieza los tocó, pero incluso esa tremenda respuesta no se acerca a las palabras de alabanza de mi esposa y a su sonrisa cuando ella lee primero mi trabajo, errores tipográficos, y todo. Los standers pueden apreciar mis esfuerzo, pero mi esposa me admira por lo que yo he hecho.
 
Charlyne sentía admiración por mi, incluso cuando yo estaba viviendo una vida pecaminosa, no por lo que yo era, sino debido a su “contemplación encantada de algo digno,” es decir, nuestro matrimonio restaurado.
 
Es posible que hayas estado parado desde ayer, o por una docena de años, pero aquí viene la pregunta difícil; “¿Admiras tú a tu cónyuge en este momento?” “¿Puedes contemplar algo digno en él?” ¿Tienes “estima” y “respeto” por tu amado, sin añadir: “Si, si sólo el…”
 
Mientras nosotros dormimos anoche, personas del otro lado del mundo quienes estaban experimentando su mal día nos estaban enviando un email. Durante ese día, el email llegaría como una ola, comenzando temprano en la costa este, y continuando tarde con amigos en la costa oeste en América. Durante el periodo, cada 24-horas, este Ministerio va a recibir más emails y cartas que no pudiéramos responder personalmente. Nuestro equipo nos va a ayudar a leer todos los mensajes y  hacer notas en miembros records.
 
La mayoría de estos van a incluir pocos detalles acerca de la situación de su matrimonio. La mayoría van a explicar cómo su pródigo cónyuge ha perjudicado  a la persona que escribe. Unos pocos van a explicar la solidez de su posición para un matrimonio sanado por Dios.
 
Sólo un puñado expresará “Una contemplación encantada de algo digno y hermoso; la estima, el respeto,” en o por su pródigo. En efecto, la mayor parte de las decenas de personas que se sienten movidas a contarnos su historia van a estar mirando las cosas como el mundo lo hace. Sólo una cantidad limitada van a estar viendo el potencial de lo que Dios quiere hacer en la vida de su cónyuge. Como resultado, sus acciones y sus reacciones hacia su pródigo cónyuge van a ser como Jesús. ¿En cual casa tu supones que el milagro de la restauración del matrimonio  hecho por Dios va a venir primero?
 
La manera del mundo de lidiar con los problemas matrimoniales, comienzan con asuntos de  violencia doméstica y restricción u ordenes de protección, a través del adulterio y directo a la corte de divorcio, no es diseñada para tener a un cónyuge herido ‘contemplando algo digno’ acerca de su cónyuge. La manera del mundo es enojarse, incluso pensar, como superarlo y seguir con su vida cuando se desata una crisis matrimonial.
 
Si tuvieras que describir  tu situación a un extraño hoy, sería difícil encontrar a alguien que después de escuchar lo que tu cónyuge ha hecho, sugiera que tu admires o contemples algo precioso,” sobre el delincuente. Sin embargo, esto es lo que Jesús nos dice que hagamos.
 

Y ahora, amados hermanos, una cosa más para terminar. Concéntrense en todo lo que es verdadero, todo lo honorable, todo lo justo, todo lo puro, todo lo bello y todo lo admirable. Piensen en cosas excelentes y dignas de alabanza. No dejen de poner en práctica todo lo que aprendieron y recibieron de mi, todo lo que oyeron de mis labios y vieron que hice. Entonces el Dios de paz estará con ustedes.  Filipenses 4:8-9
 
A lo largo de la Biblia, al pueblo de Dios se les enseña a luchar por el carácter de Cristo, y a buscar esas mismas cualidades en las personas que amamos.
 

De la misma manera, sus esposas deben ser dignas de respeto y no calumniar a nadie. Deben tener control propio y ser fieles en todo lo que hagan.  1 Timoteo 3:11
 
Enseña a los hombres a ejercitar el control propio, a ser dignos de respeto y a vivir sabiamente. Deben tener una fe sólida y estar llenos de amor y paciencia.  Tito 2:1-2

 
¿Qué fue lo que me trajo a casa? La admiración de mi esposa, libremente dada en un tiempo donde yo no merecía ser admirado. Charlyne fue capaz de mirar por encima de mi pecado, y con ojos como los de Jesús, de “contemplar algo precioso” en mí.
 
Mi oración por ustedes es que hoy, y mañana, y todos los días después, también sean capaces de admirar, o de “contemplar algo precioso” en sus cónyuges pródigos. Pensar así se transfiere en acciones y oraciones que pueden cambiar un corazón endurecido. Yo lo sé, porque me pasó a mí.
Porque El vive,

Bob Steinkamp
Regocijo Ministerio Matrimonial
Sitio Web del Ministerio  |  Librería  |  Radio 24/7
Donaciones  |  Página Capilla  |  Página Español

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

Posted in A Charlyne Le Importa

Recibe via e-mail el Devocionario Diario – A Charlyne Le Importa

Rejoice Marriag Ministries Home Page
 
Contribute
 
Hiding God's Word In Your Heart
 
Fight For Your Marriage Podcast
 
Forgive Them
 
Charlyne Cares for Kids
 
The Chapel
 
Restored Marriages
 
Conference Calls
 
Standing Firm
 
Testimonies

Share this: