newsletter_banner

Viernes, 12 de Febrero del 2016

EL PRECIO DEL ENGAÑO
 
¿Tienes un hijo favorito? ¿Le das regalos especiales o muestras favoritismo hacia uno de tus hijos más que a los otros? Permíteme compartir una historia de una familia donde la madre, quien tenía un hijo favorito, fue tentada a mentir y engañar a su esposo lo cual arruino la vida de muchos por años.
 
En la Biblia leemos la historia de Isaac y Rebeca quienes se habían casado, pero ella era estéril. Esto fue como la propia madre de Isaac, Sarah, quien tampoco podía tener hijos. Pero Isaac recordó la promesa que Dios le hizo a su padre Abrahán, que el tendría un hijo, de su propio cuerpo. De hecho, Dios llevo a Abrahán afuera y le dijo:
“Luego el Señor lo llevó afuera y le dijo: “Mira hacia el cielo y cuenta las estrellas, a ver si puedes. ¡Así de numerosa será tu descendencia!” Génesis 15:5
 
Así que Isaac hizo lo que su propio padre y madre habían hecho, el oró a Dios para que Rebeca pudiera tener un hijo.
 

Isaac oró al Señor en favor de su esposa, porque era estéril. El Señor oyó su oración, y ella quedó embarazada. Cuando le llegó el momento de dar a luz, resultó que en su seno había mellizos. El primero en nacer era pelirrojo, y tenía todo el cuerpo cubierto de vello. A éste lo llamaron Esaú. Luego nació su hermano, agarrado con una mano del talón de Esaú. A éste lo llamaron Jacob. Cuando nacieron los mellizos, Isaac tenía sesenta años. Génesis 25:21, 24-26
 
Muchos años después en Génesis Capitulo 27, Isaac ya un hombre muy viejo y habiendo ya perdido la vista, llamó a su hijo Esaú y le dijo que le prepara una cena especial. Isaac le iba a dar a su hijo primogénito la bendición a la que tenía derecho por ser el primogénito. Pero Rebeca escuchó a Isaac hablar con Esaú. Rebeca entonces habló con Jacobo, su hijo predilecto, y lo convenció de engañar a su padre para que fuera él, y no Esaú, quien recibiera la bendición del primogénito.
 

No bien había terminado Isaac de bendecir a Jacob, y éste de salir de la presencia de su padre, cuando Esaú volvió de cazar. También él preparó un guiso, se lo llevó a su padre y le dijo: “Levántate, padre mío, y come de lo que ha cazado tu hijo. Luego podrás darme tu bendición. Pero Isaac lo interrumpió: “¿Quién eres tú?” “Soy Esaú, tu hijo primogénito” respondió. Isaac comenzó a temblar y, muy sobresaltado, dijo: “¿Quién fue el que ya me trajo lo que había cazado? Poco antes de que llegaras, yo me lo comí todo. Le di mi bendición, y bendecido quedará.” Al escuchar Esaú las palabras de su padre, lanzó un grito aterrador y, lleno de amargura, le dijo: “¡Padre mío, te ruego que también a mí me bendigas!” Pero Isaac le respondió: “Tu hermano vino y me engañó, y se llevó la bendición que a ti te correspondía”. Génesis 27:30-35
 
¡Tremendo engaño el que leemos en la escritura arriba! O, que tú y yo aprendamos de las lecciones de Dios en Su Palabra. Rebeca no quiso esperar por la promesa de Dios. Ella decidió tomar las riendas de las cosas. Los planes y artimañas de Rebeca trajeron mucho dolor tanto a ella como a toda su familia. Rebeca se había olvidado lo que Dios le había dicho sobre los dos bebes que llevaba en su seno, que Jacobo heredaría el derecho de primogénito de su padre y seria bendecido. Ella, tal como lo hizo Sarah, manipularon el plan y el propósito de Dios con engaños. Rebeca sufrió una gran consecuencia por su desobediencia y por su engaño ya que Jacobo, su hijo predilecto, tuvo que escapar porque Esaú había jurado matarlo y ella nunca más volvió a ver a su hijo.
 
¿Qué tan frecuentemente te cansas de esperar por Dios en que actúe y conteste tus oraciones sobre tu problemas matrimoniales y familiares y tu no quieres ya esperar más? Entonces haces algo que en ese momento te parece lógico, sin darte cuenta de las consecuencias que puede acarear tanto para ti en ese momento o en el futuro para tu familia porque no esperaste por las instrucciones del Señor. Espero que esta historia de esta familia te enseñe que debes esperar en el tiempo del Señor en todo. Tú debes buscar la voluntad y el camino de Dios sobre una crisis financiera o hijos rebeldes y para que tu matrimonio sea resucitado y restaurado.
 
El arma principal que Satanás usa en contra de los cristianos es el “engaño”. El engaño y las mentiras comenzaron con Eva y siguieron a lo largo de la Biblia hasta que vemos a Judas Iscariote engañar y traicionar a su Señor Jesucristo Satanás es el que engaña y padre de todas las mentiras. ¡Satanás está buscando engañar al mundo! Tu cónyuge también ha sido engañado por el malvado abandonándote a ti y a tus hijos, diciéndole que está bien abandonar, rechazar y no trabajar en la reconstrucción de su matrimonio. Los deseos y querencias de tu cónyuge son más importantes para él que seguir la Santa Palabra de Dios, que vivir una vida cristiana, que los votos que hizo el día de su boda o más que tener valores morales y carácter.
 
Ten cuidado de no caer en la trampa de ser engañada por un truco o artimaña o engaño que están siempre rondando a tu alrededor queriendo devorarte. En cambio, ora para que todos los pródigos quienes han sido cegados y engañados tengan un avance espiritual como el hijo prodigo y “vuelvan a sus sentidos” o como Saulo en la experiencia del Camino a Damasco.
 
Oremos este fin de semana para que tu esposo o esposa y todos los cónyuges tengan hambre y sed de conocer la verdad y la verdad de la Santa Palabra de Dios librará a tu amado cónyuge y a todos los cónyuges pródigos de las garras del enemigo quien los ha cegado y engañado con mentiras. ¡Nada es imposible para Dios!
Dios te bendiga,

Charlyne Steinkamp
Regocijo Ministerio Matrimonial
Sitio Web del Ministerio  |  Librería  |  Radio 24/7
Donaciones  |  Página Capilla  |  Página Español

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

Posted in A Charlyne Le Importa

Recibe via e-mail el Devocionario Diario – A Charlyne Le Importa

Rejoice Marriag Ministries Home Page
 
Contribute
 
Hiding God's Word In Your Heart
 
Fight For Your Marriage Podcast
 
Forgive Them
 
Charlyne Cares for Kids
 
The Chapel
 
Restored Marriages
 
Conference Calls
 
Standing Firm
 
Testimonies

Share this: