newsletter_banner

Martes, 16 de Febrero del 2016
El mensaje de hoy es de Bob, que era un pródigo que regresó a casa y se volvió a casar a mí por otros 23 años antes de que el Señor se lo llevó al cielo. Bob escribió 19 libros desde la perspectiva del pródigo durante más de dos décadas después de nuestro divorcio y segundas nupcias. – Charlyne

UNA TAZA DE FLORES
 
El día de San Valentín, en 1987, estábamos divorciados y yo vivía a cientos de millas lejos de mi familia. En mi opinión, no había esperanza para nuestra reconciliación.  Un artículo que había  escrito sobre recuperación para divorcios había salido publicado a nivel nacional, en esa denominada revista para solteros. Yo estaba haciendo más dinero que nunca. Había una novia seriamente en la película. Tenía lo que quería pero me sentía miserable.
 
El día de San Valentín yo había preparado una cena para la otra mujer. La mesa estaba puesta usando mi mejor mantel y mi apartamento decorado en el “estilo americano para divorciados,” estaba impecable. Esta iba a ser una noche romántica de San Valentín.
 
Cinco minutos más tarde, antes de que llegara mi invitada, tocaron o la puerta. Parada allí no era la otra mujer, pero un empleado de una floristería agarrando una pequeño arreglo de flores. Desde que estaba firmando la factura del envío, yo sabía que debían ser de Charlyne y no de la otra mujer. La tarjeta estaba firmada, “Feliz Día de San Valentín,” de Charlyne, Tim, Tom y Lori. “Te vamos a amar mucho siempre.” Yo sabía que ella no tenía dinero para las flores. Apenas ella podía mantener la electricidad encendida. Yo simplemente no podía tirar su regalo a la basura, ya sabía lo que pasaría si la otra persona se enteraba que mi “ex – esposa,” de  quién ya me había ella dado la orden de “superarla,” me estaba mandando flores. Mis planes para la cena de San Valentín había sido arruinado por los que algunos llaman ex – esposa, parada luchando por su matrimonio, combinada con el perfecto tiempo de Dios siempre. Removí la tarjeta de las flores, la escondí, y coloqué  la taza de flores en la habitación de visitas.
 
Minutos más tarde, mi invitada llegó y se dirigió directamente a la taza de flores. Ella sabía quien la había enviado sin siquiera preguntar. Sin dar muchos detalles, puedo decirte que la noche de San Valentín fue un desastre.
 
Aquellas flores no se morían. Nunca les eché agua, pero sobrevivieron a una segunda visita de la otra persona. Esa visita, también, fue un desastre. Cuando finalmente boté las flores, descubrí que dentro de la taza tenía un impreso, “¡Todo lo que necesitamos es amor!”  Ese recordatorio de una fiel esposa iba a durar mucho más allá que la vida de las flores frescas. Charlyne no tenía idea de que esas palabras estaban allí.
 
En lo que te estoy escribiendo estas palabras a ti,  hay una taza blanca de café a la derecha de mi teclado, cubierta de osos y corazones rojos. Dentro de la taza, esas mismas palabras continúan saltando sobre mi. “¡Todo lo que necesitamos es amor!”  Si algún día nos conocemos, necesito mostrarte mi taza de amor. Esto es un recordatorio diario del amor incondicional de Charlyne para mí.
 
Cinco meses más tarde, nos volvimos a casar. Tomó dos meses más para que yo pudiera mudarme a casa de nuevo, debido a mi empleo; ¡pero en el día de mi mudanza, esa taza vino a casa!
 
“¿Debería yo enviarle a mi cónyuge pródigo algo para el Día de San Valentín?”  Por favor no le envíes flores simplemente porque Charlyne lo hizo. Tu debes seguir el ejemplo de Charlyne en un solo camino, pidiéndole al Espíritu Santo que te guíe en qué deberías o qué no deberías hacer. Cuando tu sigues la dirección de Dios, y no las instrucciones del hombre, nunca cometerás errores.
 
Te deseo un Feliz Día de San Valentín en nombre de tu pródigo cónyuge. La persona por la cual tu estás parado y orando podrá no ser capaz de decírtelo ahora mismo, pero puedo prometerte que tú estás en su corazón ésta semana.
Porque El vive,

Bob Steinkamp
Regocijo Ministerio Matrimonial
Sitio Web del Ministerio  |  Librería  |  Radio 24/7
Donaciones  |  Página Capilla  |  Página Español

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

Posted in A Charlyne Le Importa

Recibe via e-mail el Devocionario Diario – A Charlyne Le Importa

Rejoice Marriag Ministries Home Page
 
Contribute
 
Hiding God's Word In Your Heart
 
Fight For Your Marriage Podcast
 
Forgive Them
 
Charlyne Cares for Kids
 
The Chapel
 
Restored Marriages
 
Conference Calls
 
Standing Firm
 
Testimonies

Share this: