newsletter_banner

Sábado, 20 de Febrero del 2016
TESTIMONIOS SABATINOS
 
Pues todas las promesas de Dios se cumplieron en Cristo con un resonante “¡sí!” y por medio de Cristo, nuestro “amén” (que significa “sí”) se eleva a Dios para su gloria. Es Dios quien nos capacita, junto con ustedes, para estar firmes por Cristo. 2 Corintios 1:20-21

“Mi ‘todo de repente’ sucedió en Navidad. Mi esposa se fue de la casa y estuvo fuera por muchos meses. Fue durante ese tiempo que yo redescubrí el verdadero amor de Dios. La iglesia inmediatamente saltó  de su lado, en vez de aconsejarla  a pararse en la Palabra de Dios. Yo me paré. Yo le permití a Dios ser Dios, a sanar nuestro matrimonio. El hizo justo eso. Yo me mantuve enfocado en Dios y no en lo que estaba siendo dicho. Yo me di cuenta que no podía amar a mi esposa hasta que yo aprendiera como amar a Cristo. Y a amar como Cristo. Yo necesitaba que el Señor hiciera un trabajo en mi. El hizo justo eso y está continuamente haciéndolo ahora. Ella comenzó a notar una diferencia en mi, en mi caminar. Nosotros comenzamos con una llamada telefónica y esta creció en nosotros viéndonos  el uno al otro. Ella me sorprendió cuando  vino a casa para quedarse. Más tarde me dijo que ella  podía sentir mis oraciones. Les digo, las oraciones funcionan. Dios es capaz de cambiar todo. Sólo dejen que El lo tenga. ¡Amen!”  (Alabama)

Entonces Jesús dijo a los discípulos: Tengan fe en Dios.  Les digo la verdad, ustedes pueden decir a esta montaña: “Levántate y échate al mar”, y sucederá; pero deben creer de verdad que ocurrirá y no tener ninguna duda en el corazón.  Les digo, ustedes pueden orar por cualquier cosa y si creen que la han recibido, será suya.  Marcos 11:22-24

“Aunque yo estoy en la infancia de mi parada, yo todavía encuentro dura hacerlo. Yo he estado acercándome muy cerca del Señor y leyendo Su Palabra y orando. Pero a pesar de hacer todo esto, yo todavía tenía momentos de sentirme insegura de si esto es lo que Dios quería para mi. Así que anoche después de orar y sí, sentirme un poco sin esperanza, yo le pregunté a Dios que por favor me dijera si yo debería estar parada o no y que me hablara en Su Palabra. Entonces tomé mi Biblia, cerré mis ojos y abrí para ver lo que Dios me quería decir a mi y esto fue lo que me dijo: Ezequiel 2:1-2 (NRSV) “Levántate, hijo de hombre, dijo la voz, quiero hablarte”.  El Espíritu entró en mí mientras me hablaba y me puso de pie. Entonces escuché atentamente sus palabras. ¡Mi boca se abrió en asombro de mi Dios! ¡Yo obtuve mi respuesta y voy a continuar parada, incluso en mi estado más bajito! ¡Dios es bueno todo el tiempo y todo el tiempo Dios es bueno!”  (Nueva Jersey)

“Mi amado y yo hemos estado separados por unos pocos años ya. Hace pocos días yo he estado escuchando a Dios decirme que necesito orar para  mi esposo en persona cuando lo vea. Esta mañana, temprano en la mañana con la luz clara de nuestro patio, yo me encontré con el, ya que el venia a darme algún dinero. El me pareció muy cansado y le dije que necesitaba hacer algo por el. Lo abracé y comencé a orar para el. Yo clamé por cobertura, por la Muralla de Fuego, por el Cerco de Espinos y por la Sangre de Jesús. Yo le di las gracias a Dios por su corazón y compromiso y que mi amado honraba la Palabra de Dios. El bajó sus brazos y sólo me dejó secretearle la oración en sus oídos. El me dio las gracias después que oré. ¡Esta es la primera vez en nuestra completa vida matrimonial que yo he orado por el en persona! Dios es tan bueno que cambió mi corazón y es capaz de traer a mi amado al Señor y a los pies de la cruz hoy con tanto amor y perfecta paz. Orando para que esto refresque a otros como lo hizo conmigo.  Bendiciones a todos.”  (Georgia)

“Yo estaba caminando y orándole a Dios y El me hablo a través de una señal en una valla publicitaria que leía, ‘Mantente tratando, y no te rindas.’ Dios está siempre hablándonos a nosotros. Sólo tenemos que escuchar y estar alertas a todo lo que El está haciendo. Confía en el Señor, cree en Sus promesas, se fiel a El y El será fiel a ti. A Dios sea la gloria.”  (California)

“Guao…Dios es realmente asombroso. Ha pasado cierto tiempo desde que mi esposo se fue, desde poco a ningún contacto del todo. Hace tres semanas, yo decidí que suficiente era suficiente; yo he estado parada por mi matrimonio y su salvación pero quizás era tiempo de dejar ir. Quizás Dios quería que yo siguiera adelante con mi vida. Pero de repente el próximo siguiente día mi esposo me envió un mensaje para que habláramos de un asunto. Nuestra primera conversación  no  fue muy buena, pero yo cerré mis labios y le permití hablar y sacar las cosas de su pecho. Nosotros hemos estado hablando diariamente desde entonces. El ha cambiado tanto, que yo sé realmente que Dios está trabajando en el como nunca antes el había escuchado. El incluso admitió que si el encuentra un trabajo de este lado el va a regresar. AES, Dios es asombroso.” (Africa del Sur)

“Los Devocionales y los testimonios de RMM me han fortalecido para pararme por mi matrimonio por varios años. Un día mi esposo llamó y dijo que el quería regresar a mi. Hubieron varios falsos comienzos durante nuestra separación pero mis queridos standers, ‘Nunca se rindan.’ Dios escucha nuestros gritos y El es fiel a encontrar nuestras necesidades. Ahora mi matrimonio está en orden y Dios está en control. Dios puede hacer grandes cosas que nosotros no podemos imaginar. Yo le doy a Dios honor y alabanza.”  (Islas Salomón)

Cierto día, Jesús les contó una historia a sus discípulos para mostrarles que siempre debían orar y nunca darse por vencidos. Lucas 18:1 (NLT)

‘Cerrar tus labios’ es una tan piadosa sabiduría y estrategia. Esta razonó conmigo cuando Dios me dijo que ésta prevenía que mi esposo/hijos lo escucharan a El. Dos no pueden hablar al mismo tiempo. Dale espacio a Dios para moverse. Yo fui chequeada. Alabado sea Dios por la corrección y la guía. Mi objetivo es poder hablar en el tiempo de Dios y ser gentil y efectiva como el Dios Todopoderoso. ¡No va El a hacerlo! ¡Sí!”  (Delaware)

“Yo he estado parada por mi matrimonio hace muchos años y había llegado al punto de rendirme. Pero Dios abrió mis ojos y mi corazón a áreas donde yo estaba ciega. Yo pasé un día en ayuno, arrepentimiento y oración. Yo me di cuenta que había estado tratando de hacer todo bajo mi propio poder. Entonces obtuve una llamada de mi esposo. El pidió que orara por nosotros. El se arrepintió delante de Dios y pidió regresar a casa. Yo he estado orando a Dios por un cambio en mi esposo pero el me cambió a mi. Yo ahora tengo una perspectiva eterna. Eso me ha ayudado a ver a mi esposo y a  este matrimonio de una manera con una completa  nueva luz. Y me ha dado amor por mi esposo que jamás conocía que tenía. ¡A Dios sea la gloria!”  (Florida)

Esto significa que todo el que pertenece a Cristo se ha convertido en una persona nueva. La vida antigua ha pasado; ¡una nueva vida ha comenzado! Y todo esto es un regalo de Dios, quien nos trajo de vuelta a sí mismo por medio de Cristo. Y Dios nos ha dado la tarea de reconciliar a la gente con él. 2 Corintios 5:17-18a (NKJV)

“Alabado sea nuestro Dios y Padre Celestial. El es tan amoroso y fiel. El ha removido a la OM de la vida de mi esposo. Yo estaba tan devastada al saber que ellos estaban comprometidos poco tiempo después de que nuestro divorcio había salido. ¡Yo estoy en total asombro! Finalmente estoy aprendiendo que la manera de Dios es siempre la mejor. ¡Gracias a Ti Jesús! Mi de repente está llegando. Por favor oren por nosotros así como yo continuo orando por ustedes. Oseas 2:6-7.”  (Nebraska)

“Por esta razón la cercaré con espinos. Cerraré su paso con un muro para que pierda su rumbo. Cuando corra tras sus amantes, no podrá alcanzarlos. Los buscará pero no los encontrará. Entonces pensará: “Mejor me sería volver a mi esposo porque con él estaba mejor que ahora”.  Oseas 2:6-7

“Yo estoy sometiendo esto sólo para compartir el increíble sentido del humor de Dios. Sucedió que supe que mi amor estaba en el país. Y subsecuente a eso, yo realmente comencé a llorarle a Dios que realmente dolía saber que el estaba en la ciudad pero no me buscaba, o ni siquiera se comunicaba. Después que yo hice este gritar/despotricar, conduje a casa. Y mientras yo giraba en una vía a casa, ahí iba mi amor, conduciendo en frente de mi. El me vio y me llamo para preguntarme si yo podía acompañarlo a hacer unas diligencias. Nosotros nos reímos, hicimos chistes mientras lo acompañé a sus diligencias, como si nosotros nos hubiésemos visto ayer. Yo deseo que yo pudiera decir, que esto nos llevará a una restauración milagrosa. Yo estoy aún creyendo en esto.  Solo quiero mis amados standers sepan que Dios escucha nuestras oraciones. Anímense.” (Africa del Sur)

“A Dios sea la gloria, mi esposo está de regreso después de varios años de estar en el país lejano. No es fácil, pero como dice el verso, ‘Mi fortaleza es hecha perfecta a través de mi debilidad.’ Yo oro por el mucho últimamente. Yo le doy gracias a Dios por las medias victorias. Yo sé que  hay mucho por lo cual trabajar, para que sea hecho tanto para mi lado como para el. Yo he aprendido a ‘cerrar mis labios.’ ¡Dios es real! ¡El está vivo! Yo he visto milagros en mi matrimonio y estos sólo pueden haber sido hechos por Dios. Standers, manténganse fuertes. No dejen que el enemigo les robe su felicidad especialmente con los pensamientos que tenemos. El nos ataca a través de los malos pensamientos, así que guarden sus mentes. En el Poderoso Nombre de Jesús, que todos los matrimonios rotos sean restaurados.”  (Africa del Sur)

Cada vez él me dijo: “Mi gracia es todo lo que necesitas; mi poder actúa mejor en la debilidad”. Así que ahora me alegra jactarme de mis debilidades, para que el poder de Cristo pueda actuar a través de mí. 2 Corintios 12:9 (NLT)

“Gracias a ti por las oraciones de la cita de corte. ¡Ellas fueron respondidas con lluvias de milagros! Primero, mi abogado me sorprendió con una oportunidad profesional de trabajo para hacer lo que quiero hacer. Las entradas han sido provistas después de años de desiertos financieros. ¡Una amiga quien proveía moral y físicamente durante años, en corte por coincidencia apareció mientras estaba haciendo sus diligencias (ella vive a varias ciudades de distancia), justo a tiempo para yo descubrir que la audiencia acababa de terminar! Después de estar orando temprano a Dios por su provisión milagrosa para una nevera gratis, esa misma amiga me ofreció una de la oficina de su esposo y después ofreció enviármela gratis. ¡Caso cerrado! ¡Carrera y entrada! ¡Una amiga para compartir una audiencia! ¡Y una nevera con entrega gratis son una buena medida – todo tan solo en cinco minutos! El en tiempo perfecto de Dios, El al instante reemplazó, ‘ lo que la langosta se había comido.’ ¡Alabado sea Dios.” (California)

“Dios está en el movimiento de mi matrimonio. Después de mucho llorar, orar, rendirme, volver a pararme, ayunar, y llorar un tanto más… ¡Mi esposo ya no dice que el quiere el divorcio! El no está en casa todavía, pero yo sé que está de camino. El vino a ver a nuestros niños hace sólo un para de días, y antes de su llegada yo sentía una tristeza llegar sobre mi. Así que cuando el llegó, yo me aparté para caminar a hablar con el Señor, mientras el pasaba su tiempo con nuestros bebés. Antes de el irse,  me dijo acerca de una deuda en la cual se había involucrado. Así que sometiéndome a él (como Dios me está mostrando) le dije que yo  puedo ayudarlo a atender esto con él. Le dije ‘lo arreglaremos y vamos a arreglarlo todo.’ Y para mi sorpresa, el dijo ‘Eso espero’… y después el se fue. Cuando yo me sometía a mi esposo (cuando yo seguramente no quería), yo fui verdaderamente recompensada. ¡Gracias a Ti Señor! ¡Gracias! ¡AES!”  (Kentucky)

Para las esposas, eso significa: sométase cada una a su marido como al Señor, porque el marido es la cabeza de su esposa como Cristo es cabeza de la iglesia. Él es el Salvador de su cuerpo, que es la iglesia.  Así como la iglesia se somete a Cristo, de igual manera la esposa debe someterse en todo a su marido.  Efesios 5:22-24

“La semana pasada yo estaba desanimada. Quité mi suscripción de Regocijo Ministerio Matrimonial porque yo simplemente no podía escuchar acerca de la restauración más. RMM me llamó y oraron por mi y por mi esposo. Yo dije, ‘Señor si Tú quieres que yo me mantengan parada yo necesito escuchar de el.’ Yo no había escuchado de mi esposo en muchos años. Mi de repente llegó. El me llamó dos días mas tarde y fuimos esa noche a un concierto del evangelio y pasamos el mejor tiempo de nuestras vidas. ¡La restauración finalmente ha comenzado! ¡Manténganse parados standers, Dios es capaz!”  (California)

“¡AES! Mi esposo ha comenzado a ir a la iglesia de nuevo. Hemos estado separados hace varios años, pasando por las luchas del divorcio en Diciembre y esperando actualmente para que el juez tome la decisión, la cual es un milagro por el mismo, porque debió estar terminado en dos meses y no hemos recibido el veredicto, lo que significa que aún estamos casados. Mi oración  ha sido que mi esposo sea restaurado en su relación con Dios, antes de que nuestro matrimonio sea restaurado y Dios está contestando esa oración. ¡Continuemos confiando en nuestro Padre Celestial y esperemos por su tiempo perfecto!  ¡Dios es fiel!” (Canadá)

“Mi esposo regresó a casa después de meses de estar parada. Yo le doy a Dios las gracias por enseñarme como YO DEBO tener un tiempo con Dios porque créanme, en muchas maneras ha sido incluso más difícil ahora que el ha estado en casa. Financieramente nosotros recibimos un golpe enorme. Yo determiné en el medio de esta lucha financiera que yo iba a agradecer y a orar sin importar lo que el libro de cuentas dijera y de cómo mi esposo estuviese actuando. Yo determiné diezmar un 10% completo. No muy lejos después de esto recibimos dos enormes bendiciones financieras. Ahora mismo, nosotros estamos trabajando con el banco con respecto a nuestra casa y yo continúo creyendo en Dios en contra de todas las adversidades por completa restauración financiera y completa sanación de nuestro matrimonio. La llave no es adivinar cómo Dios lo va a hacer, sólo creer que El lo hará.”  (Florida)

Mientras él todavía hablaba con ella, llegaron mensajeros de la casa de Jairo, el líder de la sinagoga, y le dijeron: “Tu hija está muerta. Ya no tiene sentido molestar al Maestro”. Jesús oyó lo que decían y le dijo a Jairo: “No tengas miedo. Solo ten fe”.  Marcos 5:35-36
Dios te bendiga,

Charlyne Steinkamp
Regocijo Ministerio Matrimonial
Sitio Web del Ministerio  |  Librería  |  Radio 24/7
Donaciones  |  Página Capilla  |  Página Español

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

Posted in A Charlyne Le Importa

Recibe via e-mail el Devocionario Diario – A Charlyne Le Importa

Rejoice Marriag Ministries Home Page
 
Contribute
 
Hiding God's Word In Your Heart
 
Fight For Your Marriage Podcast
 
Forgive Them
 
Charlyne Cares for Kids
 
The Chapel
 
Restored Marriages
 
Conference Calls
 
Standing Firm
 
Testimonies

Share this: