newsletter_banner

Viernes, 11 de Marzo del 2016

¿ESCOGERÁS VIVIR UNA VIDA INTACHABLE?
 
Serás intachable delante del Señor tu Dios. Deuteronomio 18:13
 
¿A quién culpas por tus problemas matrimoniales? ¿Le echas la culpa a tu esposo o esposa por tu matrimonio fallido? ¿Les echas la culpa a otros en algunas de tus circunstancias, posiblemente debido a cosas que pasaron en tu niñez o al estilo de vida de tus padres o su divorcio como la razón por lo que tu matrimonio termino en divorcio? Es fácil echarles la culpa a otros o encontrar culpable a otra persona, pero te reto hoy a que escojas vivir una vida intachable delante de tu Señor.
 

¿Quién, Señor, puede habitar en tu santuario? ¿Quién puede vivir en tu santo monte? Sólo el de conducta intachable, que practica la justicia y de corazón dice la verdad; que no calumnia con la lengua, que no le hace mal a su prójimo ni le acarrea desgracias a su vecino. Salmo 15:1-3
 
Dios quiere que te pares firme en Su sabiduría, conocimiento y discernimiento conociendo las verdades de Dios para que el enemigo no te tiente a echarles la culpa a otros. Él quiere que tú leas la Palabra de Dios y perdones a tus padres u otros de tu pasado y ores para que sus vidas y corazones sean cambiados. Tenemos muchos luchadores quienes están orando por la salvación de sus padres y hermanos y por la restauración de sus respectivos matrimonios. ¿Hay algo imposible para el Señor?
 

“No recuerden las cosas anteriores. Ni consideren las cosas del pasado. Yo estoy haciendo algo nuevo, Ahora acontece; ¿No lo perciben? Aun en los desiertos haré camino y ríos en los lugares desolados.” Isaías 43:18-19
 
¿Cómo estás viviendo tu vida diaria? ¿Estás viviendo de la misma manera en que piensas y hablas? Tú y yo debemos hablar la verdad de todo corazón y no culpar o criticar a otros. Permítele al Señor que toque tu corazón para que tú puedas vivir una vida santa e intachable!
 
Pablo enfatizó en el Nuevo Testamento la importancia de vivir una vida santa e intachable. Espero que tú te sientas motivado hoy a examinar tu camino personal con el Señor esta semana. Recuerda lo que se dijo de Noé en el Génesis:
 

…Noé era un hombre justo, la única persona intachable que vivía en la tierra en ese tiempo, y anduvo en íntima comunión con Dios. Génesis 6:9
 
Mi preocupación más profunda es que tú, como luchador, no solo busques al Señor para la restauración de tu matrimonio, sino que también seas obediente a la Palabra de Dios. ¿Vivirás tu vida de acuerdo a un estándar más alto? ¿Hablas mal de tu cónyuge con tus hijos, familiares o amigos? ¿Escuchan tus hijos conversaciones que pudieran herirlos? Ten cuidado de no caer en la trampa de Satanás. Examina siempre tu vida para ver si estás viviendo de acuerdo a la Palabra de Dios.
 

Porque el Señor da la sabiduría; conocimiento y ciencia brotan de sus labios. Él reserva su ayuda para la gente íntegra y protege a los de conducta intachable. Él cuida el sendero de los justos y protege el camino de sus fieles. Entonces comprenderás la justicia y el derecho, la equidad y todo buen camino. Proverbios 2:6-9
 
Nuestro Señor Dios nos protegerá si vivimos una vida santa e intachable. Pídele al Señor a diario que te muestre Su camino divino para que tú puedas caminar en el camino recto y justo. Tu esposo o esposa han tomado un camino torcido que los está llevando al lado opuesto de una vida santa e intachable. Desafortunadamente, ellos están cegados y engañados a las verdades de Dios. Tú y yo tenemos que orar diariamente por todos los pródigos para que sometan sus vidas al Señor y cambien su estilo de vida impura, ¡repentina e inmediatamente!
 

La voluntad de Dios es que sean santificados; que se aparten de la inmoralidad sexual; que cada uno aprenda a controlar su propio cuerpo de una manera santa y honrosa, sin dejarse llevar por los malos deseos como hacen los paganos, que no conocen a Dios; y que nadie perjudique a su hermano ni se aproveche de él en este asunto. El Señor castiga todo esto, como ya les hemos dicho y advertido. Dios no nos llamó a la impureza sino a la santidad; por tanto, el que rechaza estas instrucciones no rechaza a un hombre sino a Dios, quien les da a ustedes su Espíritu Santo. 1 Tesalonicenses 4:3-8
 
Nunca dejes de orar para que tu cónyuge no sea dominado por el adulterio, alcohol o drogas. Ten cuidado de que tú no seas dominado por los pecados de celos, rencor, ira, amargura o desesperanza. Por favor ora por los esposos y esposas que se niegan a perdonar a sus cónyuges y no están dispuestos a darle una segunda oportunidad como nuestro Señor no perdona a cada uno de nosotros cada día.
 
Nuestro Señor es el Libertador que nos puede librar de todos nuestros pecados. ¡Nada es imposible para El! Ahora, ¡cree que tu matrimonio será restaurado!
 

¿Quién está consciente de sus propios errores? ¡Perdóname aquellos de los que no estoy consciente! Libra, además, a tu siervo de pecar a sabiendas; no permitas que tales pecados me dominen. Así seré intachable ante ti e inocente de gran transgresión. Sean, pues, aceptables ante ti mis palabras y mis pensamientos, oh Señor, roca mía y redentor mío. Salmo 19:12-14
Dios te bendiga,

Charlyne Steinkamp
Regocijo Ministerio Matrimonial
Sitio Web del Ministerio  |  Librería  |  Radio 24/7
Donaciones  |  Página Capilla  |  Página Español

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

Posted in A Charlyne Le Importa

Recibe via e-mail el Devocionario Diario – A Charlyne Le Importa

Rejoice Marriag Ministries Home Page
 
Contribute
 
Hiding God's Word In Your Heart
 
Fight For Your Marriage Podcast
 
Forgive Them
 
Charlyne Cares for Kids
 
The Chapel
 
Restored Marriages
 
Conference Calls
 
Standing Firm
 
Testimonies

Share this: