newsletter_banner

Martes, 15 de Marzo del 2016
El mensaje de hoy es de Bob, que era un pródigo que regresó a casa y se volvió a casar a mí por otros 23 años antes de que el Señor se lo llevó al cielo. Bob escribió 19 libros desde la perspectiva del pródigo durante más de dos décadas después de nuestro divorcio y segundas nupcias. – Charlyne

EL SECRETO DE LA FELICIDAD
 
¿Alguno de ustedes está pasando por dificultades? Que ore. ¿Alguno está feliz? Que cante alabanzas.  Santiago 5:13
 
¿Qué tomaría para que tu fueras realmente feliz? ¿Qué te haría a ti la clase de persona que se levanta cada mañana diciendo, “Gracias a Ti, Señor? ¡Un nuevo día! ¡Estoy tan feliz de estar vivo!” En cambio, muchos personas se levantan pensando,  “¿Por qué estoy todavía aquí?” Hoy, vamos a explorar que tomaría para hacerte una persona feliz y contenta.
 
Ahora mismo, tu estás diciendo, “El ya sabe lo que realmente me haría feliz – el regreso de mi cónyuge.” Antes de que tu des esa respuesta, vamos a ver que  parece hacer a una persona feliz.
 
Quizás es el dinero. Si tu estás luchando para pagar las cuentas, el dinero podría ciertamente parecer la llave de tu felicidad. Una vez escuché a un Cristiano multimillonario  hablar en “Es Pésimo Ser Rico.” Dijo que a pesar de que tenía seis casas en todo el mundo, aún podía dormir solamente en una cama a la vez. Tenía pocos amigos verdaderos porque la gente que quería estar cerca era o detrás de su dinero o fueron intimidados por su vasta fortuna. El no tenía nada qué desear, para ahorrar dinero o para soñar. Escuchando la sinceridad de aquel hombre, yo sospeché que el pudo felizmente cambiar de lugar con cualquiera otra persona en esta congregación.
 
¿Piensas tú que la fama te haría feliz? Imagínate no siendo capaz de ir a un restaurante sin ser atraído por los fanes o teniendo guardaespaldas donde quiera que vayas. Cada movimiento tuyo podría ser reportado por alguna publicación. Todo lo que hiciste pudo estar bajo un constante escrutinio. Siendo famoso puede traerte más obstáculos que felicidad.
 
¿Tener una buena apariencia? ¡Eso podría ser! ¿Ser una persona hermosa te haría feliz? Ten en cuenta que tu tienes que tener mucho cuidado de no dañar tu hermoso cuerpo, incluso con las restricciones de lo que comes y las actividades en las que participaste, por el bien de tu hermoso cuerpo. Tu felicidad seria tan frágil que un accidente te lo podría quitar.
 
¿Sería una buena salud lo que te haría feliz? Si un individuo se curó hoy, todavía podían contar el tiempo restante en la tierra en años, en lugar de toda la eternidad. Para alguien que está dependiendo de la buena salud para su felicidad, una aflicción diferente podría golpearlo hacia abajo en cualquier momento.
 
Dado que ninguno de estos secretos mundanos hacia la felicidad puede hacer a una persona feliz, ¿qué tal un poco de cada uno? Tal vez si tuviera un poco más de dinero, sólo unas cuantas personas más que me aprecien, parecería un poco mejor, y tener la salud que mejore un poco. ¿Serías entonces feliz? Tu sólo has incrementado el riesgo de perder tu felicidad por cuatro veces, al igual que lo hizo Job.
 
¡Se me olvidó! El regreso de tu cónyuge a casa podría hacerte feliz, correcto? Esto nos asombraría a nosotros también, pero si tu felicidad completa depende de otro individuo, la llamada de ellos por el Señor algún día, podría quitarte tu felicidad.
 
Cómo, entonces, puedes tú experimentar la verdadera y constante felicidad, día, tras día, por el resto de tu vida? Aquí viene la llave:
 
Buscando la voluntad de Dios para tu vida y entonces haciéndolo.
 
La felicidad es simple. Una vez descubres lo que el Señor quiere  que tú hagas, y comienzas a hacerlo, vas a lograr la felicidad.
 

Esto dice el Señor, tu Redentor, el Santo de Israel: Yo soy el Señor tu Dios,  que te enseña lo que te conviene y te guía por las sendas que debes seguir. ¡Ah, si solo hubieras hecho caso a mis mandatos! Entonces habrías tenido una paz que correría como un río manso y una justicia que pasaría sobre ti como las olas del mar.  Isaías 48:17-18
 
Cada día Charlyne y yo escuchamos una y otra vez sobre lo miserable que los pródigos cónyuges aparecen. Nosotros leemos lo que ellos les han dicho a sus parejas standers y sobre sus acciones, así como su apariencia. La conclusión es que sus pródigo son miserables porque están viviendo fuera de la voluntad de Dios.
 
Aquí esta la conclusión. Si tú estas en serio buscando la verdadera felicidad, vete a solas con Dios y descubre Su voluntad para tu vida – y entonces ve por ello haciéndolo con todo lo que tienes. Entonces mañana, vete a solas con Dios y descubre Su voluntad para tu vida – y entonces ve por ello haciéndolo con todo lo que tienes. El día siguiente, haz la misma cosa. Haciendo esto cada día, por el resto de tu vida te va a traer felicidad.
 
El Señor puede no estarte llamando para ser un misionero en un país distante, pero El puede estarte llamando para ser un misionero para un amigo o compañero de trabajo que esté necesitando conocer sobre Jesús. El puede estarte llamando para cambiar pañales en la guardería de tu iglesia. Si es El, incluso esa asignación puede traerte felicidad.
 
Algunas de las más miserables personas que hemos conocido son hombres y mujeres a quienes Dios les ha dicho que se paren por sus matrimonios y ellos se han escapado de esta asignación.  Algunas de las personas más felices que hemos conocido, son standers, quienes no encuentran felicidad en las cosas del mundo, sino que han descubierto la voluntad de Dios para sus matrimonios y están parados en Su fuerza, no en las propias, por la duración necesaria, hasta que Jesús les traiga a sus pródigos de vuelta a casa.
 
Si Dios te ha dicho que te pares por la restauración de tu matrimonio, tu no vas a ser feliz haciendo cualquier otra cosa.
 
Si Dios le ha dicho a tu cónyuge pródigo que se arrepienta y regrese a su casa, yo puedo asegurarte por experiencia, que él nunca va a ser feliz hasta que no lo haga.
 
El que tu amas, puede no seguir la voluntad de Dios la primera vez que El se lo ha dicho, pero Su voz al pródigo sólo se pone cada vez más alta con el tiempo.
 
Charlyne y yo oramos para que hoy, ambos, tú y tu cónyuge puedan encontrar la verdadera voluntad de Dios y la hagan. ¡Así es cuando los matrimonios son restaurados!
 

No que haya pasado necesidad alguna vez, porque he aprendido a estar contento con lo que tengo. Sé vivir con casi nada o con todo lo necesario. He aprendido el secreto de vivir en cualquier situación, sea con el estómago lleno o vacío, con mucho o poco, pues todo lo puedo hacer por medio de Cristo quien me da las fuerzas.  Filipenses 4:11-13
Porque El vive,

Bob Steinkamp
Regocijo Ministerio Matrimonial
Sitio Web del Ministerio  |  Librería  |  Radio 24/7
Donaciones  |  Página Capilla  |  Página Español

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

Posted in A Charlyne Le Importa

Recibe via e-mail el Devocionario Diario – A Charlyne Le Importa

Rejoice Marriag Ministries Home Page
 
Contribute
 
Hiding God's Word In Your Heart
 
Fight For Your Marriage Podcast
 
Forgive Them
 
Charlyne Cares for Kids
 
The Chapel
 
Restored Marriages
 
Conference Calls
 
Standing Firm
 
Testimonies

Share this: