newsletter_banner

Viernes, 18 de Marzo del 2016

¿CONOCES Y HACES LAS VOLUNTAD DE DIOS?
 
Señor, muéstrame tus caminos, y enséñame tus sendas. Guíame en tu verdad y enséñame, porque tú eres el Dios de mi salvación; en ti espero todo el día. Salmo 25:4-5
 
¿Estás dispuesta a aprender para “conocer” y luego “hacer” la voluntad de Dios en tu vida y en tu matrimonio? Imaginate que hoy tu estas en una conferencia cristiana y hay una sesión sobre “Como Conocer la Voluntad de Dios”. ¿Sabías que aproximadamente 50% de los participantes escogerían ese tema? Yo creo que la pregunta más popular que recibimos en nuestro ministerio es: “¿Cómo sé cuál es la voluntad de Dios para mi matrimonio? ¿Te suena familiar?
 
Recibimos correos electrónicos y cartas que empiezan con un tono negativo sobre todas sus circunstancias matrimoniales, pero siempre terminan diciendo: “como quisiera saber lo que Dios quiere que yo haga” o “Yo sé que Dios quiere que yo me mantenga firme en la lucha, pero es muy difícil, así que yo voy a seguir con mi vida.” Estos queridos luchadores creen que serán más felices o tendrán paz yendo en contra de la voluntad de Dios para su vida y su matrimonio. Ellos creen que Dios desaparecerá y los dejara en paz. Bueno, ¡Dios nunca te dejará ni te traicionara ni a ti ni a tu esposo o esposa! Esos queridos luchadores pueden terminar tomando muchos caminos equivocados que terminarán en fracasos, porque ellos no están haciendo la voluntad de Dios.
 
¿Eres cristiano? Si lo eres, tú no puedes ya vivir como te plazca. Si tú sigues con esa forma de pensar de que tú puedes hacer cualquier cosa sin primero orar sobre eso, tu estarás tomando muchos desvíos que te pueden llevaran a caminos sin salida.
 
Lo que describí anteriormente puede sonarte como el estilo de vida que tu esposo o esposa está llevando en este momento. El o ella no están haciendo la voluntad de Dios. Sí, tu cónyuge recogerá de lo que cosecha si continua cosechando malas semillas, viviendo en pecado en amoralidad sexual. Es por eso que tu Señor Dios está tocando a la puerta de tu corazón para que tu ores por él o ella y nunca te des por vencido con tu cónyuge o con Dios.
 

Pero por tu obstinación y por tu corazón empedernido sigues acumulando castigo contra ti mismo para el día de la ira, cuando Dios revelará su justo juicio. Romanos 2:5
 
Puede que tú te hayas alejado del Señor cuando eras joven o puede que jamás hayas conocido al Señor cuando te casaste. Pero ahora el Señor ha abierto tus ojos, tú te has arrepentido y ahora estás sirviendo al Señor y buscando Su voluntad y Su camino. Dios no quiere que tú te divorcies de tu cónyuge porque él o ella no creen. Él quiere que tu ores por su salvación. Hay dos pasajes de la escritura que te pueden ayudar:
 

Porque el esposo no creyente ha sido santificado por la unión con su esposa, y la esposa no creyente ha sido santificada por la unión con su esposo creyente. Si así no fuera, sus hijos serían impuros, mientras que, de hecho, son santos. 1 Corintios 7:14
 
Así mismo, esposas, sométanse a sus esposos, de modo que si algunos de ellos no creen en la palabra, puedan ser ganados más por el comportamiento de ustedes que por sus palabras, al observar su conducta íntegra y respetuosa. 1 Pedro 3:1-2

 
Hay dos principios por lo que tú tienes que “conocer la voluntad de Dios”. El enemigo, satanás, usará el rencor y la ira para destruir tu matrimonio o cualquier relación familiar. Esto usualmente pasa cuando tienes una pelea con tu cónyuge o un ser querido. ¿Has aprendido a perdonar a tu cónyuge y a otros? El Señor quiere que nosotros amemos a nuestros enemigos esto es “conocer y hacer” la voluntad de Dios.
 

Pedro se acercó a Jesús y le preguntó: “Señor, ¿cuántas veces tengo que perdonar a mi hermano que peca contra mí? ¿Hasta siete veces?” Jesús le contestó: “No te digo que hasta siete veces, sino hasta setenta y siete veces.” Mateo 18:21-22
 
“Ustedes han oído que se dijo: “Ama a tu prójimo y odia a tu enemigo.” Pero yo les digo: Amen a sus enemigos y oren por quienes los persiguen, para que sean hijos de su Padre que está en el cielo. Él hace que salga el sol sobre malos y buenos, y que llueva sobre justos e injustos. Si ustedes aman solamente a quienes los aman, ¿qué recompensa recibirán? ¿Acaso no hacen eso hasta los recaudadores de impuestos? Por tanto, sean perfectos, así como su Padre celestial es perfecto.” Mateo 5:43-46, 48
 
Yo sé que antes de que nuestro divorcio se hubiera finalizado, Bob lloraba y me rogaba que lo perdonara una vez más. Pero yo había permitido que mi corazón se endureciera. Estaba muy enojada y amargada. Yo puedo honestamente admitir ahora que el Espíritu Santo me estaba diciendo que lo perdonara y le diera otra oportunidad. Yo no me sometí a hacer la perfecta voluntad de Dios. En cambio, permití que el enemigo trajera a nuestro matrimonio más pecado y mucho dolor y sufrimiento para mis hijos, para Bob y para mí.
 
¿Sabes cuantos matrimonios van a la corte de divorcio cada semana por causa de la ira, del rencor o del orgullo? Que Dios ayude a cada pareja a darse cuenta de las consecuencias negativas al ceder destruir su matrimonio con el divorcio. El Señor te está pidiendo y te está mostrando una nueva forma de vivir. Dios nos perdona por nuestra falta de conocimiento. ¿Cuantos matrimonios pudieran ser restaurados esta semana si ambos cónyuges dejaran de querer su propio camino egoísta en su matrimonio y pusieran al Señor de primero en sus vidas?
 

Así que tengan cuidado de su manera de vivir. No vivan como necios sino como sabios, aprovechando al máximo cada momento oportuno, porque los días son malos. Por tanto, no sean insensatos, sino entiendan cuál es la voluntad del Señor. Efesios 5:15-17
Dios te bendiga,

Charlyne Steinkamp
Regocijo Ministerio Matrimonial
Sitio Web del Ministerio  |  Librería  |  Radio 24/7
Donaciones  |  Página Capilla  |  Página Español

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

Posted in A Charlyne Le Importa

Recibe via e-mail el Devocionario Diario – A Charlyne Le Importa

Rejoice Marriag Ministries Home Page
 
Contribute
 
Hiding God's Word In Your Heart
 
Fight For Your Marriage Podcast
 
Forgive Them
 
Charlyne Cares for Kids
 
The Chapel
 
Restored Marriages
 
Conference Calls
 
Standing Firm
 
Testimonies

Share this: