newsletter_banner

Martes, 5 de Abril del 2016
El mensaje de hoy es de Bob, que era un pródigo que regresó a casa y se volvió a casar a mí por otros 23 años antes de que el Señor se lo llevó al cielo. Bob escribió 19 libros desde la perspectiva del pródigo durante más de dos décadas después de nuestro divorcio y segundas nupcias. – Charlyne

NO TE OLVIDES DE LA PASCUA
 
El domingo por la mañana temprano, mientras aún estaba oscuro, María Magdalena llegó a la tumba y vio que habían rodado la piedra de la entrada. Corrió y se encontró con Simón Pedro y con el otro discípulo a quien Jesús amaba. Les dijo, “¡Sacaron de la tumba el cuerpo del Señor y no sabemos dónde lo pusieron!” Pedro y el otro discípulo se dirigieron a la tumba. Ambos iban corriendo, pero el otro discípulo corrió mas aprisa que Pedro y llegó primero a la tumba. Se agachó  a mirar adentro y vio los lienzos de lino ahí, pero no entró. Luego llegó Simón Pedro y entró en la tumba. El también notó los lienzos de lino allí, pero  el lienzo que había cubierto la cabeza de Jesús estaba doblado y colocado aparte de las otras tiras. Entonces el discípulo que había llegado primero a la tumba también entró y vio y creyó.  Juan 20:1-8
 
Mientras comenzamos este nuevo trabajo de semana, la Pascua ya pasó. Los dulces en las tiendas están ahora a mitad de precio. Las Iglesias están removiendo las señales que invitaban a las personas a los eventos especiales para la Pascua. Las ropas nuevas están colgadas en los closets, esperando por otro día festivo.
 
Es penoso y chocante que muchos de los matrimonios en los Estados Unidos no se despertaron el día de la Pascua, el día más grandioso del año del Cristiano, con su cónyuge a su lado. El enemigo está causando estragos   en nuestras familias, en nuestras iglesias, y eventualmente en la sociedad, a través del divorcio.
 
Charlyne y yo les enviamos un ramo de aprecio tardío de Pascua de agradecimiento, a los hombres y mujeres conocidos como “standers,” gente quienes se han parado en sus talones y han dicho “No” al divorcio. Ellos están orando y de pie con Dios por la restauración de sus matrimonios. Estas personas fueron a la iglesia en la Pascua, en mayores instancias sin sus cónyuges. Algunos ni siquiera saben donde pueden ser encontrados sus amados.
 
Si esto te describe a ti, mi amigo, el Domingo de Resurrección fue tu día. Los discípulos pensaron que toda la esperanza se había ido cuando Jesús fue crucificado. No hay duda de que alguno les estaría diciendo a aquellos primeros Cristianos  “sigue adelante con tu  vida,” justo como la gente te están diciendo hoy a ti. ¡Una tumba vacía da el testimonio que el crucificado Jesús estaba vivo!  Su tumba vacía da también el testimonio de que tu aparente matrimonio muerto está también vivo. Mientras esperas y oras por el día de la restauración de tu familia, la Pascua tiene algunas lecciones para ti stander.
 

Algunos se olvidan de quién rodó la piedra
 
El Sábado al atardecer, cuando terminó el día de descanso, María Magdalena, Salomé y María la madre de Santiago, fueron a comprar especias para el entierro, a fin de ungir el cuerpo de Jesús. El Domingo por la mañana muy temprano, justo al amanecer fueron a la tumba. En el camino se preguntaban unas a otras, ¿Quién nos correrá la piedra de la entrada de la tumba?”  Marcos 16:1-3
 
Para el mundo, las enormes rocas  del adulterio, la adicción, o los abusos parecen haber sido puestos enfrente de tu matrimonio. Las dos Marías ni siquiera tenían que haber preguntado quien iba a rodar la piedra. Dios tenía todo eso planeado, así como El lo tiene planeado para tu piedra.
 

Algunos se olvidan de correr hacia la tumba –
 
Así que regresaron corriendo de la tumba a contarles a los once discípulos y a todos los demás lo que había sucedido. Fueron María Magdalena, Juana, María la madre de Santiago y varias mujeres más quienes contaron a los apóstoles lo que pasó. Pero a los hombres el relato les pareció una tontería y no les creyeron. Sin embargo, Pedro se levantó de un salto y corrió a la tumba para ver por sí mismo. Agachándose miró hacia adentro y vio sólo los  lienzos de lino vacíos, luego regresó a la casa, preguntándose que habría ocurrido.  Lucas 24:9-12
 
¿Quién fue el primero en ver la evidencia de la resurrección?  Pedro, quien corrió hacia la tumba. Los standers quienes primero ven la evidencia de restauración de sus matrimonios son los hombres y mujeres quienes están “corriendo” una línea recta hacia el objetivo. Los que desfallecen o caen, parados hoy, y rindiéndose mañana, están siendo demorados en encontrar su objetivo.
 

Algunos se olvidan de la promesa –
 
Mientras estaban allí perplejas, de pronto aparecieron dos hombres vestidos con vestiduras resplandecientes. Las mujeres quedaron aterradas y se inclinaron rostro en tierra. Entonces los hombres preguntaron, “¿Porqué buscan entre los muertos a alguien que está vivo? ¡El no está aquí!; ¡El ha resucitado!  Recuerden lo que les dijo en Galilea, que ‘El Hijo del Hombre debía ser traicionado y entregado en manos de hombres pecadores y ser crucificado, y que resucitaría al tercer día.’” Entonces ellas recordaron lo que Jesús había dicho.  Lucas 24:4-8
 
¿Qué te ha prometido Dios a ti en cuanto a tu matrimonio?  Las escrituras nos dicen que Dios mantiene Sus promesas. Nunca jamás, standers se olviden, incluso cuando Dios recuerda. De tiempo en tiempo otra vez, Dios nos recuerda a cada uno de nosotros no sólo lo que El nos ha prometido que va a hacer para nosotros, sino además, lo que El nos ha llamado a hacer.
 

Algunos se olvidan de que Jesús  vive
 
Después cada uno se fue a su casa. María se encontraba llorando fuera de la tumba y mientras lloraba se agachó y miró dentro. Vio a dos ángeles vestidos con vestiduras blancas, uno sentado a la cabecera y el otro a los pies en el lugar donde había estado el cuerpo de Jesús. Ellos le preguntaron, “Apreciada mujer, ¿Por qué  lloras? “ Porque se han llevado a mi Señor, contestó ella y no se donde lo han puesto.” Dio la vuelta para irse y vio a alguien que estaba de pie allí. Era Jesús, pero ella no lo reconoció.  Juan 20:10-14
 
Nosotros podemos reportar que nunca hemos escuchado a un stander muriendo de hambre o arrojado  a prisión por un deudor. Nosotros sabemos que tus fondos pueden ser estrechos, y esto todo pueda parecer desesperanzador, pero ahí es cuando Jesús trabaja mejor. No cometas el error de olvidar quién te trajo la respuesta, después de que esta llegó. Recuerda que tu ayuda viene del Señor, sin importar a quién El escoja para darte la respuesta a tu oración.
 

Algunos se olvidan de creer
 
Tomás, uno de los doce discípulos (al que apodaban el Gemelo), no estaba con los otros cuando llegó Jesús. Ellos le contaron, “¡Hemos visto al Señor!” pero el respondió, “No lo creeré a menos que vea las heridas de los clavos en sus manos, meta mis dedos en ellas y ponga mi mano dentro de la herida de su costado. Ocho días después, los discípulos estaban juntos de nuevo,  y esa vez Tomás se encontraba con ellos. Las puertas estaban bien cerradas; pero de pronto, igual que antes Jesús estaba en medio de ellos y dijo, “La paz sea con ustedes.” Entonces le dijo a Tomás,  “Pon tu dedo aquí y mira mis manos; mete tu mano en la herida de mi costado. Ya no seas incrédulo. ¡Cree! “¡Mi Señor y mi Dios! exclamó Tomás. Entonces Jesús le dijo, “Tu crees porque me has visto, benditos los que creen sin verme.”  Juan 20: 24-29
 
Nosotros pudiéramos pensar si el dudoso Tomás fue el primer stander Después de la resurrección, Jesús entró en la habitación, sin usar la puerta, e instruyó a Tomás a meter su dedo en Sus manos, lo cual Tomás había dicho sería la única manera de creer que Jesús estaba vivo.
 
¿Qué debería hacer Jesús para que tú sepas que El es el Señor, y que El puede restaurar tu matrimonio herido? Cada día, todos los días y en cada camino, Jesús esta mostrándonos a nosotros que El vive. Sin embargo, muchas veces seguimos  atentando con seguir el ejemplo de incredulidad de Tomás.
 
Piensa en el tiempo atrás conmigo, de unos pocos días después de la Resurrección. Sin email y sin teléfonos  celulares, debe esto haber tomado algún tiempo para los seguidores de Jesús el escuchar las buenas noticias de que “¡El está vivo!” ¿Alguna vez has considerado el gozo que conllevaba el escuchar las buenas noticias, de los días después de la Resurrección de Jesús?
 
Nosotros oramos para que los días que rodean el Domingo de Resurrección pueda ser el tiempo en el que tú
selles tu relación con el levantado Señor Jesús. ¡El está vivo! El sólo es el Unico que perdona, olvida y restaura. Bendecido sea Su precioso nombre. Ojalá que tu puedas llamarlo a El hoy.
 

Más tarde Jesús se apareció a los once discípulos mientras comían juntos. Los reprendió por su obstinada incredulidad, porque se habían negado a creer a los que lo habían visto después  que resucitó. Entonces les dijo, “Vayan por todo el mundo y prediquen la Buena Noticia a todos. El que crea y sea bautizado será salvo, pero el que se niegue a creer, será condenado.  Marcos 16:14-16
Porque El vive,

Bob Steinkamp
Regocijo Ministerio Matrimonial
Sitio Web del Ministerio  |  Librería  |  Radio 24/7
Donaciones  |  Página Capilla  |  Página Español

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

Posted in A Charlyne Le Importa

Recibe via e-mail el Devocionario Diario – A Charlyne Le Importa

Rejoice Marriag Ministries Home Page
 
Contribute
 
Hiding God's Word In Your Heart
 
Fight For Your Marriage Podcast
 
Forgive Them
 
Charlyne Cares for Kids
 
The Chapel
 
Restored Marriages
 
Conference Calls
 
Standing Firm
 
Testimonies

Share this: