newsletter_banner

Martes, 10 de Mayo del 2016
El mensaje de hoy es de Bob, que era un pródigo que regresó a casa y se volvió a casar a mí por otros 23 años antes de que el Señor se lo llevó al cielo. Bob escribió 19 libros desde la perspectiva del pródigo durante más de dos décadas después de nuestro divorcio y segundas nupcias. – Charlyne

LA OTRA CARA DE LA PARADA
 
Asegúrate de obedecer todos mis mandatos, para que te vaya bien a ti y a todos tus descendientes, porque así estarás haciendo lo que es bueno y agradable ante el Señor tu Dios.  Deuteronomio 12:38
 
Charlyne y yo sabemos que hay muchas cosas que están pasando con tu vida ahora mismo de las cuales tu no tienes control. Parece que no hay soluciones a tus preocupaciones de tu matrimonio, que no sea orar y seguir la guía el Espíritu Santo. Hay un área de tu vida de la cual no sólo tu tienes el control, sino que es mandato de Dios de que esté en control. Esto es en la crianza de los niños.
 
El Dr. James Dobson y muchos otros expertos en la crianza de los niños a la manera de Dios nos han dicho por años que nuestros niños necesitan límites. Hasta que ellos se conviertan en adultos, ellos necesitan tener una estructura de conocer los límites, de ambos lados del camino.
 

Los que temen al Señor están seguros; él será un refugio para sus hijos.  Proverbios 14:26
 
Charlyne y yo no éramos los padres perfectos. Siguiendo mi salida de nuestra casa, Charlyne comenzó a ver áreas de problemas en los tres de nuestros niños. ¿Fueron estos corregidos cuando yo volví a mis sentidos y regresé a casa? En verdad, yo regresé  a casa a una mujer y madre quien tenía a sus hijos bajo control. ¿Hubiera deseado yo regresar a casa a una frenética Charlyne para hacerle frente a los problemas de niños que implican la policía, los embarazos y las píldoras?
 
Nuestra casa está situada entre una escuela de primaria y escuela media. Cada tarde, nosotros vemos muchos  niños y jóvenes pasar por ahí. Sería fácil pasar su lenguaje grosero, su aspecto descuidado, sus gestos, como señales de los tiempos, pero esto no es cierto. Observa cuidadosamente y podrás ver también niños educados, aseados que vienen por nuestra calle.
 
La probabilidad de éxito de tus niños en la escuela, así como en la vida, está siendo ya amenazada por tu cónyuge pródigo. Tu va estar haciéndole a tus hijos una grave injusticia si te envuelves tanto en la parada por la restauración de tu matrimonio, que tu permitas que su comportamiento, sus maneras, y sus apariencias, que declinen debido a que tu eres un “padre soltero” y no puedes hacer nada acerca de esto.
 

Ama al Señor tu Dios con todo tu corazón, con toda tu alma y con todas tus fuerzas.  Debes comprometerte con todo tu ser a cumplir cada uno de estos mandatos que hoy te entrego.  Repíteselos a tus hijos una y otra vez. Habla de ellos en tus conversaciones cuando estés en tu casa y cuando vayas por el camino, cuando te acuestes y cuando te levantes.  Deuteronomio 6:5-7
 
¡Cuando yo estaba en el país lejano, Charlyne decía, “¿Quién esta a cargo aquí?” con nuestros niños más de una vez, y ella ganó cada vez! Sí, los niños van a presionar a los padres que están solos, pero, sin embargo, jamás ellos van a  dejar esos momentos de intenso compañerismo, sabiendo que tienen el amor de ese padre, que ha establecido y está dispuesto a reforzar, a poner límites.
 
¿Dónde estás tu, como stander, de comenzar en tu búsqueda para criar a los niños a la manera de Dios, incluso después de que tu cónyuge te deja? El lugar más importante tiene que estar en el cuarto de oración. Tu debes de entender que aunque tu puedas ser un cónyuge abandonado, tu no eres un “padre soltero,” tu tienes a   nuestro Señor Dios como tu cónyuge para esta temporada.
 
El punto de comienzo para tus hijos debe de ser la verdad. Si descubres a un niño en una flagrante mentira, ¿hay consecuencias, o tu lo dejas pasar como si, “Oh bien, ellos están teniendo un tiempo difícil con el divorcio.” Sí,  ellos lo están, pero tu tarea como padre Cristiano es hacer de su “tiempo difícil”  un poco más fácil, al proveer los límites. Tu debes comenzar hoy enseñándole a tus hijos que hay consecuencias por el mal comportamiento, y esto comienza con no decir mentiras.
 
Tu comportamiento necesita ser el ejemplo  para tus hijos. Si tu  despotricas a tu cónyuge ausente, y le dices las verdades a medias, no esperes más de tus hijos. Si eres siempre veraz sin importar las consecuencias, espera que tus hijos lo sigan.
 
¿Cómo puede una persona joven que no respeta a sus padres jamás aprender a tener respeto por sus profesores, futuros empleadores, o cualquier autoridad? La vida puede ser un camino difícil para un niño irrespetuoso. Las lecciones que tu puedes enseñarle a tus niños mientras crecen, sobre el respeto, la honestidad, y la decencia humana, puede ponerlos en ventaja para toda la vida.
 
Nosotros no somos expertos en paternidad, pero hay ayuda disponible para ti. Las librerías Cristianas están llenas de material con guía para crianza Cristiana. Hay más disponible en línea de lo que podamos leer.  Puede ser que necesites buscar ayuda de tu pastor, o de un pastor joven de la iglesia. Sobre todas las cosas, toma en consideración  que cualquier fuente de ayuda que encuentres, exalten a Jesús en todas las cosas.
 
Hay mucho que necesitas estar preguntándole a Dios solamente, así como qué tanto decirle a un padre ausente. Dios, y no ninguna otra persona, tiene la respuesta correcta para cada una de tus preguntas. El creó a tus hijos, y sólo El conoce lo que los motiva.
 
Los cambios pueden no venir todos a la vez, al igual que con la restauración  del matrimonio, pero  tu si puedes comenzar hoy a poner los frenos en el tren de carga fuera de control llamado desobediencia, que está tirando sobre tu casa, Dios va a ser honrado, y la vida de tus niños va a ser más rica. El enemigo ha intentado robar tu matrimonio. No le permitas al diablo  llevarse a tus hijos también.
 
Criar niños a la manera de Dios mientras estás sólo, es la otra cara de la parada. Charlyne y yo oramos para que tu le permitas a El ayudarte a hacerlo.
 

Hijos, obedezcan a sus padres porque ustedes pertenecen al Señor, pues esto es lo correcto.  Honra a tu padre y a tu madre. Ese es el primer mandamiento que contiene una promesa:  si honras a tu padre y a tu madre, te irá bien y tendrás una larga vida en la tierra.  Efesios 6:1-3
Porque El vive,

Bob Steinkamp
Regocijo Ministerio Matrimonial
Sitio Web del Ministerio  |  Librería  |  Radio 24/7
Donaciones  |  Página Capilla  |  Página Español

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

Posted in A Charlyne Le Importa

Recibe via e-mail el Devocionario Diario – A Charlyne Le Importa

Rejoice Marriag Ministries Home Page
 
Contribute
 
Hiding God's Word In Your Heart
 
Fight For Your Marriage Podcast
 
Forgive Them
 
Charlyne Cares for Kids
 
The Chapel
 
Restored Marriages
 
Conference Calls
 
Standing Firm
 
Testimonies

Share this: