newsletter_banner

Viernes, 20 de Mayo del 2016

TU CÓNYUGE ES PRISIONERO DEL PECADO
 
Porque sabemos que la Ley es espiritual, pero yo soy carnal, y estoy vendido como esclavo al pecado. Y ni siquiera entiendo lo que hago, porque no hago lo que quiero sino lo que aborrezco…Pero entonces, no soy yo quien hace eso, sino el pecado que reside en mí, porque sé que nada bueno hay en mí, es decir, en mi carne. En efecto, el deseo de hacer el bien está a mi alcance, pero no el realizarlo. Y así, no hago el bien que quiero, sino el mal que no quiero. Pero cuando hago lo que no quiero, no soy yo quien lo hace, sino el pecado que reside en mí. Romanos 7:14-15; 17-20
 
¿Se ha ido tu cónyuge de casa y está viviendo con otra persona? ¿Está tu cónyuge en casa pero vive una doble vida? ¿Ha comenzado tu cónyuge a verte y a llamarte por teléfono, pero aún está indeciso? Esta poderosa escritura en Romanos 7 me fue dada cuando Bob venia a mi casa de vez en cuando y un minuto decía algo positivo y luego al minuto siguiente decía algo completamente opuesto. Tú amado cónyuge está en una batalla espiritual entre la oscuridad y la luz y entre Satanás y Dios. Mi oración para todos los pródigos del mundo entero, independientemente de su edad, es que el Espíritu Santo les abra pronto los ojos a las verdades de Dios.
 
“‘…para que les abras los ojos, y se conviertan de las tinieblas a la luz y del imperio de Satanás al verdadero Dios, y por la fe en mí, obtengan el perdón de los pecados y su parte en la herencia de los santos.'” Hechos de los Apóstoles 26:18
 
Esta noche, como parte de tu devocional, lee
Romanos 6, 7 y 8, ya que estos capítulos te darán sabiduría y entendimiento de la naturaleza pecaminosa de tu cónyuge. El Señor te revelará el problema cardíaco de su hijo pródigo y la esperanza que tendrá cuando se arrepienta. En este momento tu cónyuge es esclavo del pecado. Creo que si tú pudieras hablar con tu cónyuge y él o ella fuera sincero, te diría que ha hecho un lío de su vida y no ve cómo pudiera volver a casa. Ese es el enemigo que le habla con mentiras, engañándolo y hablándole de orgullo a su corazón endurecido.
 
Tu cónyuge siente que ha cometido tantos y tan grandes errores que nunca podrá regresar a casa y rectificar todo el embrollo que ha hecho con su vida. Ellos creen que nadie los puede ayudar. El enemigo los ha engañado y cegado a la verdad de que Jesucristo es la única respuesta y esperanza para su futuro.
 
De esa manera, vengo a descubrir esta ley: queriendo hacer el bien, se me presenta el mal. Porque de acuerdo con el hombre interior, me complazco en la Ley de Dios, pero observo que hay en mis miembros otra ley que lucha contra la ley de mi razón y me ata a la ley del pecado que está en mis miembros. ¡Ay de mí! ¿Quién podrá librarme de este cuerpo que me lleva a la muerte? ¡Gracias a Dios, por Jesucristo, nuestro Señor! En una palabra, con mi corazón sirvo a la Ley de Dios, pero con mi carne sirvo a la ley del pecado. Romanos 7:21-25
 
¡Jesucristo es la respuesta! Motivo de alabanzas para ti y tu familia. Es por eso es que debes permanecer firme en la fe, para que continúes rezando todos los días por todos los pródigos del mundo entero que sienten que no tienen salida de los problemas en que se han metido por las malas y egoístas decisiones que tomaron. Nuestro Señor Jesús Cristo está de pie en la puerta de su corazón, diciendo: “Déjame entrar y cambiar tu corazón y tu vida por completo. Tengo un plan para ti que nunca creerías. Pero primero, tienes que venir a mí. Clama a mí. ¡Arrepiéntete y pide perdón por tus pecados, y luego tú y yo iremos por un camino espiritual que será emocionante!”
 
“Yo corrijo y comprendo a los que amo. ¡Reanima tu fervor y arrepiéntete! Yo estoy junto a la puerta y llamo: si alguien oye mi voz y me abre, entraré en su casa y cenaremos juntos.” Apocalipsis 3:19-20
 
Por favor, ora en acuerdo conmigo para que tu cónyuge y todos los hijos pródigos entreguen sus cuerpos, almas y espíritus a su Señor Dios y que clamen a su Señor Dios para ser liberados de la esclavitud del pecado en la que se han metido. Recuerda, nada es demasiado difícil para tu Dios increíblemente poderoso. No olvides nunca que el Señor Jesucristo vino a esta tierra para librar a TODOS los pecadores del pecado.
 
Que nunca te olvides de rezar por todos los pecadores y por todos los matrimonios para que sus corazones de piedra se conviertan en un corazón de carne. Para que dejen esa vida de pecado, y se arrodillen ante su Señor Jesucristo, arrepintiéndose, y luego vayan corriendo de vuelta a su cónyuge en espera y a su familia. ¡Qué día tan espectacular será ese día en tu casa!
 
Porque el salario del pecado es la muerte, mientras que el don gratuito de Dios es la Vida eterna, en Cristo Jesús, nuestro Señor. Romanos 6:23
 
Cree hoy que habrá una gran cosecha de almas este fin de semana en todo el mundo. Nada es imposible para Dios. Cree que tu cónyuge oirá la voz de tu Señor llamándolo a una vida de bien, siendo obediente, y huyendo del enemigo. El Señor Jesucristo fue enviado a este mundo para salvar a los perdidos. Que tú y yo nunca olvidemos esta importante verdad o renunciemos al poder del Señor nuestro Dios. No te dejes vencer por la fatiga, el cansancio, la soledad o la incredulidad. Deja de ser un indeciso. ¡Cree en el poder de tu Señor, cree en el nombre de Jesús y la espada del Espíritu!
Dios te bendiga,

Charlyne Steinkamp
Regocijo Ministerio Matrimonial
Sitio Web del Ministerio  |  Librería  |  Radio 24/7
Donaciones  |  Página Capilla  |  Página Español

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

Posted in A Charlyne Le Importa

Recibe via e-mail el Devocionario Diario – A Charlyne Le Importa

Rejoice Marriag Ministries Home Page
 
Contribute
 
Hiding God's Word In Your Heart
 
Fight For Your Marriage Podcast
 
Forgive Them
 
Charlyne Cares for Kids
 
The Chapel
 
Restored Marriages
 
Conference Calls
 
Standing Firm
 
Testimonies

Share this: