newsletter_banner

Viernes, 27 de Mayo del 2016

¡SEÑOR, HÁGASE TU VOLUNTAD!
 
“No sean como ellos, porque su Padre sabe lo que ustedes necesitan antes de que se lo pidan. Ustedes deben orar así: ‘Padre nuestro que estás en el cielo, santificado sea tu nombre, venga tu reino, hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo. Danos hoy nuestro pan cotidiano. Perdónanos nuestras deudas, como también nosotros hemos perdonado a nuestros deudores. Y no nos dejes caer en tentación, sino líbranos del maligno.’” Mateo 6:8-13
 
¿Cuán seguido rezas el Padrenuestro? Esta es una de las oraciones que la mayoría de los cristianos y muchos otros en todo el mundo la saben de memoria. Es también las palabras que nuestro Señor Jesús les enseño a Sus discípulos cuando le preguntaron cómo orar. ¿Crees que deberías orarla más seguido? Cuando ores el Padrenuestro ora así: “Señor, Hágase tu voluntad en mi matrimonio.”
 
Tu Padre Celestial sabe lo que tú necesitas antes que se lo pidas. Dios conoce tu nacimiento, a tus padres, tus momentos difíciles y tu vida entera. El conoce todos los detalles de tu esposo o esposa y conoce todos tus detalles, tus tentaciones y tus puntos fuertes. El conoce todo lo que hay en el corazón de tu cónyuge y conoce los problemas de tus hijos.
 
¿Estás orando a diario por tu esposo o esposa para que cambie su comportamiento, acciones o palabras pecaminosas? Puede que Tu cónyuge esté yendo a la iglesia o a un estudio bíblico, pero ¿Está poniendo la Palabra de Dios en acción al perdonarte, amarte incondicionalmente y quedándose casado para siempre? Aquí esta una escritura que puedes orar insertando el nombre de tu cónyuge:
 

Busquen al Señor mientras se deje encontrar, llámenlo mientras esté cercano. Que abandone el malvado su camino, y el perverso sus pensamientos. Que se vuelva al Señor, a nuestro Dios, que es generoso para perdonar, y de él recibirá misericordia. “Porque mis pensamientos no son los de ustedes, ni sus caminos son los míos”, afirma el Señor… “así es también la palabra que sale de mi boca: No volverá a mí vacía, sino que hará lo que yo deseo y cumplirá con mis propósitos. Isaías 55:6-8,11
 
Cuando tú ores y hables con el Señor, Él te hablará al corazón. El Señor te mostrará Su voluntad y camino a través de su Palabra y otras señales. Él te revelará de alguna manera lo que Él obrará y lo que Él desea para ti. ¿Escogerás hacer la voluntad de Dios en tu vida y en tu matrimonio? Mi oración es que tú aprendas a responder a “hacer la voluntad de Dios” diariamente mientras esperas que tu esposo/esposa regrese a tu matrimonio. Permíteme compartir una escritura que demuestra que ellos han sido tomados prisioneros:
 

Y un siervo del Señor no debe andar peleando; más bien, debe ser amable con todos, capaz de enseñar y no propenso a irritarse. Así, humildemente, debe corregir a los adversarios, con la esperanza de que Dios les conceda el arrepentimiento para conocer la verdad, de modo que se despierten y escapen de la trampa en que el diablo los tiene cautivos, sumisos a su voluntad. 2 Timoteo 2:24-26
 
Permíteme compartir una escritura que demuestra que tú tienes que buscar la voluntad de Dios para tus metas y planes de tu futuro. Sí, yo me estoy refiriendo a tus problemas matrimoniales. Dios tiene un plan y un futuro para ti. ¿Buscarás Su voluntad y camino? ¿Seguirás Su plan diciendo cada día ‘no’ en voz alta a las tentaciones, trucos y artimañas de enemigo quien quiere llevarte a que tomes un desvío en el camino que te llevará a la destrucción?
 

Porque yo sé muy bien los planes que tengo para ustedes, afirma el Señor, planes de bienestar y no de calamidad, a fin de darles un futuro y una esperanza. Jeremías 29:11
 
Ahora escuchen esto, ustedes que dicen: “Hoy o mañana iremos a tal o cual ciudad, pasaremos allí un año, haremos negocios y ganaremos dinero”. ¡Y eso que ni siquiera saben qué sucederá mañana! ¿Qué es su vida? Ustedes son como la niebla, que aparece por un momento y luego se desvanece. Más bien, debieran decir: “Si el Señor quiere, viviremos y haremos esto o aquello”. Santiago 4:13-15
 
Hay muchas áreas donde podemos conocer la voluntad de Dios leyendo la Palabra de Dios. Un ejemplo es la salvación. El Señor ama tanto a tu cónyuge, que está dispuesto a esperar a que él o ella se entreguen y obedezcan Su plan para la restauración de su matrimonio.
 

El Señor no tarda en cumplir su promesa, según entienden algunos la tardanza. Más bien, él tiene paciencia con ustedes, porque no quiere que nadie perezca sino que todos se arrepientan. 2 Pedro 3:9
 
Querido luchador, permite que estas escrituras te animen y bendigan tu corazón. Jesucristo murió en la cruz haciendo la voluntad de Dios. Jesús derramó Su Sangre en la cruz por todos los pecadores para que reciban la vida eterna. ¿Recuerdas lo que Jesús clamó a Dios en el Getsemaní?
 

Él se adelantó un poco más y se inclinó rostro en tierra mientras oraba: “¡Padre mío! Si es posible, que pase de mí esta copa de sufrimiento. Sin embargo, quiero que se haga tu voluntad, no la mía.” Mateo 26:39
 
¿Te pararás en la brecha por tu matrimonio para siempre? ¿Aprenderás la voluntad de Dios y luego harás la voluntad de Dios en tu matrimonio? Estamos viviendo en los últimos tiempos, así que oro para que tú escojas buscar al Señor, conocer la voluntad de Dios y luego ser obediente a los caminos de Dios para que tu matrimonio sea restaurado. Mantente firme en el Señor cada día, orando para que el corazón de tu cónyuge sea tocado por el Señor.
Dios te bendiga,

Charlyne Steinkamp
Regocijo Ministerio Matrimonial
Sitio Web del Ministerio  |  Librería  |  Radio 24/7
Donaciones  |  Página Capilla  |  Página Español

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

Posted in A Charlyne Le Importa

Recibe via e-mail el Devocionario Diario – A Charlyne Le Importa

Rejoice Marriag Ministries Home Page
 
Contribute
 
Hiding God's Word In Your Heart
 
Fight For Your Marriage Podcast
 
Forgive Them
 
Charlyne Cares for Kids
 
The Chapel
 
Restored Marriages
 
Conference Calls
 
Standing Firm
 
Testimonies

Share this: