newsletter_banner

Martes, 7 de Junio del 2016
El mensaje de hoy es de Bob, que era un pródigo que regresó a casa y se volvió a casar a mí por otros 23 años antes de que el Señor se lo llevó al cielo. Bob escribió 19 libros desde la perspectiva del pródigo durante más de dos décadas después de nuestro divorcio y segundas nupcias. – Charlyne

ESCUCHANDO LA VOZ DE DIOS
 
“Pues Dios habla una y otra vez, aunque la gente no lo reconozca.”  Job 33:14
 
¿Has escuchado alguna vez a alguien comenzar una oración con “Dios me dijo…” y pensar realmente si Dios le habló, o si el pensamiento fue sólo algo que el conjeturó? Después de todo, si Dios nunca te ha hablado a ti, porqué tu tendrías que creer que El le hablaría a otros? Mi objetivo es ayudarte a ver lo frecuente que Dios nos habla a cada uno de nosotros.
 
Alguien está preguntándose, “¿Cómo suena la voz de Dios?” Yo puedo decirte que nunca he escuchado la voz de Dios, aunque he escuchado la voz de Dios muchas veces. No, esto no es un error, ni una contradicción. Dios habla a cada uno de Sus hijos todos los días. No es una voz audible que otros pudieran escuchar sino, Su instrucción dada a cada uno de nosotros.
 
Vayamos  casi 25 años atrás, al tiempo en que Charlyne y yo estábamos divorciados. De tiempo en tiempo de nuevo, yo estaría en algún lugar que no complacía a Dios. Esto no era por Su mano, sino por mis propios planes que me habían llevado allí. De tiempo en tiempo de nuevo, yo estaría en aquellas circunstancias, y “algo” me recordaría lo errado que yo estaba; que yo necesitaba salir de allí. Ese “algo” era actualmente “Alguien,” y Su nombre era el Espíritu Santo de Dios.
 
¡Sí, Dios me estaba hablando a mi, incluso en mi condición pecaminosa! El Creador de todo pudo cambiar mi vida de la manera que El deseara, pero El es paciente, y continuó hablándome, en muchas circunstancias, incluso cuando yo no reconocía Su voz. Esa suave voz finalmente fue volviéndose más alta en mi vida, de que yo tenía que hacer algo, así que yo le ofrecí obtener una licencia de matrimonio a mi “ex,” si ella paraba de orar por mi. Para hacer la larga historia corta, nosotros conseguimos la licencia, aunque Charlyne prometió que nunca iba a parar de orar. Fuimos a almorzar después de todo, y Dios me habló sobre el error que yo hice de haberme divorciado de ella. Estábamos casados en menos de dos horas.
 
De pródigo a pródigo, nosotros ambos sabemos lo fácil que es confundir la voz de nuestros cónyuges con la voz de Dios. Nosotros podemos silenciar la voz de una pareja por la distancia o la no divulgación de números telefónicos, pero Dios se va a mantener hablando, sin importar donde nosotros vayamos o lo que estemos haciendo.
 
Dios habla en muchas maneras. El habla a través de Su Palabra, la Biblia. El nos habla en oración. El habla a través de señales y maravillas, y sí, El nos habla a través de una voz interna. Incluso cuando yo intentaba sacar a Dios de mi vida, El continuaba hablándome.
 
Ahora, mirando hacia atrás sobre los años de nosotros vueltos a casar, yo puedo ver lo frecuente que Dios me estuvo hablando a mi, cuan a menudo yo ignoré Su voz, y cuan diferente mi vida hubiese sido, si yo hubiese escuchado y obedecido la voz de Dios cada vez que El me habló.
 
Mientras te quede un aliento, no es muy tarde para pedirle a Dios que te perdone y que borre tus pecados del pasado. Recuerda, ninguno de nosotros sabe cuándo tomaremos nuestro último aliento. Tristemente nosotros sabemos de pródigos quienes han jugado una temporada más de pecado, antes de regresar a Cristo, y ellos han perdido.
 
Una de mis cuentas favoritas de Dios hablando a Su gente puede ser encontrada en el Libro de los Hechos:
 

Al día siguiente, mientras los mensajeros de Cornelio se acercaban a la ciudad, Pedro subió a la azotea a orar. Era alrededor del mediodía, y tuvo hambre; pero mientras preparaban la comida, cayó en un estado de éxtasis.  Vio los cielos abiertos y algo parecido a una sábana grande que bajaba por sus cuatro puntas.  En la sábana había toda clase de animales, reptiles y aves.  Luego una voz le dijo: “Levántate, Pedro; mátalos y come de ellos.” “No, Señor,” dijo Pedro. “Jamás he comido algo que nuestras leyes judías declaren impuro e inmundo.”  Pero la voz habló de nuevo:
“No llames a algo impuro si Dios lo ha hecho limpio.”  Hechos 10:9-15

 
Si tu has tenido un despertar, como lo tuve yo, y te encuentras a ti mismo como un pródigo el cual nunca fue tu intención ser, en las pocilgas de la vida, conociendo que lo que es correcto hacer, que es irte a casa a tu familia que ora, pero resistiendo hacerlo debido a la culpa y a la vergüenza, entonces los versos de arriba debieran darte el coraje.
 
La primera parada en tu jornada de regreso a Dios, y a tu familia, debería de ser en tus rodillas. Una vez tu hayas hecho un negocio serio con Dios sobre tus pecados, y arrepentido, o salido de los pecados, Dios te manda a ti, a tu familia, a tus amigos, y sí, incluso a tus críticas, que serán, “No llames impuro a lo que Dios ha hecho limpio.”
 
Sí, todavía podrán quedar consecuencias de tu pasado pecaminoso, pero tu estarás limpio a los ojos de Dios.
 
Mi email tiene un filtro de spam, pero no es perfecto. Este permite que algún spam se cuele, pero incluso borrar mensajes importantes. Mi deseo para ti es que tu puedas comenzar a oír y a escuchar la voz de Dios por ti mismo. De esa manera, tu vas a evitar el riesgo de que Su mensaje para ti esté siendo filtrado por otra persona, de la cual tu estés dependiendo para entender lo que Dios te está diciendo.
 
Yo te invito hoy a que comiences a escuchar la voz de Dios. El está hablando. Yo sé que El lo está, porque El acaba de guiarme y ayudarme a preparar este mensaje – justo para ti.
 

Tus oídos lo escucharán. Detrás de ti, una voz dirá: “Este es el camino por el que debes ir, ya sea a la derecha o a la izquierda.  Isaías 30:21
Porque El vive,

Bob Steinkamp
Regocijo Ministerio Matrimonial
Sitio Web del Ministerio  |  Librería  |  Radio 24/7
Donaciones  |  Página Capilla  |  Página Español

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

Posted in A Charlyne Le Importa

Recibe via e-mail el Devocionario Diario – A Charlyne Le Importa

Rejoice Marriag Ministries Home Page
 
Contribute
 
Hiding God's Word In Your Heart
 
Fight For Your Marriage Podcast
 
Forgive Them
 
Charlyne Cares for Kids
 
The Chapel
 
Restored Marriages
 
Conference Calls
 
Standing Firm
 
Testimonies

Share this: