newsletter_banner

Domingo, 12 de Junio del 2016

¡ORAR EN ACUERDO!
 
“También les digo lo siguiente: si dos de ustedes se ponen de acuerdo aquí en la tierra con respecto a cualquier cosa que pidan, mi Padre que está en el cielo la hará.  Pues donde se reúnen dos o tres en mi nombre, yo estoy allí entre ellos.”  Mateo 18:19-20
 
¡Si alguno fuera a preguntarme cual fue el paso más importante en Bob y en la restauración de mi matrimonio, sin pensarlo yo diría que este sería la Oración! ¿Cuántas personas tú conoces quienes realmente no van a orar por la restauración de su matrimonio, porque ellos no creen que el Señor puede sanar o resucitar su matrimonio herido o muerto, o ellos realmente no quieren que su esposo/esposa regresen a sus casas y sean parte de su familia? No hay poder en la oración cuando hay desacuerdo, discordia o pelea. Esto puede pasar porque algunos miembros de su familia no son Cristianos o porque algunos amigos Cristianos tienen falta de conocimiento con respecto a la permanencia, santidad, o convenio del matrimonio. Ellos pueden tener falta de fe en orar y en creer debido a sus circunstancias.
 
Yo creo con todo mi corazón que hay tal poder cuando tú tienes a dos o más personas orando en acuerdo. Tu no necesitas hablar sobre los problemas de tu matrimonio, sino decir tu petición de oración, para que otros puedan orar por ti. ¿Cuántas veces Jesús y Sus discípulos oraron juntos o dos o tres discípulos oraron juntos? Si comienzas a leer el libro de los Hechos en tu tiempo de devocional, vas a leer cómo los discípulos se reunían juntos y oraban.
 

Después los apóstoles regresaron del monte de los Olivos a Jerusalén, a un kilómetro de distancia… Todos se reunían y estaban constantemente unidos en oración junto con María la madre de Jesús, varias mujeres más y los hermanos de Jesús.  Hechos 1:12, 14
 
Tan pronto como quedaron libres, Pedro y Juan volvieron a donde estaban los demás creyentes y les contaron lo que los sacerdotes principales y los ancianos les habían dicho. Cuando los creyentes oyeron las noticias, todos juntos alzaron sus voces en oración a Dios…  Hechos 4:23-24

 
Déjame compartir una poderosa escritura mostrando el poder de las personas orando en acuerdo como un Estudio Bíblico, o como una iglesia orando por las almas perdidas para ser salvas, por cónyuges y niños pródigos para que regresen a sus casas, para que el amor sea encendido y reavivado en todos los matrimonios, para los muchos hombres, mujeres y niños quienes necesitan ser sanados. Ojalá que tú nunca dudes del poder de la oración cuando tus circunstancias sean imposibles.
 
En la iglesia primitiva, Santiago ya había muerto y Herodes tenía a Pedro en prisión para llevarlo a juicio. El estaba bajo la custodia de 16 soldados. ¿Qué pensarías tu o creerías en lo natural? Déjame compartir cómo el Señor respondió sus oraciones:
 

La noche antes de ser sometido a juicio, Pedro dormía sujetado con dos cadenas entre dos soldados. Otros hacían guardia junto a la puerta de la prisión.  De repente, una luz intensa iluminó la celda y un ángel del Señor se puso frente a Pedro. El ángel lo golpeó en el costado para despertarlo y le dijo: “¡Rápido! ¡Levántate!.” Y las cadenas cayeron de sus muñecas.  Después, el ángel le dijo: “Vístete y ponte tus sandalias.”  Pedro lo hizo, y el ángel le ordenó: “Ahora ponte tu abrigo y sígueme.” Así que Pedro salió de la celda y siguió al ángel, pero todo el tiempo pensaba que era una visión; no se daba cuenta de que en verdad eso estaba sucediendo.  Pasaron el primer puesto de guardia y luego el segundo y llegaron a la puerta de hierro que lleva a la ciudad, y esta puerta se abrió por sí sola frente a ellos. De esta manera cruzaron la puerta y empezaron a caminar por la calle, y de pronto el ángel lo dejó. Finalmente Pedro volvió en sí. “¡De veras es cierto! ¡El Señor envió a su ángel y me salvó de Herodes y de lo que los líderes judíos tenían pensado hacerme!”  Hechos 12:5:11
 
La iglesia primitiva pensó, vivió y creyó que
“La oración ferviente de una persona justa tiene mucho poder y da resultados maravillosos.”  Santiago 5:16. ¿Lo crees tú? En la iglesia primitiva oraban en acuerdo, fervientemente, con perseverancia, en fe sobre las circunstancias de Pedro. ¡Sus oraciones fueron contestadas! Ojalá que tú puedas aprender de esta historia poderosa de la Biblia que tiene una importante lección para ti este Día del Señor. Nunca olvides que Dios no tiene favoritismo de personas.
 
¿Has  contactado tu la cadena de oración de tu iglesia para que oren por la salvación de tu cónyuge y la restauración de tu matrimonio? Si no tienes un compañero de oración, llama a la cadena de oración de tu iglesia y pregunta si hay un santo mayor (del mismo sexo) que tú puedas llamar y orar por unos pocos minutos cada semana sobre tu cónyuge y tu matrimonio. Hay poder en orar en acuerdo.
 
Oremos en acuerdo cada Día del Señor para que el Espíritu Santo toque al hombre de Dios para predicar y enseñar sobre la santidad del matrimonio y vivir en santidad. Que las personas que asistan giren de sus hábitos pecaminosos y corran de las tentaciones que ellos deben estar batallando en la carne. Oremos por miles de esposos y esposas para que vuelvan sus corazones hacia sus hogares hoy.
 

“¡Que tú y yo oremos en acuerdo este Día del Señor para que tengamos una cosecha de corazones y vidas transformadas alrededor del mundo! Señor, sopla un reavivamiento en nuestra nación y alrededor del mundo para traer sanidad a todos los matrimonios heridos y muertos. Yo oro para que Tu toques y le hables alto a los cónyuges pródigos hoy, ya que Tu rompes todas las relaciones no piadosas y los liberes, ahora mismo, de las cadenas de Satanás, liberándolos para que vuelvan sus corazones al Señor y regresen a sus casas a sus familias de repente. Nosotros te damos a Ti toda la gloria, honor y alabanzas por lo que Tú vas a hacer en cada matrimonio. Nosotros oramos en acuerdo en el poderoso Nombre de Jesús.  Amén.
Dios te bendiga,

Charlyne Steinkamp
Regocijo Ministerio Matrimonial
Sitio Web del Ministerio  |  Librería  |  Radio 24/7
Donaciones  |  Página Capilla  |  Página Español

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

Posted in A Charlyne Le Importa

Recibe via e-mail el Devocionario Diario – A Charlyne Le Importa

Rejoice Marriag Ministries Home Page
 
Contribute
 
Hiding God's Word In Your Heart
 
Fight For Your Marriage Podcast
 
Forgive Them
 
Charlyne Cares for Kids
 
The Chapel
 
Restored Marriages
 
Conference Calls
 
Standing Firm
 
Testimonies

Share this: