newsletter_banner

Martes, 21 de Junio del 2016
El mensaje de hoy es de Bob, que era un pródigo que regresó a casa y se volvió a casar a mí por otros 23 años antes de que el Señor se lo llevó al cielo. Bob escribió 19 libros desde la perspectiva del pródigo durante más de dos décadas después de nuestro divorcio y segundas nupcias. – Charlyne

AMIGOS
 
Toda la alabanza sea para Dios, el Padre de nuestro Señor Jesucristo. Dios es nuestro Padre misericordioso y la fuente de todo consuelo.  Él nos consuela en todas nuestras dificultades para que nosotros podamos consolar a otros. Cuando otros pasen por dificultades, podremos ofrecerles el mismo consuelo que Dios nos ha dado a nosotros.  2 Corintios 1:3-4
 
No, este mensaje no se trata sobre un programa de televisión, sino de una puerta que el Señor abre para muchos standers durante las tempranas estaciones de la restauración del matrimonio. Tristemente, algunos standers no entran en lo que el Señor ha provisto. Charlyne y yo deseamos que tu te concientices de la oportunidad de ministrarle a tu cónyuge pródigo a través de la amistad.
 
Este tema surgió una tarde de Domingo en la tarde. Estaba hojeando uno de los cuadernos de Charlyne, titulado, “Milagros,” que fue llenado con correo electrónico y cartas. A pesar de que esto no se acomodaba con el tópico que yo estaba buscando, yo pausé y cuidadosamente leí un email, recibido hacía más de un año, el cual comenzaba de la siguiente manera, “Mi esposo quebrantado y herido llamó y dijo si nosotros podíamos ser amigos.”  Esa esposa herida describió las trágicas circunstancias de su familia. Desde que el dejó la casa, su esposo pródigo había perdido a la otra persona, su trabajo, sus finanzas, y su salud. El llamó a su esposa que estaba parada, no buscando reconciliación, sino simplemente preguntando si ellos pudieran ser amigos.
 
¿Cuál sería tu reacción si tu cónyuge pródigo llamara en los próximos minutos para preguntarte si ustedes pudieran ser “sólo amigos?”  ¿Estarías de acuerdo sin demora, o le lanzarías una letanía sobre su infidelidad, falta de arrepentimiento y falta de perdón? ¿Sería el gozo evidente en tu voz, o perderías la oportunidad que Dios te da para ponerte a establecer reglas de juego y los límites?
 
Muchos de los mensajes personales de ánimo que nosotros hemos recibido en los días recientes han expresado aprecio por “La perspectiva de Bob como pródigo.” Yo me siento guiado a compartir más desde esa perspectiva contigo hoy.
 
Es miserable ser un pródigo. Es solitario ser un pródigo. Es vergonzoso ser un pródigo. Los únicos amigos que nosotros tenemos son aquellos que sienten que nosotros podemos hacer algo por ellos. Nosotros somos una falsificación como las manchas de tinta en un billete nuevo de 20 dólares y eso lo sabemos.
 
Nuestros cónyuges piensan que se trata de sexo. Nosotros sabemos realmente que es acerca de vergüenza. Nuestros cónyuges piensan que se trata de buena vida. Nosotros sabemos que realmente se trata de una vida de culpa. Nuestros cónyuges piensan que se trata de nuevos amigos. Nosotros sabemos que se trata realmente sobre amigos que hemos perdidos. Nuestros cónyuges piensan que se trata de que estamos buscando lo que dejamos en casa. Nosotros sabemos lo que dejamos en casa y lo perdimos. Nuestros cónyuges piensan que se trata de alejarnos de Dios. Nosotros sabemos que es realmente acerca de estar avergonzados e intentando escondernos de Dios.
 
“Pero mi pródigo está tan contento,” alguno estará contando. Sí, tu pródigo puede parecer “contento,” porque ese es el frente que nosotros los pródigos demostramos al mundo. ¿Cuánta felicidad puede alguien tener, al estar separado de lo inseparable, un cónyuge de convenio, alejándonos de la casa, familia, comunidad, casi de todo de nuestra antigua vida, e intentando comenzar todo de nuevo con un cónyuge de reemplazo? Hasta que tu no puedas escuchar del corazón de tu pareja pródigo, y no simplemente sus palabras, tu no puedes determinar su felicidad.
 
¿Por qué tu odiarías ahora a la misma persona por la cual una vez te paraste delante de Dios y fueron unidos en matrimonio? “Debido a lo que el ha hecho.” Esto no es una respuesta. Esos trucos están siendo puestos juntos no por tu cónyuge, sino por el maligno mismo. Tu ira necesita ser direccionada hacia Satanás, y no sobre tu cónyuge.
 
Siguiendo mi derrame, en el 1996, mi lado izquierdo completo estaba paralizado. Yo estaba en rehabilitación intentando poder volver a usar mi brazo y pierna sin vida. Pronto aprendí que en terapia física no debía referirme a ellos como mi “brazo malo” o mi “pierna mala.” Cada terapista me iba a dar la misma respuesta, “¿Qué te han hecho esa pierna/brazo a ti? No son malos, sólo débiles ahora mismo, pero eso va a cambiar.” (Por cierto, este mensaje está siendo escrito con dos manos porque todo volvió atrás. ¿Hay un mensaje aquí para ti?)
 
Asume conmigo que tu has recibido una segunda llamada telefónica. Esta es de una persona (del mismo sexo) a quien tu realmente admiras. El que llama dice, “Yo estoy pensando si nosotros pudiéramos ser amigos.” Sin duda tu estarías flotando y comenzarías a hacer planes con esa otra persona. ¿Porqué entonces tu no puedes ser amigo con tu pareja de convenio?
 
Charlyne y yo oramos para que tu siempre puedas estar listo a ser amigo de tu pareja rebelde. Esta pudiera ser la avenida que el Señor esté usando para traer al que tu amas de regreso a ambos, a tu Padre Celestial y a su familia que está orando.
 
Estos mensajes diarios que tu recibes, no son programados con mucha antelación, sino en los días próximos en los que compartimos sobre los errores de Bob y las travesuras de Charlyne mientras estábamos separados. Puedes aprender de nuestros errores y siempre estar dispuesto a renovar una amistad con la persona que amas.
 
Si estás parado con Dios y orando por la restauración de tu matrimonio, tu has encontrado las llaves de la fe, esperanza, paz, y tanto más. ¿Qué mejor persona para compartirlo que con tu cónyuge pródigo? Tu puedes descubrir a un amigo en tu pareja.
 

Que el sabio escuche estos proverbios y se haga aún más sabio. Que los que tienen entendimiento reciban dirección.  Proverbios 1:5
Porque El vive,

Bob Steinkamp
Regocijo Ministerio Matrimonial
Sitio Web del Ministerio  |  Librería  |  Radio 24/7
Donaciones  |  Página Capilla  |  Página Español

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

Posted in A Charlyne Le Importa

Recibe via e-mail el Devocionario Diario – A Charlyne Le Importa

Rejoice Marriag Ministries Home Page
 
Contribute
 
Hiding God's Word In Your Heart
 
Fight For Your Marriage Podcast
 
Forgive Them
 
Charlyne Cares for Kids
 
The Chapel
 
Restored Marriages
 
Conference Calls
 
Standing Firm
 
Testimonies

Share this: