newsletter_banner

Martes, 12 de Julio del 2016
El mensaje de hoy es de Bob, que era un pródigo que regresó a casa y se volvió a casar a mí por otros 23 años antes de que el Señor se lo llevó al cielo. Bob escribió 19 libros desde la perspectiva del pródigo durante más de dos décadas después de nuestro divorcio y segundas nupcias. – Charlyne

FELIZ ANIVERSARIO, HONEY! – PARTE 1
 
Aun cuando no había motivo para tener esperanza, Abraham siguió teniendo esperanza, porque había creído en que llegaría a ser el padre de muchas naciones. Pues Dios le había dicho,  “Esa será la cantidad de descendiente que tendrás.” …Abraham siempre creyó la promesa de Dios sin vacilar, de hecho su fe se fortaleció aún más y así le dio gloria a Dios. Abraham estaba plenamente convencido de que Dios es poderoso para cumplir todo lo que promete.  Romanos 4:18, 20-21
 
Al final del pasado Viernes por la tarde, yo estaba respondiendo un email y había escrito  “…casado de nuevo 20 años…” cuando esto me chocó. Nosotros estamos a solo días de habernos casado de nuevo por dos décadas después de haber corregido el horrible error de nuestro divorcio. La fecha, 7 de Julio, no se coló en mí. Charlyne y yo hemos estado esperando este aniversario tan especial, pero de repente está aquí. ¡Me di cuenta el Viernes en la tarde que ahora tenemos cuatro nietos mayores que la edad que tenía nuestro hijo menor cuando nosotros nos divorciamos!
 
Por un lado, parece que fue en épocas pasadas hace años que nosotros pasamos a través de todo este horrible desastre. Recuerdo  algunas de las cosas que hice, mientras fingía ser un Cristiano y no puedo creer que era yo. Por otro lado, parece que fue ayer que de repente entré de nuevo en la casa, donde aún vivimos hoy en día, pero como un hombre casado de nuevo.

Los médicos para los cuales Charlyne trabajaba sabían para lo cual ella estaba orando. Después que regresamos a su oficina  tras un anunciamiento de que nos habíamos vuelto a casar, los doctores mandaron a buscar un biscocho y nos hicieron una recepción de matrimonio espontanea en al área de almuerzo de los empleados. Esta foto fue tomada con una cámara Polaroid que era utilizada para los pacientes, ¡no para fotos de boda!
 
Por un lado no mucho ha cambiado. La iglesia donde nos volvimos a casar en la oficina del Pastor, con un anuncio previo de una hora, todavía se encuentra a una distancia a pie, al cruzar el parque desde nuestra casa. Nuestro hijos se casaron y se mudaron, dándonos a Charlyne y a mi, una oficina en casa. Hoy todos tienen familias propias, pero cuando los nietos tienen “fiesta de dormidas,” ellos se quedan en la antigua habitación de su mamá o papá. Por el otro lado, mucho ha cambiado. Mis padres ambos se graduaron a la gloria y ya no viven al final de la calle. Esa es ahora nuestra casa, donde nuestros hijos adultos confían en sus padres, y donde los nietos se detienen cuando necesitan pilas o un dólar.
 
No puedo mirar el aniversario de nuestro nuevo matrimonio, sin preguntarme lo diferente  que hubiese sido mi vida y la de Charlyne hoy en día, si ella hubiese seguido el consejo de todos  y  hubiese renunciado a mí.  Sí, yo pude haber convencido a otra mujer de que ella me necesitaba como esposo, pero no por muy largo tiempo ella también se hubiera convertido en una víctima de mi pecado. Yo dudo que ninguna mujer en la tierra hubiese orado por mi durante una vida de tratamientos de enfermedades de la manera que Charlyne lo hizo. Ninguna otra mujer hubiese perdonado mis errores desde que nos volvimos a casar de la manera que Charlyne lo hizo.
 
Cuando miro hacia atrás 20 años, yo también tengo que preguntarme como hubiese sido la vida de Charlyne si ella hubiese comenzado a beber café con un hombre de la iglesia, justificando que, “Somos sólo amigos.”  Tu y yo ambos sabemos que la pendiente resbaladiza de “sólo amigos” por lo general conduce, a medida que comenzamos a disfrutar de la compañía de una persona del sexo opuesto, y luego empezar a confiar en ellos y, a continuación, …
 
Cada uno de los 12 médicos para los que Charlyne trabajaba tenían al “hombre perfecto” para mi esposa, en aquel entonces en su 30’s largos, trabajando en una posición administrativa, con una maravillosa personalidad, y divorciada.
 
Era cierto que Charlyne se merecía a “alguien mejor” de lo que fui por 19 años antes de nuestro divorcio. (En caso de que no sepas, yo era abusivo, infiel, y culpable de unos cuantos pocos más pecados.) Todo  el que escuchó nuestra historia pudo haberle dicho a Charlyne, “Dios no quiere que tu vivas así,” y muchas personas lo hicieron.
 
Los amigos, pastores, doctores y consejeros estaban en lo correcto. Charlyne se merecía a alguien mejor. Dios no quería que ella continuara viviendo como lo había estado haciendo. Pero Dios, en Su infinita sabiduría, y de acuerdo con Su Palabra, no le dio a mi esposa un esposo diferente. El le dio un nuevo esposo,  con el mismo sobrepeso, calvo, el hombre que se había casado con ella en el 1966, y que era el padre de sus hijos. ¿Por qué Dios hizo eso? En respuesta a las oraciones de una fiel, pero abandonada esposa, que había tomado una parada con El, y elegida para nadar contra la marea de la opinión popular, contra el abogado educado y en contra de las circunstancias. Mi esposa quería ver nuestros problemas matrimoniales restaurados a la manera de Dios.
 
Si yo pudiera describir a mi esposa en una palabra, ¿qué diría? ¿Amiga? ¿Esposa? ¿Amante? ¿Profesora? ¿Sabia? ¿Confiable? ¿Honesta? ¿Popular? ¿Santa?  Ella es todas esas cosas, pero por encima de todo eso, mi esposa es consistente. Desde el día que ella se levantó del altar, en un Domingo en Abril, hace más de 22 años, hasta este día, mi esposa no se ha retractado de lo que Dios le dijo que tenía que hacer, es decir, de tomar una parada con El, confiando en que Jesús iba a sanar nuestro hogar a Su manera y en Su tiempo.
 
Para ser continuado en el devocional de mañana…
Porque El vive,

Bob Steinkamp
Regocijo Ministerio Matrimonial
Sitio Web del Ministerio  |  Librería  |  Radio 24/7
Donaciones  |  Página Capilla  |  Página Español

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

Posted in A Charlyne Le Importa

Recibe via e-mail el Devocionario Diario – A Charlyne Le Importa

Rejoice Marriag Ministries Home Page
 
Contribute
 
Hiding God's Word In Your Heart
 
Fight For Your Marriage Podcast
 
Forgive Them
 
Charlyne Cares for Kids
 
The Chapel
 
Restored Marriages
 
Conference Calls
 
Standing Firm
 
Testimonies

Share this: