newsletter_banner

Martes, 16 de Agosto del 2016
El mensaje de hoy es de Bob, que era un pródigo que regresó a casa y se volvió a casar a mí por otros 23 años antes de que el Señor se lo llevó al cielo. Bob escribió 19 libros desde la perspectiva del pródigo durante más de dos décadas después de nuestro divorcio y segundas nupcias. – Charlyne

“¿NO TUVISTE NINGÚN MIEDO MIENTRAS VIVÍAS COMO UN PRÓDIGO?”
 
Da miedo, pero básicamente no. Algo puede tomar lugar, mientras el Señor intenta llamar mi atencion, y yo podía darle cierta mente a lo que yo estaba haciendo, pero no había un cambio real en mi corazón. Al día siguiente mi vida volvía a su tejemanejes normal.
 
Hubo un incidente que realmente me hizo parar y pensar. Yo estaba divorciado, viviendo y trabajando a 100 millas de distancia de mi familia. Una noche, yo estaba solo, y me dio un dolor de estómago severo. Mientras la noche avanzaba, el dolor incrementaba hasta que yo estuve doblado. Yo estaba experimentando un dolor cegador y pensé que me iba a morir. Sólo, sin doctor, yo no deseaba ir a la emergencia.
 
Aquella noche yo no llamé a la otra mujer, yo llamé a Charlyne. Le dije que estaba enfermo y que yo habia dejado en la mesa las tarjetas de seguro y otro papel que ella podría necesitar si yo me moría. En el estilo clásico de Charlyne, aunque eran las 11 p. m. un fin de semana, ella se ofreció de voluntaria para conducir por dos horas hasta mi. Yo lo rechacé, y Charlyne dijo que ella iba a estar orando por mi. Yo pasé aquella noche con la puerta del frente sin seguro y dormí en el sofá abajo en mi casita de dos pisos, para que ellos no tuvieran que cargar mi cuerpo por las estrechas escaleras desde el segundo piso de la habitación.
 
Muchos standers han experimentado enfermedades o enfermedades serias mientras viven solos. Tu conoces algunos de los miedos y desesperación que yo estoy intentando describir. Hay una diferencia, debido a que tu tienes el Espíritu Santo para ser tu Consolador. Yo estaba tirado en aquel sofá en la oscuridad, con el dolor más grande que jamás había conocido, y pensé, “¿Porqué quisiera Dios ayudarme ahora después de lo que he hecho y el camino que estoy viviendo?” Yo le confesé a Dios lo que estaba haciendo y le hice a El otra promesa falsa.
 
La mañana siguiente el sonido del teléfono me despertó. Era Charlyne llamando para chequear sobre mi. Ella dijo que estuvo despierta la mayor parte de la noche orando por mi. Yo estaba libre de dolor. En vez de seguir adelante con todas las promesas que le hice a Dios la noche antes e irme de vuelta con mi esposa de convenio, quien había orado por mi sobre otra crisis, ese día de nuevo le di la espalda y continué buscando felicidad en el pecado. Esto es algo que jamás me pasará a mi ni para tu pareja pródigo.
 
Esto no tiene sentido y es incorrecto para ti orar por enfermedad o calamidad sobre tu pródigo. Haciendo esto es como ir al dermatólogo para un problema del corazón. Rendirte en orar por  “problemas de la piel,” tal como una erupción superficial del egoísmo en la vida de tu amado, y darte cuenta que el tiene un “problema de corazón.” ¿Cómo debo yo de orar? Ora para que tu cónyuge se arrepienta por lo que ha hecho.
 
Yo oro para que tu puedas aprender de este evento que, hasta que tu cónyuge no experimente una pena con dolor del corazón y arrepentimiento (dejando de) lo que el ha hecho, nada más va a pegar. El podrá cambiar por unos pocos días o semanas, pero hasta que a tu pareja no se le rompa el corazón (por el Espíritu Santo, y no por ti) sobre lo que el ha hecho a su familia y a Dios, la real restauración de tu matrimonio no puede comenzar. Una vez Dios rompa el corazón de tu cónyuge, una manada de caballos salvajes no podrán mantenerlo lejos de ti. ¿Estás listo?
 

“Pues los recogeré de entre todas las naciones y los haré regresar a su tierra. Entonces los rociaré con agua pura y quedarán limpios. Lavaré su inmundicia y dejarán de rendir culto a ídolos.  Les daré un corazón nuevo y pondré un espíritu nuevo dentro de ustedes. Les quitaré ese terco corazón de piedra y les daré un corazón tierno y receptivo.  Pondré mi Espíritu en ustedes para que sigan mis decretos y se aseguren de obedecer mis ordenanzas. Entonces recordarán los pecados que cometieron en el pasado y se avergonzarán de ustedes mismos por todas las cosas detestables que hicieron.  Sin embargo, recuerden, dice el Señor Soberano, que no lo hago porque lo merezcan. ¡Oh Israel, pueblo mío, ustedes deberían estar totalmente avergonzados por todo lo que hicieron!”   Ezequiel 36:24-27, 31, 32
 
*Dios es tan bueno. Aunque han pasado años desde que aquel evento sucedió, El me recuerda de algo hoy que antes yo no había considerado. Cuando yo estaba compartiendo porqué yo no deseaba ir al hospital, el Señor me reveló que este era el mismo escenario de un hombre que yo observé en un hospital que el Señor usó para llevarme a escribir mi primer libro,
Los Pródigos Sí Regresan a Casa.
Porque El vive ,

Bob Steinkamp
Regocijo Ministerio Matrimonial
Sitio Web del Ministerio  |  Librería  |  Radio 24/7
Donaciones  |  Página Capilla  |  Página Español

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

Posted in A Charlyne Le Importa

Recibe via e-mail el Devocionario Diario – A Charlyne Le Importa

Rejoice Marriag Ministries Home Page
 
Contribute
 
Hiding God's Word In Your Heart
 
Fight For Your Marriage Podcast
 
Forgive Them
 
Charlyne Cares for Kids
 
The Chapel
 
Restored Marriages
 
Conference Calls
 
Standing Firm
 
Testimonies

Share this: