newsletter_banner

Viernes, 19 de Agosto del 2016

NUESTRO DIOS ES CAPAZ
 
Por eso también puede salvar por completo a los que por medio de él se acercan a Dios, ya que vive siempre para interceder por ellos. Hebreos 7:25
 
Nuestro Dios es capaz de salvar a tu cónyuge, hijos y seres queridos. Tú debes creer en el poder de tu Señor Dios. Cada día, tú debes abrir tus ojos y tus oídos espirituales y estar dispuesto a ser obediente. ¿Crees que tu Señor es capaz de tocar y mover montañas de circunstancias para sanar y restaurar tu matrimonio? Yo sí creo, porque mi Señor así lo hizo con Bob y conmigo. Él es capaz de tocar y cambiar el corazón, el alma y el espíritu de tu cónyuge. ¡Solo espera en el tiempo perfecto de Dios!
 

Pues Dios no nos ha dado un espíritu de timidez, sino de poder, de amor y de dominio propio…  Por ese motivo padezco estos sufrimientos. Pero no me avergüenzo, porque sé en quién he creído, y estoy seguro de que tiene poder para guardar hasta aquel día lo que le he confiado. 2 Timoteo 1:7, 12
 
Mi oración es que tu comiences a creer que tu Señor Dios es capaz de hacer más de lo que le pedimos, PERO también más de lo que tu imaginación puede comprender. ¿Crees? Querida mía, hoy, escoge tener fe y cree en Jesucristo quien resucito y derroto a satanás. Si Jesucristo te ha tocado y transformado en una hija de Dios, ¿por qué dudas de que sea demasiado difícil que tu cónyuge sea también tocado por tu Señor? Yo no sé cuál sea tu respuesta porque no sé todo lo que tu cónyuge está haciendo, o que tan endurecido tenga el corazón en este momento. De hecho, puede que él o ella no quiera perdonarte por todo lo que tú has hecho a tu matrimonio. No te preocupes. Recuerda:
 

“Para Dios no hay nada imposible.” Lucas 1:37
 
¡Tú Señor Dios puede hacer cualquier cosa!
 

Al que puede hacer muchísimo más que todo lo que podamos imaginarnos o pedir, por el poder que obra eficazmente en nosotros. Efesios 3:20
 
Hace varios años fue a un banquete para recaudar fondos para una causa llamada “Prende un vela de Esperanza para los Desesperanzados”. Esa noche escuchamos testimonio de personas que vivían en la peor zona de Fort Lauderdale, quienes habían encontrado y conocido a su Señor Jesucristo porque una congregación había escogido marcar la diferencia al tener actividades en el parque de la ciudad. Ellos invitaron a los niños y sus padres a escuchar música y ver una obra de teatro de títeres. Hubo actividades de pintura de caras y también repartieron comida a los necesitados.
 
Después de un periodo de tiempo de llevar a cabo estas actividades de compromiso con la comunidad, el resultado final fue la salvación de personas que parecían pobres y sin esperanza, pero quienes se enriquecieron en el Señor al Él cambiar sus vidas por completo.
 
Escuchamos el testimonio de dos mujeres que habían caído en la droga y lo habían perdido todo. Sus vidas habían cambiado completamente. Ahora, ambas mujeres iban a la iglesia, estaban trabajando, viviendo en una casa de re-inserción social, donde se estaban aprendiendo disciplina antes de integrarse solas en la comunidad. Una mujer compartió el testimonio de que ella estaba trabajando en restaurar la relación con sus cuatro hijos y que había ido a la iglesia con ellos recientemente. Dios es capaz de hacer cualquier cosa, si tan solo oramos y no nos damos por vencidos con las personas a pesar de lo que podamos ver u oír.
 
Imaginate que diferencia tú puedes marcar cuando entregas tu voluntad, tu forma de ser y hacer y tu vida a tu Señor Jesucristo. Yo sé porque un domingo en la tarde, hace muchos años, yo entregue mi voluntad y mi libre albedrio para seguir la voluntad y el camino que mi Señor tenía deparado para mi vida. No me hubiera imaginado jamás como el Señor usaría mi pena y dolor por el divorcio para ayudar a otros a luchar por sus cónyuges y sus familias. En cambio, estamos proclamando alrededor del mundo que, “Dios sana matrimonios heridos y muertos”.
 
Tu Señor Dios es capaz de hacer cualquier cosa en tu vida si eres humilde, buscas Su rostro y oras. Tú y yo hemos cometido errores en nuestros matrimonios. Todos cometemos errores. Pero nuestro Señor Dios esta allí mismo a tu lado, esperando a que tú le pidas que mueva la montaña de circunstancias. El Señor quiere darte fuerzas cuando tu estas cansada y agotada. Él quiere ir a liberar a tu cónyuge y seres queridos de las trampas del pecado en el cual han caído.
 
¿Estás lista para marcar la diferencia en tu vida y la de tu familia? Hoy, escoge entregarle todo a tu Señor, cargando con tu cruz y siguiendo a tu Señor Jesucristo para siempre. No preguntes cuanto tiempo va a tomar. Simplemente debes saber que Dios sabe lo que es mejor para ti y para tu matrimonio. ¡Dios es capaz de restaurar y sanar tu vida, tu matrimonio y tu familia! El nunca de abandonará. Ahora alaba a tu Señor por Su fidelidad.
 

¡Al único Dios, nuestro Salvador, que puede guardarlos para que no caigan, y establecerlos sin tacha y con gran alegría ante su gloriosa presencia, sea la gloria, la majestad, el dominio y la autoridad, por medio de Jesucristo nuestro Señor, antes de todos los siglos, ahora y para siempre! Amén. Judas 1:24-25
Dios te bendiga,

Charlyne Steinkamp
Regocijo Ministerio Matrimonial
Sitio Web del Ministerio  |  Librería  |  Radio 24/7
Donaciones  |  Página Capilla  |  Página Español

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

Posted in A Charlyne Le Importa

Recibe via e-mail el Devocionario Diario – A Charlyne Le Importa

Rejoice Marriag Ministries Home Page
 
Contribute
 
Hiding God's Word In Your Heart
 
Fight For Your Marriage Podcast
 
Forgive Them
 
Charlyne Cares for Kids
 
The Chapel
 
Restored Marriages
 
Conference Calls
 
Standing Firm
 
Testimonies

Share this: