newsletter_banner

Viernes, 2 Septiembre del 2016

¿POR QUÉ ESTÁ PASANDO ESTO?
 
Entonces les dijo abiertamente: “Lázaro ha muerto, y me alegro por ustedes de no haber estado allí, a fin de que crean. Vayamos a verlo”… preguntó: “¿Dónde lo pusieron?”. Le respondieron: “Ven, Señor, y lo verás”. Y Jesús lloró. Los judíos dijeron: “¡Cómo lo amaba!”. Pero algunos decían: “Este que abrió los ojos del ciego de nacimiento, ¿no podría impedir que Lázaro muriera?”. Juan 11:14-15, 34-37
 
¿Por qué? ¿Por qué Jesús no fue enseguida y respondió al mensaje de María y Marta pidiéndole a Jesús que fuera y ayudara a Lázaro que estaba enfermo? ¿Por qué Jesús espero hasta que Lázaro estuviera muerto por cuatro días antes de ir a ver a su mejor amigo? La respuesta es simple, pero a la vez bastante compleja para que tú y yo la podamos entender y pasar por los periodos de espera en el tiempo de Dios. Dios tenía un plan, un propósito y una lección mucho más grande, que todos vieran y conocieran la historia de Lázaro y que millones de personas leyeran el relato en la Biblia unos dos mil años más tarde.
 
Estoy usando hoy esta poderosa escritura sobre Lázaro en el capítulo 11 de Juan, con un propósito específico. Yo sé cómo tus emociones y sentimientos van de un lado a otro como un péndulo. Espero que leas este devocional a manera de oración y le pidas al Espíritu Santo que le hable a tu corazón sobre tus propios sentimientos y emociones. Jesús entiende. El paso por Sus propias emociones y sentimientos muchas veces mientras estuvo aquí en la tierra.
 
María, Marta y Lázaro eran amigos muy allegados de Jesús. Cuando Lázaro estuvo gravemente enfermo, sus hermanas que habían visto el poder curador de Jesús, mandaron por El para qué rogara a Dios que interviniera divinamente para sanar a su hermano. ¿No esperarías tú también lo mismo de Jesús? ¡Por supuesto que sí! Pero Dios tenía un plan y un propósito totalmente diferente de como Jesús iba a manejar las circunstancias. Déjame agregar, que Dios ve todo tu dolor y sufrimiento. Él quiere hacer algo mucho más grande para ti, tu cónyuge y tu familia si El espera por Su tiempo perfecto en restaurar tu matrimonio.
 
¿Que debes hacer mientras todas estas circunstancias de problemas matrimoniales están sucediendo? Tú debes servir al Señor diariamente con Su fuerza, Su amor, Su alegría y paz que sobrepasan todo entendimiento. Este es uno de los principales secretos en mantenerte firme para que tu matrimonio sea restaurado. Déjame compartir una poderosa escritura que deberías memorizar.
 

“Alégrense siempre en el Señor. Vuelvo a insistir, alégrense. Que la bondad de ustedes sea conocida por todos los hombres. El Señor está cerca. No se angustien por nada, y en cualquier circunstancia, recurran a la oración y a la súplica, acompañadas de acción de gracias, para presentar sus peticiones a Dios. Entonces la paz de Dios, que supera todo lo que podemos pensar, tomará bajo su cuidado los corazones y los pensamientos de ustedes en Cristo Jesús.”  Filipenses 4:4-7
 
¿Cuál es tu pregunta hoy? ¿Por qué Dios permite que pases por tanto dolor y sufrimiento? Creo que es como mirar a la vida de Job y ver que Dios tiene un plan y un propósito para tu matrimonio y tu cónyuge que son más grandes de lo que tú te puedas imaginar ya que Él puede usar tu testimonio y tu matrimonio restaurado en el futuro para muchas generaciones en tu familia o para la personas alrededor del mundo.
 
Déjame advertirte nuevamente hoy que no vivas por tus emociones y sentimientos. No mires a tus circunstancias. Tú debes caminar y hablar en fe cada día, sin importar por lo que estés pasando en este momento. ¡Tú cónyuge puede ser tocado por tu Señor en la próxima hora! Así, ¿qué es lo que deberías estar haciendo ahora?
                                              
He aprendido que el Señor quiere que le alabemos en las horas más oscuras, dándole gracias al Señor porque tú sabes que Él está en control. Agradécele que Él esté moviendo las paredes de falta de perdón, hostilidad e ira de tu corazón y en el de tu cónyuge cada día. Debemos vivir la vida confiando en el Señor, en expectativa y esperando por el Señor que mueva tus montañas de circunstancias. No te des por vencido con Dios ni dejes de mantenerte firme ni te dejes confundir por lo que tu cónyuge está diciendo o haciendo. Dios puede mover la montaña repentinamente. Camina en fe. Recuerda a Lázaro.  
 

Jesús, conmoviéndose nuevamente, llegó al sepulcro, que era una cueva con una piedra encima, y le dijo: “Quiten la piedra”. Marta, la hermana del difunto, le respondió: “Señor, huele mal; ya hace cuatro días que está muerto”. Jesús le dijo: “¿No te he dicho que si crees, verás la gloria de Dios?”. Entonces quitaron la piedra, y Jesús, levantando los ojos al cielo, dijo: “Padre, te doy gracias porque me oíste. Yo sé que siempre me oyes, pero le he dicho por esta gente que me rodea, para que crean que tú me has enviado”. Después de decir esto, gritó con voz fuerte: “¡Lázaro, ven afuera!”. El muerto salió con los pies y las manos atadas con vendas, y el rostro envuelto en un sudario. Jesús les dijo: “Desátenlo para que pueda caminar.”  Juan 11: 38-44
 
Pídele al Señor que guie y dirija cada uno de tus pasos para mantenerte en el camino correcto y así obtener la restauración y reconstrucción de tu matrimonio por el poder del Espíritu Santo. Sin tomar en cuenta todos los errores que hayas hecho. Dios puede enderezar tu camino. Todo lo que tienes que hacer es apoyarte en Él. ¡Aprende de Él y síguelo para hacer todo a Su manera!
 
He aprendido por experiencia propia que uno no debe vivir con la mirada fija en sus circunstancias, viviendo solo de emociones y sentimientos. Estos pueden cambiar a diario, inclusive a cada hora. Aprende a darle todos tus problemas a tu Señor, depositando todos tus agobios en Él. Él es el Único que puede cambiarlo todo.
 
¿Por qué está pasando esto? Tus problemas matrimoniales serán removidos, sanados, tu amor renovado y tu matrimonio reconstruido en la sólida roca de Jesucristo. Tu matrimonio se convertirá en un faro para que muchos otros vean que hay esperanza, porque ¡Dios sana los matrimonios heridos e inclusive muertos! ¡Nunca dejes de creer en el poder del Señor Jesucristo!
Dios te bendiga,

Charlyne Steinkamp
Regocijo Ministerio Matrimonial
Sitio Web del Ministerio  |  Librería  |  Radio 24/7
Donaciones  |  Página Capilla  |  Página Español

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

Posted in A Charlyne Le Importa

Recibe via e-mail el Devocionario Diario – A Charlyne Le Importa

Rejoice Marriag Ministries Home Page
 
Contribute
 
Hiding God's Word In Your Heart
 
Fight For Your Marriage Podcast
 
Forgive Them
 
Charlyne Cares for Kids
 
The Chapel
 
Restored Marriages
 
Conference Calls
 
Standing Firm
 
Testimonies

Share this: