newsletter_banner

Martes, 4 de Octubre del 2016
El mensaje de hoy es de Bob, que era un pródigo que regresó a casa y se volvió a casar a mí por otros 23 años antes de que el Señor se lo llevó al cielo. Bob escribió 19 libros desde la perspectiva del pródigo durante más de dos décadas después de nuestro divorcio y segundas nupcias. – Charlyne

PARADOS Y REGANDO
 
Hace muchos años la vieja verja de madera que cercaba nuestra casa estaba severamente dañada por un huracán. La habíamos hecho remover y habíamos plantado pequeños arbustos de ficus para comenzar la verja. El tiempo ha pasado y esa verja, ahora está de seis pies de altura, y tiene que ser podada cada par de meses. Es costoso mantenerla, pero provee gran seguridad y es hermosa.
 
La semana pasada, Charlyne notó que nuestra verja lucía parca. Aunque nosotros habíamos experimentado mucha lluvia recientemente, la verja parecía estarse secando y cada día se veía peor. Hace unos pocos días, nosotros supimos sobre que era la mosca blanca del higo, la cual se estaba convirtiendo en una epidemia en el Sur de la Florida. Desde entonces no hay muchos árboles de higo alrededor, aquellos pequeños insectos se alimentaban de los árboles y arbustos de ficus. Para nuestro aniversario, Charlyne y yo nos dimos de regalo un costoso exterminador de plagas para nuestra verja.
 
Después de que el exterminador explicó lo que estaba sucediendo a la verja y como sería traída de nuevo a la vida, el nos anotó el estimado. Yo pensé sobre cuanto más esto era como la restauración de matrimonio. No sólo nosotros necesitamos hacer un tratamiento costoso de inmediato, esto va a necesitar ser repetido cada dos a tres meses o la mosca blanca va a regresar.
 
¿No es esto como estar parado por un matrimonio? Esto tomó mucho trabajo, y viene con un precio. Pero tu matrimonio, como nuestra verja, puede ser traída de vuelta para ser hermoso de nuevo otra vez. Pero esto es solo parte de la historia. Si no nos mantenemos después de la mosca blanca de manera regular, nuestra verja se va a morir. Una vez un matrimonio es restaurado, si una persona deja de estar parado, deja de orar por su cónyuge y su familia, y se olvida de caminar con Cristo, es muy predecible que ellos van a ser atacados de nuevo.
 
Las cinco palabras que nosotros tememos escuchar más de personas en un matrimonio restaurado es: “Yo dejé de estar parado.” No, tu matrimonio no va a ser diferente. Una vez está restaurado, Satanás acierta al blanco en tu familia de nuevo otra vez.
 

El propósito del ladrón es robar, y matar, y destruir; mi propósito es darles una vida plena y abundante.  Juan 10:10
 
Mi esposa es conocida por un par te citas. Una de ellas pudiera ser “Cierra los labios.” La otra es “Yo nunca dejé de estar parada.” Aunque hemos estado casados de nuevo por 21 años, 2 meses y 24 días, mi esposa es todavía una stander. De hecho, mi esposa es una stander más fuerte ahora de lo que fue en el día en que nos casamos de nuevo. Los mismos conceptos bíblicos con los que ella te está animando a que apliques mientras tu cónyuge se ha ido al país lejano de la vida, ella los sigue aplicando a su vida y a nuestro matrimonio cada día. El más importante sería el perdón. A pesar de lo que yo vaya a hacer en este nuevo día, mi esposa me va a perdonar. Segundo está la confianza. ¿Cómo pudo Charlyne confiar en mi después de lo que yo hice en el pasado? La confianza se desarrolla con el tiempo. Por encima de esto, ella confía en Dios para mantener mi vida y mi voluntad en el camino correcto.
 
Déjame compartir un testimonio que vino la semana pasada en los Testimonios Sabatinos:
 

“Mi matrimonio fue restaurado, pero el enemigo regresó porque yo fallé en continuar mi parada. Debido a esto, mi esposo y yo hemos estado separados en la misma casa, con el no hablándome. Anoche, mientras mirábamos TV, el estaba hablándome como si nada había pasado. Yo alabo al Señor porque esta es una señal de que El está trabajando en mi matrimonio.”  (Florida)
 
Cuando nos envías un email y dice “Esto es difícil. Yo no creo que puedo pararme otro día más.” Yo puedo asegurarte que Charlyne estaría de acuerdo. Yo estoy seguro que hubieron tiempos en los que ella fue tentada a invitarme a empacar de nuevo, pero no lo hizo. ¿Cómo pudo ella hacer esto? Porque desde ese primer día, ella nunca dejó de estar parada. Su mirada está colocada hacia arriba en Jesús. Si Charlyne mirara alrededor y se enfocara en mi, ella pudiera fácilmente desanimarse.  ¿A dónde estás tú mirando hoy?
 

Por lo tanto, ya que estamos rodeados por una enorme multitud de testigos de la vida de fe, quietémonos todo peso que nos impida correr, especialmente el pecado que tan fácilmente nos hace tropezar. Y corramos con perseverancia la carrera que Dios nos ha puesto por delante. Esto lo hacemos al fijar la mirada en Jesús, el campeón que inicia y perfecciona nuestra fe. Debido al gozo que le esperaba, Jesús soportó la cruz, sin importarle la vergüenza que representaba. Ahora está sentado en el lugar de honor junto al trono de Dios.  Hebreos 12:1-2
 
Si tu dejas de pararte o si nosotros dejamos de orar por nuestra verja, tu casa y tu verja van a estar en problemas de nuevo. No importa lo que hayamos hecho ayer, si no estamos deseando hacer las mismas cosas mañana. El costo de ambas puede ser grande, pero la pérdida es incluso más grande.
 

En realidad no es que el Señor sea lento para cumplir su promesa, como algunos piensan. Al contrario, el es paciente por amor a ustedes. No quiere que nadie sea destruido, quiere que todos se arrepientan.  2 Pedro 3:9
Porque El vive,

Bob Steinkamp
Regocijo Ministerio Matrimonial
Sitio Web del Ministerio  |  Librería  |  Radio 24/7
Donaciones  |  Página Capilla  |  Página Español

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

Posted in A Charlyne Le Importa

Recibe via e-mail el Devocionario Diario – A Charlyne Le Importa

Rejoice Marriag Ministries Home Page
 
Contribute
 
Hiding God's Word In Your Heart
 
Fight For Your Marriage Podcast
 
Forgive Them
 
Charlyne Cares for Kids
 
The Chapel
 
Restored Marriages
 
Conference Calls
 
Standing Firm
 
Testimonies

Share this: