newsletter_banner

Viernes, 7 de Octubre del 2016

¿HAS COMENZADO A RECONSTRUIR TU HOGAR?
 
Con sabiduría se construye la casa; con inteligencia se echan los cimientos. Con buen juicio se llenan sus cuartos de bellos y extraordinarios tesoros. Proverbios 24:3-4
 
¿Has estado teniendo problemas matrimoniales hace ya tiempo? ¿Se ha estado derrumbando tu hogar por lo que tu cónyuge está diciendo que ya no te ama o que no son felices así que se va a ir de casa y se va a divorciar de ti? ¡No permitas que las palabras del enemigo te destruyan! Clama a Dios para que te ayude en tu crisis matrimonial.
 

A ti, Señor, elevo mi clamor desde las profundidades del abismo. Escucha, Señor, mi voz. Estén atentos tus oídos a mi voz suplicante. Salmo 130: 1-2
 
Tu hogar tiene que ser reconstruido sobre los cimientos sólidos de Jesucristo. Tu Arquitecto será Dios. El Capataz de obras será tu Señor Jesucristo. El Albañil será el Espíritu Santo. Tú tienes que escuchar, prestar atención y poner por obra todo lo que ellos de digan que hagas para restaurar tu matrimonio herido o muerto.
 

Si el Señor no edifica la casa, en vano se esfuerzan los albañiles. Si el Señor no cuida la ciudad, en vano hacen guardia los vigilantes. Salmo 127:1
 
Cuando empieces a reconstruir tu hogar, asegurate que estés construyendo de acuerdo a los planos de Dios y a las instrucciones del Espíritu Santo. No reconstruyas tu hogar de acuerdo a las ideas, planes o esfuerzos humanos. No podrá jamás aguantar las tormentas de la vida.
 

“Por tanto, todo el que me oye estas palabras y las pone en práctica es como un hombre prudente que construyó su casa sobre la roca. Cayeron las lluvias, crecieron los ríos, y soplaron los vientos y azotaron aquella casa; con todo, la casa no se derrumbó porque estaba cimentada sobre la roca. Pero todo el que me oye estas palabras y no las pone en práctica es como un hombre insensato que construyó su casa sobre la arena. Cayeron las lluvias, crecieron los ríos, y soplaron los vientos y azotaron aquella casa, y ésta se derrumbó, y grande fue su ruina”. Mateo 7:24-27
 
No reconstruyas tu hogar de la forma que el mundo construye sus hogares, sino que construye sobre los cimientos sólidos de tu Señor Jesucristo. Ora para que tu cónyuge, quien ha sido cegado y engañado por el enemigo, tenga sed y hambre de la Palabra de Dios. Ora para que el Espíritu Santo le hable convicción con regularidad para que se aleje de su estilo de vida pecaminoso. Ora para que cuando tu cónyuge comience a buscar las respuestas a sus problemas, que se de cuenta que la Palabra y las Verdades de Dios lo pueden librar del ese enredo que ha hecho de su vida y de las cadenas del pecado.
 
¿Tu o tu cónyuge necesitan nuevo aliento? ¿Necesitas alegría en tu corazón? La Palabra de Dios te puede infundir nuevo aliento, dar sabiduría, ayudarte a crear un carácter misericordioso y darte alegría cuando comienzas a reconstruir to hogar físico y espiritual. El Señor no quiere que tú seas un esposo o esposa o cristiano miserable. Él quiere que otros vean como tu creces en el Señor en la medida que aumenta tu fe, esperanza y confianza en el Señor para El recibir toda la gloria y la alabanza cuando tu matrimonio sea restaurado.
 

La ley del Señor es perfecta: infunde nuevo aliento. El mandato del Señor es digno de confianza: da sabiduría al sencillo. Los preceptos del Señor son rectos: traen alegría al corazón. El mandamiento del Señor es claro: da luz a los ojos. El temor del Señor es puro: permanece para siempre. Las sentencias del Señor son verdaderas: todas ellas son justas. Son más deseables que el oro, más que mucho oro refinado; son más dulces que la miel, la miel que destila del panal. Por ellas queda advertido tu siervo; quien las obedece recibe una gran recompensa. ¿Quién está consciente de sus propios errores? ¡Perdóname aquellos de los que no estoy consciente! Libra, además, a tu siervo de pecar a sabiendas; no permitas que tales pecados me dominen. Así estaré libre de culpa y de multiplicar mis pecados. Sean, pues, aceptables ante ti mis palabras y mis pensamientos, oh Señor, roca mía y redentor mío. Salmo 19:7-14
 
¿Leerás la escritura anterior nuevamente? Permíteme enfatizar que la Palabra de Dios puede hacer por ti lo que dice en el Salmo 19:7-14

 
1. Te restaurara y dará nuevo aliento:
Restáuranos, Señor, Dios Todopoderoso; haz resplandecer tu rostro sobre nosotros, y sálvanos. Salmo 80:19
 
2. La Palabra de Dios es confiable y te dará sabiduría:
La exposición de tus palabras nos da luz, y da entendimiento al sencillo. Salmo 119:130
 
3. Los preceptos o reglas son justas porque te dan alegría al corazón y luz a tus ojos.
Sobre todas las cosas amo tus mandamientos, más que el oro, más que el oro refinado. Por eso tomo en cuenta todos tus preceptos y aborrezco toda senda falsa. Salmo 119:127-128
 
4. La Palabra de Dios y Sus mandamientos son “el temor de Dios”, el cual te traerá la libertad, la justicia y la pureza de alma.
Tu justicia es siempre justa; tu ley es la verdad. Salmo 119:142
 
5. La Ley de Dios es valiosísima y cambiará tu vida para siempre, porque vale más que el oro.
Sigan por el camino que el Señor su Dios les ha trazado, para que vivan, prosperen y disfruten de larga vida en la tierra que van a poseer. Deuteronomio 5:33
 
6. Te alejara de cualquier pecado deliberado o de rebelión.
“Y no nos dejes caer en tentación, sino líbranos del maligno.” Mateo 6:13
 
7. Tu puedes orar una oración (versículo 14) pidiéndole a Dios que mantenga tu corazón, mente, palabras y tu vida libre de todo pecado.
Pero si Cristo está en ustedes, el cuerpo está muerto a causa del pecado, pero el Espíritu que está en ustedes es vida a causa de la justicia. Romanos 8:10
 
Tú tienes que ser obediente, escuchar y seguir las instrucciones del Capataz de obras y del albañil para reconstruir tu hogar. ¿Comenzarás a reconstruir tu matrimonio hoy con el Señor a tu lado, guiándote a cada momento como reconstruir tu hogar y tu matrimonio empezando ahora?
Dios te bendiga,

Charlyne Steinkamp
Regocijo Ministerio Matrimonial
Sitio Web del Ministerio  |  Librería  |  Radio 24/7
Donaciones  |  Página Capilla  |  Página Español

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

Posted in A Charlyne Le Importa

Recibe via e-mail el Devocionario Diario – A Charlyne Le Importa

Rejoice Marriag Ministries Home Page
 
Contribute
 
Hiding God's Word In Your Heart
 
Fight For Your Marriage Podcast
 
Forgive Them
 
Charlyne Cares for Kids
 
The Chapel
 
Restored Marriages
 
Conference Calls
 
Standing Firm
 
Testimonies

Share this: