newsletter_banner

Sábado, 15 de Octubre del 2016

TESTIMONIOS SABATINOS
 
Por lo tanto, mis amados hermanos, permanezcan fuertes y constantes. Trabajen siempre para el Señor con entusiasmo, porque ustedes saben que nada de lo que hacen para el Señor es inútil.  1 Corintios 15:58

“La Reconciliación finalmente ha llegado y la restauración es pronto. Mi amado y yo hemos estado separados por unos pocos años. En el último año, hemos tenido de muy poca comunicación a ninguna. En los últimos tres meses pasados, mi esperanza había comenzado a fallar y yo comencé a cuestionar a Dios sobre mi parada. Como siempre, yo fui animada por las motivaciones diarias de Charlyne. También, mi compañera de oración me dijo recientemente, que en su espíritu, ella vio a mi pródigo regresar a casa. Ayer, luego de mucha oración y súplica, yo me fui a la tierra extranjera a visitarlo a el. ¡Qué bendición! Nosotros hablamos por tres horas y yo vi clara evidencia de cómo Dios puede tornar un corazón de piedra en uno de carne. Mi amado me dijo que el me ama y me necesita, y que el me ha perdonado. El repetidamente dijo que nunca debimos separarnos. El desea que nosotros hablemos ahora sobre como restaurar y movernos hacia delante como una sola persona. El desea regresar a casa. Alabado Dios. El es fiel. Dios está trabajando, incluso cuando se ve más oscuro. Standers, caminen por fe y no por vista. Yo estoy orando por todos ustedes.” (Virginia)

Pues nuestras dificultades actuales son pequeñas y no durarán mucho tiempo. Sin embargo, ¡nos producen una gloria que durará para siempre y que es de mucho más peso que las dificultades!  Así que no miramos las dificultades que ahora vemos; en cambio, fijamos nuestra vista en cosas que no pueden verse. Pues las cosas que ahora podemos ver pronto se habrán ido, pero las cosas que no podemos ver permanecerán para siempre.  2 Corintios 4:17-18

“¡Alabado Dios! ¡Nuestro divorcio no pasó! Mi esposo y yo no nos dimos cuenta de que nosotros necesitábamos aplicar por el último paso, pensábamos que esto era automático. El ahora ha dicho, ‘No te preocupes yo lo haré en unos pocos meses. Solo unas pocas semanas atrás el estaba desesperado para obtener el divorcio. Ahora nosotros nos estamos enviando textos ocasionalmente sobre cosas generales e incluso compartido risas juntos. Dios va a completar su trabajo. Sólo 24 horas antes yo me había rendido y estuve al punto de bloquearlo en mi teléfono. ¡Dios, yo te doy a Ti la gloria por el trabajo en el corazón de mi esposo! ¡Gracias a Ti Señor!”  (Reino Unido)

“Yo recibí el decreto del divorcio hoy. Yo lloré y lloré porque además de esto, es nuestro aniversario. Yo le pregunté a Dios ya que El odia el divorcio y yo estoy en acuerdo con El, ¿por qué? Mis llantos pararon y mi corazón se suavizó con el pensamiento de que El odia el divorcio, y esto nos sucedió a nosotros para aprender de nuestros corazones endurecidos, para cerrar capítulos viejos para hacer uno nuevo. Dios, yo declaro que Tú nos haces nuevos y mejores que antes. El Espíritu Santo me recordó de Isaías 3:11. Standers, el enemigo me llevó abajo, pero yo no me estoy rindiendo, yo se lo estoy entregando a la voluntad de Dios. Dios gana. Yo estoy todavía parada, luchando y creyendo en fe por el tiempo perfecto de Dios. Gracias a ustedes hermanos y hermanas por sus testimonios que me mantienen animada. Que sintamos hambre y sed por la voluntad, Palabra y camino de Dios.”  (Arizona)

En cambio, los malvados están condenados, porque recibirán exactamente lo que se merecen.  Isaías 3:11

“Nuestra familia fue programada para mudarse en una casa nueva y poco tiempo antes de mudarnos, mi esposo decidió dejar el matrimonio y la familia. Los próximos meses fueron intensos, con nuestros niños pasando tiempo con el muy esporádicamente. Varios meses antes de él irse, yo fui solicitada para hablar en la película ‘Cuarto de Guerra’ en nuestra iglesia. Yo no tenía idea cuando llegó el tiempo de hablar, que yo iba a estar viviendo la película. Con la gracia de Dios, yo hablé y compartí mis pensamientos de la película y mi testimonio. ¡¡La mujer en el retiro, a cambio, había estado orando y ayunando por mi familia por meses ya!! Una noche, mientras las cosas se intensificaban, yo le clamé, ‘¡Dios, yo te necesito ahora!’ En pocos minutos una amiga me envió un texto, ‘Te amo, te estoy llevando en mis oraciones.’ La mañana siguiente una mujer vino a rentar nuestra casa. ¡Esta mujer terminó quedándose en mi casa por muchas horas orando sobre mi casa, sobre mi misma y mis hijos! Ella me está enseñado como orar en mi ‘Cuarto de Guerra.’”  (Florida)

“Después de muchos meses en el país lejano, mi pródigo regresó a casa, pero a vivir en el sótano, deseando nada que ver conmigo y diciéndome que no había esperanza de reconciliación. Dos meses más tarde nosotros hablamos, ambos derramando muchas lágrimas y el me dijo que no se divorciaría de mi. Un mes más tarde yo tenía lo papeles de divorcio ¡Yo estaba devastada! Pasaron las semanas y yo me convertí en una súper mega guerrera de oración. El Espíritu Santo me llevó al sótano de rodillas, rogándole a el que parara el proceso del divorcio y que nos permitiera ponernos de rodillas juntos en frente de Cristo. Luego vino una carta de el subrayando sus sentimientos de cómo yo fallé como esposa. La mañana siguiente, yo respondí con una respuesta en el espíritu de responsabilidad y gratitud por su valentía de compartir estas cosas conmigo. La misma tarde el envió un email a su abogado para que detuviera los procedimientos del divorcio. ¡AES!”  (Ohio)

Una oración ofrecida con fe, sanará al enfermo, y el Señor hará que se recupere; y si he cometido pecados, será perdonado. Confiésense los pecados unos a otros y oren los unos por los otros, para que sean sanados. La oración ferviente de una persona justa tiene mucho poder y da resultados maravillosos.  Santiago 5:15-16 (NKJV)

“Mi esposo me dijo la semana pasada que el iba a comenzar de nuevo con los papeles del divorcio. Yo estaba destruida ya que he estado parada por cierto tiempo ya. El Señor me dio a 1 Pedro 5:10-11, Hebreos 10:35-36, Joel 2:25-26, y Lucas 1:45. ¡Yo creo que el tiempo de la cosecha está cerca! Entonces, en la iglesia esta semana, nosotros estábamos leyendo Filemón, una carta poderosa de Pablo sobre el perdón. Filemón 1:15 me chocó tan maravillosamente. ¡Quizás toda esta situación sucedió en la soberanía de Dios para que yo pudiera recibir a mi esposo de vuelta no sólo temporalmente en la tierra, sino en la eternidad del Cielo! Piensa en términos de eternidad y no solo temporalmente en este mundo temporal. Quizás esta es la única manera que la eternidad de mi esposo pueda jamás ser cambiada. ¡Dios está trabajando y está haciendo algo más maravilloso!”  (Pennsylvania)

Parece que perdiste a Onésimo por un corto tiempo para que ahora pudieras tenerlo de regreso para siempre.  Él ya no es como un esclavo para ti. Es más que un esclavo, es un hermano amado, especialmente para mí. Ahora será de más valor para ti, como persona y como hermano en el Señor.  Filemón 1:15-16

“Mi esposo estuvo en casa esta semana luego de estar fuera por unos pocos meses para anunciar que el no iba a regresar y que estaría dejando la ciudad para comprar otra casa en cualquier otro lugar. Yo estaba devastada pero el Señor se paró conmigo y me dio fuerzas. Yo estoy sumamente herida, pero tengo fe en que Dios va a voltear las cosas de vuelta. Yo todavía tengo fe que el va a pensar esto. Yo sé en mi corazón que Dios va a cambiar su mente y su corazón. Yo oro al Señor por una restauración futura. Jesús, yo confío en Ti.”  (Texas)

“Yo estaba orando y ayunando regularmente para que mi matrimonio fuera restaurado. Yo también he estado practicando ‘cerrar mis labios’ con mi pródigo – que vive en casa. Mi esposo no ha estado asistiendo a la iglesia por meses y nosotros no hemos pasado tiempo juntos como familia por meses. El Domingo, yo fui a la iglesia con los niños y durante el tiempo de alabanzas y adoración, yo sentí a alguien a mi lado; ahí estaba mi amado esposo. Aunque el estuvo tímido hacia mi, esto fue maravilloso verlo a el en la iglesia. Después de la iglesia el preguntó si el podía tomarnos a los niños y a mi para ir a almorzar. Alabado Dios. Hay gran poder en combinar la oración y las alabanzas. Apocalipsis 11:12.”  (África del Sur)

Luego una fuerte voz del cielo llamó a los dos profetas: “¡Suban aquí!”  Entonces ellos subieron al cielo en una nube mientras sus enemigos los veían.  Apocalipsis 11:12

“Mi esposo y yo nos divorciamos el año pasado, pero nos reconectamos más tarde. Yo lo llamé porque yo me di cuenta que yo debía trabajar nuestros problemas maritales en vez de solo correr por un divorcio. Yo encontré a Dios durante ese tiempo y verdaderamente realicé muchos de mis errores. Ha pasado cierto tiempo ya desde nuestra re-conexión y nosotros estuvimos/estamos todavía edificando una amistad y viendo a dónde esto nos lleva. El dice que el desea volver conmigo, pero que el tiene miedo de que yo me voy a ir y a rendirme de nuevo. Yo he estado orando a Dios para que nos mantenga juntos, reconciliar nuestra relación y ser mejores personas para nosotros mismos y para Dios. Yo sé que he cambiado para ser mejor. Yo nunca jamás me voy a rendir en mi fe y esperanza por mi esposo y sé muy dentro, que el y yo vamos a volver juntos. Esto está todo en las manos de Dios y en Su tiempo. ¡Gracias a ustedes por leer y orar! ¡Sus historias me dan esperanza cada día a través de Regocijo Ministerio Matrimonial!”  (Ohio)

“Yo tuve una cita de corte esta mañana. Esta fue re-programada hasta dentro de dos meses. Yo sé que Dios se está moviendo. Gracias a ti RMM por tus oraciones.”  (Texas)

“Yo he estado orando y leyendo este libro audio desde que mi esposo se fue de casa. Yo he estado viendo como el gran poder de Dios mueve nuestras vidas. Aunque mi esposo no ha regresado a casa todavía, el está comenzando a preocuparse por el mantenimiento del coche y compartiendo tiempo conmigo y nuestra hija. El también ha visto cómo Dios trabajó en mi relación con mi suegra. Yo me mantengo esperando en Dios por la restauración de nuestro hogar, la bendición de nuestro matrimonio, y la reconciliación de mi esposo con mi familia. Dios escucha nuestras oraciones. El es poderoso y misericordioso. Sólo mantengan sus ojos en Dios, y El va a trabajar todas las cosas para bendecirnos.”  (Colombia)

“Yo he estado parada y orando por mi matrimonio hace varios meses y yo quiero dar toda la gloria al Señor. Esta semana yo he estado personalizando escrituras como RMM me enseñó y Dios ha estado suavizando el corazón de mi esposo hacia mi. Yo he tenido algunas conversaciones con mi esposo, y el dice que me ama y está siendo cariñoso conmigo. Dios me está diciendo que pronto El va a darle a mi esposo el gozo de la salvación. Dios también me ha dado dos escrituras para mantenerme parada por mi matrimonio. Isaías 40:8 e Isaías 40:31.”  (Florida)

En cambio, los que confían en el Señor encontrarán nuevas fuerzas; volarán alto, como con alas de águila. Correrán y no se cansarán; caminarán y no desmayarán.  Isaías 40:31 (NLT)

“Yo estoy alabando a Dios. Esta mañana yo me desperté y fui a tomar una ducha. No había presión en el agua. Entonces luego no había nada de agua. Yo vivo sola ahora mismo en el país y tenía miedo de que la bomba del pozo se saliera. Comencé a llorar y le pregunté a Dios qué hacer. Sentí en mi espíritu a Dios decirme que confiara en El. Salí de la ducha y comencé a alabar a Dios. De repente escuché el inodoro gotear, encendí la ducha y la presión del agua había vuelto por completo. Todavía estoy llorando, pero son lágrimas de alegría. Nuestro Dios va a suplir nuestras necesidades, solo tenemos que confiar en El ¡Alabanzas al Señor!”  (Ohio)

“Mi esposa me dejó a mi y a nuestros niños hace muchos años por otro hombre. Dios me dio el Salmo 128 como una promesa. Ella se acaba de mudar de regreso a casa y ha estado yendo a la iglesia conmigo las últimas semanas. Todavía hay muchas murallas entre nosotros y el enemigo ha estado atacándola despiadadamente. Yo estoy esperando en el Señor para que la sane completamente. ¡Gracias a Ti Señor! Ayúdame a amar a mi esposa y a confiar en Ti para ganar estas batallas.”  (Pennsylvania)

¡Qué feliz es el que teme al Señor, todo el que sigue sus caminos! Gozarás del fruto de tu trabajo; ¡qué feliz y próspero serás! Tu esposa será como una vid fructífera, floreciente en el hogar. Tus hijos serán como vigorosos retoños de olivo alrededor de tu mesa. Esa es la bendición del Señor para los que le temen. Que el Señor te bendiga continuamente desde Sion; que veas prosperar a Jerusalén durante toda tu vida. Que vivas para disfrutar de tus nietos. ¡Que Israel tenga paz!  Salmos 128:1-6
Dios te bendiga,

Charlyne Steinkamp
Regocijo Ministerio Matrimonial
Sitio Web del Ministerio  |  Librería  |  Radio 24/7
Donaciones  |  Página Capilla  |  Página Español

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

Posted in A Charlyne Le Importa

Recibe via e-mail el Devocionario Diario – A Charlyne Le Importa

Rejoice Marriag Ministries Home Page
 
Contribute
 
Hiding God's Word In Your Heart
 
Fight For Your Marriage Podcast
 
Forgive Them
 
Charlyne Cares for Kids
 
The Chapel
 
Restored Marriages
 
Conference Calls
 
Standing Firm
 
Testimonies

Share this: