newsletter_banner

Viernes, 9 de Diciembre del 2016

¿ESTRESADO? – ¡BUSCA LA PAZ PERFECTA DE DIOS!
 
Al de carácter firme lo guardarás en perfecta paz, porque en ti confía. Confíen en el Señor para siempre, porque el Señor es una Roca eterna. Isaías 26:3-4
 
Al comenzar este mes de diciembre, puede que ya hayas empezado a decorar tu hogar, a hornear galletas especiales o te estés montando en una escalera después que te ofreciste a colocar las luces de navidad en tu casa para tu esposa. Si tienes hijos, puede que tengas varios eventos que atender este mes. ¿Estas estresado pensando todo lo que tienes que hacer antes del día de Navidad? Este es un mes donde tú tienes que hablar con el Señor a lo largo de cada día pidiéndole que te ayude a establecer tus prioridades. Solo Él te puede dar paz en medio de tu apretada agenda.
 
¿Estás enfrentando problemas matrimoniales, una separación, un divorcio, u otros eventos durante el mes de diciembre que te están haciendo sentir ansioso o temeroso? Mi oración para ti hoy es, que busques la paz perfecta de Dios mientras pasas por tu crisis de problemas matrimoniales que jamás pensaste que pasarían en tu familia. ¿SABES que puedes tener la paz perfecta de Dios mientras enfrentas que a tu matrimonio lo declaren muerto?
 
Cuando tu vida es un torbellino debido a tus problemas matrimoniales, esto a menudo produce problemas financieros y otros tipos de problemas, por lo que debes continuamente esforzarte por mantener tu mente dirigida a tu Señor en la oración. Coloca toda tu confianza y esperanza en Él solamente. Tú necesitas saber que el único que puede mover o cambiar tus circunstancias imposibles es el Señor Jesucristo. Nunca olvides que Él es fiel.
 

Señor, tú estableces la paz en favor nuestro, porque tú eres quien realiza todas nuestras obras. Isaías 26:12
 
Al buscar la justicia de tu Señor, puedes adquirir la perfecta paz cuando tu mente está firme en el conocimiento de la voluntad del Señor para tu vida y tu familia. Nunca olvides que Dios odia el divorcio. Él quiere a tu familia reconciliada, restaurada y con un matrimonio mejor que cuando tu esposo o esposa te dejo. Aun cuando estés pasando por un día difícil, debes saber siempre que el Señor se levantara, te protegerá y defenderá. Tú debes confiar en tu Señor más que en cualquier otra persona, porque Él es el único que puede responder de forma inmediata en los momentos críticos en tu vida o la de tus hijos. ¡Tú tienes que “apoyarte en el Señor” totalmente, sabiendo que puedes siempre confiar en el Señor por todo!
 

El Señor fortalece a su pueblo; el Señor bendice a su pueblo con la paz. Salmo 29:11
 
Tú debes enseñar este principio a tus hijos o nietos para que nunca se olviden de clamar en el nombre de Jesús y confiar en él para ayudarlos cuando no siempre estés cerca. Tus hijos serán tentados por sus compañeros para hacer muchas cosas diferentes, y tienes que enseñarles a tus hijos que el Señor les dará la fuerza y el poder para ayudarles a salir de situaciones difíciles y tentadoras las cuales tienen que huir de inmediato.
 
Escuchamos de esposos y esposas que enfrentan a situaciones muy difíciles. Si tu esposo o esposa todavía vive en casa, es una gran bendición, ya que está bajo tu techo, pero puede ser más difícil amarlo incondicionalmente. Tu esposo / esposa puede haberse marchado y está viviendo en ese país lejano.
 
¿Acaba tu amado conyugue de regresar de ese país lejano hace poco? Tú esposo o esposa, independientemente de las circunstancias, puede que aún no se haya arrepentido de su estilo de vida y este viviendo una doble vida en presencia de tus hijos. ¡Solo sigue ayunando y orando por tu conyugue, pero si ves tu montaña aún no se mueve, no te des por vencida! Recuerda, tu Señor trajo a casa a tu cónyuge. Tú debes seguir siendo fiel, orando por la salvación de tu esposo o esposa y la transformación de su corazón. Quiero animarte a que ores varias escrituras de salvación diferentes cada día y el Señor hará el resto.
 

Por tanto, a cada uno de ustedes, los israelitas, los juzgaré según su conducta. Lo afirma el Señor omnipotente. Arrepiéntanse y apártense de todas sus maldades, para que el pecado no les acarree la ruina. Arrojen de una vez por todas las maldades que cometieron contra mí, y háganse de un corazón y de un espíritu nuevos. ¿Por qué habrás de morir, pueblo de Israel? Yo no quiero la muerte de nadie. ¡Conviértanse, y vivirán! Lo afirma el Señor omnipotente. Ezequiel 18:30-32
 
Querido luchador, no te des por vencido con tu conyugue alcohólico, con tu conyugue que está luchando contra las drogas o las adicciones sexuales en estos momentos. Tu amado conyugue puede estar viviendo dos estilos de vida diferentes, uno en el trabajo y algo totalmente diferente en tu hogar. Dios lo sabe y lo ve todo. Por favor, mantén tu mente firme y fiel en el Señor. Nunca dejes de confiar en lo que el Señor cumplirá.
 

“La paz les dejo; mi paz les doy. Yo no se la doy a ustedes como la da el mundo. No se angustien ni se acobarden.” Juan 14:27
 
Lo que tus hijos tienen que ver es la convicción del Espíritu Santo de compromiso y tenacidad de como un progenitor ora y espera en el Señor Jesucristo para romper los muros del silencio y del pecado que su conyugue ha construido. ¡Qué amor incondicional estás mostrando! ¡Nada es imposible para el Señor! ¡Nunca te des por vencida!
 

“No prevalecerá ninguna arma que se forje contra ti; toda lengua que te acuse será refutada. Ésta es la herencia de los siervos del Señor, la justicia que de mí procede, afirma el Señor.” Isaías 54:17
Dios te bendiga,

Charlyne Steinkamp
Regocijo Ministerio Matrimonial
Sitio Web del Ministerio  |  Librería  |  Radio 24/7
Donaciones  |  Página Capilla  |  Página Español

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

Posted in A Charlyne Le Importa

Recibe via e-mail el Devocionario Diario – A Charlyne Le Importa

Rejoice Marriag Ministries Home Page
 
Contribute
 
Hiding God's Word In Your Heart
 
Fight For Your Marriage Podcast
 
Forgive Them
 
Charlyne Cares for Kids
 
The Chapel
 
Restored Marriages
 
Conference Calls
 
Standing Firm
 
Testimonies

Share this: