newsletter_banner

Viernes, 17 de Febrero del 2017

PORQUE DIOS TE AMA – TU PUEDES AMAR A TU CÓNYUGE
 
¿Sabes cuánto te ama Dios? Dios te creó. Él tiene un plan y un propósito para tu vida desde que estabas en el vientre de tu madre. ¡Jamás dudes de Su increíble y abundante amor!
 
Dios creó el matrimonio. Él odia el divorcio. Nunca dudes del poder de Dios porque Él es capaz de darle nueva vida y un amor más fuerte a tu matrimonio. ¿Cómo lo sé? Porque Dios es amor.
 
Cuando tú estás orando por la restauración, es tan fácil caer en la trampa de la ira y la amargura. Tú te puedes puede llegar a sentirte tan abrumada con las circunstancias que te olvidas de la persona de la cual te enamoraste. Y tú te puedes estar preguntando por qué quisieras tener esa negatividad de nuevo en tu matrimonio.
 

Queridos hermanos, ya que Dios nos ha amado así, también nosotros debemos amarnos los unos a los otros. Nadie ha visto jamás a Dios, pero, si nos amamos los unos a los otros, Dios permanece entre nosotros, y entre nosotros su amor se ha manifestado plenamente. 1 Juan 4:11-12
 
Dios puede resucitar tu matrimonio aun cuando ya esté catalogado como “muerto” a los ojos del mundo. Eso es lo que dice la corte, la familia y los amigos sobre tu matrimonio. Pero, ¿qué es lo que el Señor está diciendo sobre tu matrimonio? Preguntale como Él ve a tu cónyuge.
 
Ese fue uno de los errores más grandes que yo cometí cuando procuré mi divorcio. Yo nunca le pregunte a Dios como Él veía a Bob. Yo veía con mis ojos mundanos que Bob estaba viviendo una vida pecaminosa y todos a mi alrededor estaban de acuerdo conmigo, así que decidí terminar mi matrimonio permanentemente.
 
Nunca dudes del sacrificio y el amor que le muestras a tu esposo o a tu esposo cuando te mantienes fiel a tus votos matrimoniales. Tus hijos o familiares puede que no entiendan tu lealtad o la razón por la que tú quieres la restauración, pero en los días venideros te admirarán por haberte parado firme, creyendo en la santidad del matrimonio para siempre. Que legado le estas dejando a ellos y a las generaciones futuras. Permíteme compartir contigo lo que la Biblia dice sobre los votos:
 

Cuando hagas un voto a Dios, no tardes en cumplirlo, porque a Dios no le agradan los necios. Cumple tus votos: Vale más no hacer votos que hacerlos y no cumplirlos. Eclesiastés 5:4-5
 
“Yo les daré un corazón íntegro, y pondré en ellos un espíritu renovado. Les arrancaré el corazón de piedra que ahora tienen, y pondré en ellos un corazón de carne.” Ezequiel 11:19

 
Nunca olvides lo mucho que se amaron el uno al otro. Yo sé que tus emociones y tus sentimientos están en carne viva hoy y que tu corazón está partido en dos, pero tu Señor esta allí mismo a tu lado.
 

“Así que no temas, porque yo estoy contigo; no te angusties, porque yo soy tu Dios. Te fortaleceré y te ayudaré; te sostendré con mi diestra victoriosa.” Isaías 41:10
 
¿Qué debes hacer?
  • Busca al Señor y apoyate en Él. Pídele que te de Su sabiduría de como reconstruir tu matrimonio. Pídele que te muestre las áreas donde tú has fallado y comienza a trabajar en ti misma.
  • Pídele al Señor que derrame Su amor en el corazón de ambos. Ora para que cada uno de ustedes se vuelva más amable, más compasivo y se entreguen más sacrificialmente el uno al otro cuando llegue la ocasión.
  • Pídele al Espíritu Santo que re-avive y re-encienda tu amor para que sea más fuerte de lo que fue el día de tu boda.
  • Pídele al Señor que sane tus dolores de las heridas del pasado.
  • Permítele al Señor que te transforme en el esposo o esposa que tienes que ser. Dirige los deseos de tu corazón a que amen a tu esposo o esposa como nos lo enseña en 1 Corintios 13:4-8, más conocido como el Capítulo del Amor:
El amor es paciente, es bondadoso. El amor no es envidioso ni jactancioso ni orgulloso. No se comporta con rudeza, no es egoísta, no se enoja fácilmente, no guarda rencor. El amor no se deleita en la maldad, sino que se regocija con la verdad. Todo lo disculpa, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta. El amor jamás se extingue, mientras que el don de profecía cesará, el de lenguas será silenciado y el de conocimiento desaparecerá. hora, pues, permanecen estas tres virtudes: la fe, la esperanza y el amor. Pero la más excelente de ellas es el amor. 1 Corintios 13:4-8, 13
 
¿Tomarás un nuevo compromiso con el Señor de pararte firme y luchar por tu matrimonio para siempre? Comienza por amar a tu esposo o esposa con un nuevo amor, ese amor incondicional que Cristo nos da a nosotros. Escoge caminar en fe y esperanza, confiando en el Señor para que Él vaya y rescate a tu esposo o esposa en Su tiempo perfecto.
 
Quisiera instarte a que escribas una carta de amor o una tarjeta hoy a tu esposo o esposa y guardarla para que la abran el día en que regrese a casa. ¡Qué manera de comenzar tu restauración matrimonial mostrándole tu amor ágape incondicional!
Dios te bendiga,

Charlyne Steinkamp
Regocijo Ministerio Matrimonial
Sitio Web del Ministerio  |  Librería  |  Radio 24/7
Donaciones  |  Página Capilla  |  Página Español

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

Posted in A Charlyne Le Importa

Recibe via e-mail el Devocionario Diario – A Charlyne Le Importa

Rejoice Marriag Ministries Home Page
 
Contribute
 
Hiding God's Word In Your Heart
 
Fight For Your Marriage Podcast
 
Forgive Them
 
Charlyne Cares for Kids
 
The Chapel
 
Restored Marriages
 
Conference Calls
 
Standing Firm
 
Testimonies

Share this: