newsletter_banner

Domingo, 19 de Marzo del 2017

PRUÉBAME EN ESTO
 
Hoy nosotros alabamos al Señor por lo fiel que Él es a Sus promesas. Nosotros escuchamos cada semana de hombres y mujeres que han aceptado al Señor como Salvador o han vuelto sus corazones y vidas de vuelta al Señor. Qué enorme alabanza que nosotros jamás debemos tomar por sentado.
 
Yo oro para que asistas a la iglesia hoy y le des tu diezmo a tu iglesia. Hay varios hidrantes que están listados en la Biblia que pueden bloquear respuestas a tus oraciones, pero déjame compartirte un obstáculo o hidrante importante. ¿Tú diezmas? ¿Sabes lo que significa diezmar? Diezmar es darle al Señor, primero, antes de pagar tus cuentas. En el Viejo Testamento, la cantidad era un 10%, pero en el Nuevo Testamento, nosotros somos instruidos a dar, de la misma manera como el Señor nos ha bendecido y debes de ser un dador alegre.
 
Todo lo que nosotros tenemos le pertenece al Señor, pero Dios nos ha confiado para ser sus administradores de Su dinero. Nosotros debemos decidir en nuestros corazones si ponemos a Dios primero o al dinero. (Lee Lucas 16:13)
 
A través del Nuevo Testamento tú observas que el obsequio del dinero es para avanzar el reino de Dios, por el trabajo de la iglesia local, para ayudar aquellos que están en necesidad, y para regar el Evangelio a través del mundo mientras das tus ofrendas a misioneros y otros ministerios. El objetivo de nuestro ministerio es enseñar la Palabra de Dios, para que puedas aplicarla a tu propia vida personal.
 
Yo sé que personalmente tú puedes nunca haber sido enseñado a diezmar o puedes estar pensando en este momento, “¡Yo no tengo dinero suficiente para pagar mis cuentas, y no digamos como para darle una décima parte a Dios!”
 

“Desde los días de sus antepasados, han despreciado mis decretos y los han desobedecido. Ahora, vuelvan a mí y yo volveré a ustedes,” dice el Señor de los Ejércitos Celestiales. ‘Pero ustedes preguntan: “¿Cómo podemos volver cuando nunca nos fuimos?” “¿Debería el pueblo estafar a Dios?” ¡Sin embargo, ustedes me han estafado! Pero ustedes preguntan: “¿Qué quieres decir? ¿Cuándo te hemos estafado?” “Me han robado los diezmos y ofrendas que me corresponden. Ustedes están bajo maldición porque toda la nación me ha estado estafando.’”  Malaquías 3:7-9
 
Mientras yo estaba divorciada, nuestra máquina de lavar ropas se rompió. Yo estaba dando viajes a una lavandería de monedas una noche para la ropa de nuestros tres hijos. Yo no tenía dinero para reparar mi lavadora. Un Domingo, una familia de la iglesia me dio $100. El Señor les había dicho que me lo dieran. Yo sabía que sus necesidades eran tan grandes como las mías, pero ellos insistieron y yo acepté con mucho amor. Yo les dije que oraría al Señor para que los bendijera a ellos. Mi factura de reparación y el diezmo, vinieron en centésimas de los $100. Yo no entendí por qué el Señor los usó a ellos para suplir mi necesidad, pero yo le di las gracias a Él. Un par de semanas más tarde el mismo hombre encontró un sobre en el parqueo de la iglesia conteniendo $200. El dinero no fue reclamado por un período de tiempo y nuestro pastor le devolvió a la familia el dinero que habían encontrado. Fue una lección espiritual para ambas de nuestras familias. Sé obediente y no puedes quitarle a Dios.
 

“Traigan todos los diezmos al depósito del templo, para que haya suficiente comida en mi casa.” ‘Si lo hacen —dice el Señor de los Ejércitos Celestiales—, “les abriré las ventanas de los cielos. ¡Derramaré una bendición tan grande que no tendrán suficiente espacio para guardarla! ¡Inténtenlo! ¡Pónganme a prueba!  Sus cosechas serán abundantes porque las protegeré de insectos y enfermedades. Las uvas no caerán de las vides antes de madurar,’” dice el Señor de los Ejércitos Celestiales. “Entonces todas las naciones los llamarán benditos, porque su tierra será un deleite,” dice el Señor de los Ejércitos Celestiales.  Malaquías 3:10-12
 
Tu puedes no estar diezmando al no conocer o entender la Palabra de Dios completamente. Nosotros recibimos emails de standers quienes alaban a Dios por Su fidelidad a ellos mientras ellos diezman en obediencia a Su Señor. Debo sugerirte que le preguntes al Señor qué quiere El que tú hagas con respecto a tus finanzas. Comienza dando algo y esfuérzate por llegar al diez por ciento. Recuerda, Él conoce todos los detalles de tu vida.
 

Pues es Dios quien provee la semilla al agricultor y luego el pan para comer. De la misma manera, él proveerá y aumentará los recursos de ustedes y luego producirá una gran cosecha de generosidad en ustedes. Efectivamente, serán enriquecidos en todo sentido para que siempre puedan ser generosos; y cuando llevemos sus ofrendas a los que las necesitan, ellos darán gracias a Dios.  2 Corintios 9:10-11
 
Nosotros creemos tan fuertemente en diezmar que en Regocijo Ministerios Matrimonial, nosotros hemos diezmado de nuestro dinero desde el nacimiento de nuestro Ministerio a una variedad de Ministerios cada mes. No podemos quitarle a Dios.
 

“Den, y recibirán. Lo que den a otros les será devuelto por completo: apretado, sacudido para que haya lugar para más, desbordante y derramado sobre el regazo. La cantidad que den determinará la cantidad que recibirán a cambio.”  Lucas 6:38
 
No hay otro lugar en la Biblia donde el Señor diga, “Pruébame en esto.” Qué afirmación tan poderosa y reto de tu Señor. Yo oro para que puedes ser retado a considerar diezmar y ver como el Señor va a “¡abrir las ventanas de los cielos y a derramar una bendición tan grande que no tendrás suficiente espacio para guardarla!” ¡Qué promesa de tu Señor Dios! Yo creo que Dios les da más a Sus hijos quienes le dan generosamente a Él, para que ellos puedan continuar dando a Su iglesia y ministerios. Nunca podrás ser capaz de quitarle al Señor si estás caminando cerca de Él.
 
Hoy adora al Señor con alabanzas a Su Santo Nombre. Oremos por los miles de pródigos, cónyuges y niños para que se arrepientan y sometan sus corazones y vidas al Señor. ¡Alaba al Señor!
 

“…de la misma manera, hay alegría en presencia de los ángeles de Dios cuando un solo pecador se arrepiente.”  Lucas 15:10
Dios te bendiga,

Charlyne Steinkamp
Regocijo Ministerio Matrimonial
Sitio Web del Ministerio  |  Librería  |  Radio 24/7
Donaciones  |  Página Capilla  |  Página Español

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

Posted in A Charlyne Le Importa

Recibe via e-mail el Devocionario Diario – A Charlyne Le Importa

Rejoice Marriag Ministries Home Page
 
Contribute
 
Hiding God's Word In Your Heart
 
Fight For Your Marriage Podcast
 
Forgive Them
 
Charlyne Cares for Kids
 
The Chapel
 
Restored Marriages
 
Conference Calls
 
Standing Firm
 
Testimonies

Share this: