newsletter_banner

Lunes, 19 de Junio del 2017

ORANDO POR VOLUNTAD DE DIOS
 
Muchos de nosotros hemos oído desde que estamos de pie por el regreso de nuestro prodigo(a), “Pero debes orar para que se haga la voluntad de Dios”. Estoy seguro de que estas palabras nos han llevado a muchos de nosotros a dudar y a veces cuestionar nuestra postura de pararnos por la restauración de nuestro matrimonio. Tal vez incluso pensamos: “¿Va mi esposo a volver algún día?” O “¿Y que tal si no es realmente la voluntad de Dios que nosotros estemos juntos otra vez?” Permítanme reasegurarles que son mentiras de Satanás quien vino a a matar, robar y a destruir nuestras familias
 

“Por eso el hombre deja a su padre y a su madre, y se une a su mujer, y los dos se funden en un solo ser”  Génesis 2:24 (NVI)
 
Estoy seguro de que muchos de los miembros de tu familia se han unido a ti parándose en la brecha por tu matrimonio, pero algunos han perdido su pasión. A ellos no los motiva la misma razón que a ti . El resultado para ellos es diferente al resultado para ti. No es que no estén de acuerdo que lo hagas . Ellos quieren que tu familia sea restaurada, que tu pródigo regrese a ti y a la familia, pero para ti es tu otra mitad. Es la persona que Dios te ha dado para que pases tu vida. Tu alma gemela, por así decirlo. La mayoría de ellos cree que sólo deberías  “encontrar a alguien más”. Pero para nosotros, no hay nadie más. Porque nadie más lo hará. Este pródigo(a) es lo que Dios quiso para nosotros. Desde el momento en que fuimos concebidos, Dios sabía con quién nos casaríamos. Él tenía un propósito para todos y cada uno de nosotros. Ese propósito incluía el cónyuge de nuestra juventud.
 

Mis huesos no te fueron desconocidos cuando en lo más recóndito era yo formado, cuando en lo más profundo de la tierra era yo entretejido.Tus ojos vieron mi cuerpo en gestación: todo estaba ya escrito en tu libro; todos mis días se estaban diseñando, aunque no existía uno solo de ellos.  Salmo 139: 15-16
 
No es la voluntad de Dios que los matrimonios se destruyan. Si estas orando para que tu matrimonio sea restaurado y dure toda la vida, entonces estas orando para que se haga la voluntad de Dios. ¿Estás orando para que tu cónyuge vuelva a Dios y sea salvo? Entonces estas orando para que la voluntad de Dios sea hecha. Porque Dios no quiere que ninguno de sus hijos perezca. Todos somos hijos de Dios. Eso incluye a su cónyuge. Tu cónyuge está perdido. El Señor va tras el perdido y trae a casa a los extraviados como leemos en Ezequiel 34:16.
 

“Buscaré a las ovejas perdidas, recogeré a las extraviadas, vendaré a las heridas y fortaleceré a las débiles, pero exterminaré a las ovejas gordas y robustas. Yo las pastorearé con justicia.  Ezequiel 34:16
 
Nuestros cónyuges que han comenzado nuevas relaciones pueden estar diciéndonos muchas cosas por que están escuchando las mentiras del diablo. Nos dicen cosas dolorosas. Pero sé fuerte y sostente en las verdades de Dios que están en su Palabra. Nuestros pródigos nos dicen: “Dios me ha dado libre albedrío para hacer mis propias elecciones”. Veamos un par de escrituras en Proverbios y una en Salmos para explicar nuestro libre albedrío.
 
El
Salmo 33: 10-11 dice que el Señor frustra los planes de las naciones y frustra los propósitos de los pueblos. Pero los planes del Señor permanecen firmes para siempre los propósitos de Su corazón por todas las generaciones. Los propósitos de Dios y sus planes prevalecerán. No importa lo que elijamos hacer. No importa qué camino tomemos, la voluntad de Dios es firme. No va a cambiar. Él lo hará pasar.
 
Veamos
Proverbios 16: 9. En su corazón un hombre planea su curso, pero el Señor determina sus pasos. Y luego en Proverbios 19:21. Muchos son los planes en el corazón de un hombre, pero es el propósito del Señor el que prevalece.
 
El Señor estableció la familia antes de establecer la iglesia. Nuestras familias son importantes para el Señor. Es por eso que Satanás quiere destruir nuestras familias. Satanás vino a matar, robar y destruir la columna vertebral de nuestras iglesias. La familia. Dios ha establecido guías en su Palabra sobre cómo la familia debe operar. Cómo los esposos y esposas deben tratarse. Cómo los padres deben tratar a sus hijos y cómo los hijos deben tratar a sus padres. Cuando esas guías no se cumplen, Satanás tiene un punto de apoyo y empieza la destrucción del matrimonio.
 
Tenemos amigos y familiares que nos dicen que está bien divorciarnos de nuestro cónyuge debido a su estilo de vida pecaminoso con otro(a). Nuestro propio cónyuge también puede estar diciéndonos esto. El mío lo ha hecho. Tal declaración es una mentira que el diablo usa para destruir a nuestras familias. Sí, la Biblia afirma que el divorcio está permitido en tal área. Sin embargo, la Biblia también afirma que Dios odia el divorcio.Yo sé que cuando me casé con mi cónyuge, mi esposo y yo éramos cristianos y asistíamos a la iglesia. Probablemente como muchos de ustedes. Eso significa que Dios estuvo presente cuando entró en su pacto. Dios los ha unido a ustedes.
 

 Así que ya no son dos, sino uno solo. Por tanto, lo que Dios ha unido, que no lo separe el hombre.”  Mateo 19: 6
 
«¡Pues yo odio el divorcio—dice el Señor, Dios de Israel—. Divorciarte de tu esposa es abrumarla de crueldad —dice el Señor de los Ejércitos Celestiales—. Por eso guarda tu corazón; y no le seas infiel a tu espos.  Malaquías 2:16 (NVI)

 
¿Estás orando por la voluntad de Dios para tu vida y tu matrimonio? ¿Estás firme en Su Palabra y Sus promesas, creyendo que El que comenzó la obra la vera finalizada hasta el día de Cristo Jesús? No dejes que las mentiras de Satanás te hagan vacilar en tu posición de pararte en la brecha por la restauración de tu matrimonio. Se fuerte y valiente. El Señor esta peleando tu batalla. Él empezó una obra en tí desde el día en que fuiste concebido. El sabia que esto iba a pasar y estaba preparado. El tiene todo bajo control. Solo descansa en El. Él ya lo tiene resuelto.
 
Barby in Pennsylvania

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

Posted in A Charlyne Le Importa

Recibe via e-mail el Devocionario Diario – A Charlyne Le Importa

Rejoice Marriag Ministries Home Page
 
Contribute
 
Hiding God's Word In Your Heart
 
Fight For Your Marriage Podcast
 
Forgive Them
 
Charlyne Cares for Kids
 
The Chapel
 
Restored Marriages
 
Conference Calls
 
Standing Firm
 
Testimonies

Share this: