newsletter_banner

Domingo, 16 de Julio del 2017

¡SANTO, SANTO, SANTO, SEÑOR DIOS EL TODOPODERO!
 
¡Vengan, cantemos al SEÑOR! Aclamemos con alegría a la Roca de nuestra salvación. Acerquémonos a él con acción de gracias. Cantémosle salmos de alabanza, porque el SEÑOR es Dios grande, un gran Rey sobre todos los dioses. En sus manos sostiene las profundidades de la tierra y las montañas más imponentes. El mar le pertenece, pues él lo creó; sus manos también formaron la tierra firme. Vengan, adoremos e inclinémonos. Arrodillémonos delante del SEÑOR, nuestro creador.  Salmos 95:1-6
 

¡Nosotros tenemos el privilegio de cantar alabanzas al Señor! ¿Vas a poner a un lado todo tu dolor, y tus penas, y escoger adorar al Señor Dios Todopoderoso este día del Señor? El Salmo 95 te llama a ti y cada uno a adorar y alabar a nuestro Señor con tu corazón.
 

Honren al Señor por la gloria de su nombre; adoren al SEÑOR en la magnificencia de su santidad.  Salmo 29:2
 
Mientras comienza tu tiempo de quietud con el Señor, escucha música de alabanzas por cinco a diez minutos o lee un himno de canciones de alabanzas, glorificando Su Santo Nombre. Es una manera excelente de asentar tu espíritu mientras te preparas para pasar tiempo con el Señor. Necesitamos adorar a nuestro poderoso y asombroso Dios diariamente.
 
¿Has leído el Apocalipsis recientemente? Esto es lo que podemos mirar hacia delante, y esta es la razón por la que estás parado en la brecha, orando por la salvación de tu cónyuge. Que tú te conviertas en un testigo seguro para estar listo cuando el Señor abra la puerta para tu compartir con cualquiera como tu vida ha cambiado cuando Jesucristo vino a ser el Salvador y Señor de tu vida.
 

Lo rodeaban veinticuatro tronos en los cuales estaban sentados veinticuatro ancianos. Todos vestían de blanco y tenían una corona de oro sobre la cabeza. Del trono salían relámpagos y estruendo de truenos. Delante del trono había siete antorchas con llamas encendidas; esto es el Espíritu de Dios de siete aspectos.  Delante del trono también había un mar de vidrio brillante, reluciente como el cristal. En el centro y alrededor del trono había cuatro seres vivientes, cada uno cubierto de ojos por delante y por detrás. El primero de esos seres vivientes era semejante a un león, el segundo era como un buey, el tercero tenía cara humana, y el cuarto era como un águila en vuelo. Cada uno de los seres vivientes tenía seis alas, y las alas estaban totalmente cubiertas de ojos por dentro y por fuera. Día tras día y noche tras noche repiten continuamente: “SANTO, SANTO, SANTO ES EL Señor DIOS, el TODOPODEROSO, EL QUE SIEMPRE FUE, QUE ES, Y QUE ESTA AUN POR VENIR.” Cada vez que los seres vivientes dan gloria, honor y gracias al que está sentado en el trono (el que vive por siempre y para siempre), los veinticuatro ancianos se postran y adoran al que está sentado en el trono (el que vive por siempre y para siempre), y ponen sus coronas delante del trono, diciendo: “Tú eres digno, oh Señor nuestro Dios, de recibir gloria y honor y poder. Pues tú creaste todas las cosas, y existen porque tú las creaste según tu voluntad.”  Apocalipsis 4:4-11
 
Tú vas a sentir Su presencia, y nuestro Señor habita en las alabanzas de Su pueblo. Mientras yo trabajaba en este devocional, la canción, Santo, Santo, Santo estaba sonando en el fondo.
 
Estas son las palabras que nosotros vamos a cantar en el Cielo algún día. ¡Que día será ese! Los problemas de este mundo estarán muy lejos de nuestras mentes. La única cosa que nos va a importar es adorar a los pies de nuestro Señor.
 
Mi oración es que aprendas a adorar y alabar a Dios cada día. Alabar al Señor va a cambiar tu caminar espiritual y entonces siempre vas a querer hacer tiempo de adoración a tu Señor y Salvador. Por favor, recuerda orar por todos los pródigos alrededor del mundo para que sometan sus corazones al Señor hoy. Entonces se bendecido mientras vas a la iglesia a adorar a nuestro Señor Dios Todopoderoso.
 

Te exaltaré, mi Dios y Rey, y alabaré tu nombre por siempre y para siempre. Te alabaré todos los días; sí, te alabaré por siempre. ¡Grande es el SEÑOR, el más digno de alabanza! Nadie puede medir su grandeza. Todas tus obras te agradecerán, SEÑOR, y tus fieles seguidores te darán alabanza. Hablarán de la gloria de tu reino; darán ejemplos de tu poder. Contarán de tus obras poderosas y de la majestad y la gloria de tu reinado. Pues tu reino es un reino eterno; gobiernas de generación en generación. El SEÑOR siempre cumple sus promesas; es bondadoso en todo lo que hace. El SEÑOR está cerca de todos los que lo invocan, sí, de todos los que lo invocan de verdad…Alabaré al SEÑOR, y que todo el mundo bendiga su santo nombre por siempre y para siempre.  Salmos 145:1-3, 10-13, 18, 21
Dios te bendiga,

Charlyne Steinkamp
Regocijo Ministerio Matrimonial
Sitio Web del Ministerio  |  Librería  |  Radio 24/7
Donaciones  |  Página Capilla  |  Página Español

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

Posted in A Charlyne Le Importa

Recibe via e-mail el Devocionario Diario – A Charlyne Le Importa

Rejoice Marriag Ministries Home Page
 
Contribute
 
Hiding God's Word In Your Heart
 
Fight For Your Marriage Podcast
 
Forgive Them
 
Charlyne Cares for Kids
 
The Chapel
 
Restored Marriages
 
Conference Calls
 
Standing Firm
 
Testimonies

Share this: