Español

home_top_banner

DECLARACIONES PARA EL DEFENSOR DEL MATRIMONIO

ESTOY DE PIE POR LA RESTAURACION DE MI MATRIMONIO!…

No voy a renunciar, no voy a ceder , no voy a entregar mi matrimonio, no me voy a rendir hasta que esta restauración sea un hecho. Hice unos votos, pronuncié unas palabras, hice una promesa, acepté un anillo, me entregué, confié en DIOS, y pronuncié esas palabras con fe e intención… en la salud y en la enfermedad, en la alegria y en la tristeza, para bien o para mal, en la riqueza y en la pobreza, en las buenas y en las malas…aqui estoy de pie, AHORA, no me sentaré, no bajaré la guardia, no me dentendré , no me confiaré, ni caeré, no bajaré mi mirada, ni me derribaré hasta que esta crisis haya sido derrotada!

Me niego a poner mis ojos en las circunstancias externas, o escuchar a profetas de la fatalidad, o creer en lo que esta de moda, en lo mundano, en lo popular , lo conveniente, lo facil, lo rapido, lo bajo o lo ventajoso … ni tampoco aceptaré una imitación barata de la realidad de Dios, ni caeré en rebajar los estandares de Dios, ni desviar la voluntad de Dios, tampoco alteraré la palabra de Dios, y aún menos violaré el pacto de Dios y no aceptaré lo que Dios ODIA, en éste caso el divorcio!

En un mundo de suciedad, permaneceré puro; asi este rodeado de mentiras voy a decir la verdad; donde haya desesperanza, voy a tener esperanza en Dios: cuando el vengarse es mas facil, bendeciré en lugar de maldecir, y cuando las situaciones estan en contra mia, confiaré en la fidelidad de Dios.

Soy un guerrero, y no me conformaré, no me arriesgaré, ni contenderé ni renunciaré. Estoy firme en mi decision, con un rostro firme, entré ala carrera, creí en la Palabra, y confié a Dios el resultado final.

No voy a permitir que ni las reacciónes de mi conyugue, ni la insistencia de mis amistades, ni el concejo de mis seres amados, ni las dificultades economicas, tampoco los intentos del enemigo ma hagan abandonar, retrasar, arruinar o darme por vencido hasta que mi matrimonio sea restaurado.

– Autor Desconocido

Recibe via e-mail el Devocionario Diario – A Charlyne Le Importa