newsletter_banner

Sábado, 7 de Enero del 2017

NO TENGAS MIEDO
 
Pero el ángel le dijo: “¡No tengas miedo, Zacarías! Dios ha oído tu oración. Tu esposa, Elisabeth, te dará un hijo, y lo llamarás Juan.”  Lucas 1:13
 
No tengas miedo,” María, le dijo el ángel, “¡porque has hallado el favor de Dios!”  Lucas 1:30
 
Mientras consideraba esa posibilidad, un ángel del Señor se le apareció en un sueño. “José, hijo de David,” le dijo el ángel, “no tengas miedo de recibir a María por esposa, porque el niño que lleva dentro de ella fue concebido por el Espíritu Santo.”  Mateo 1:20
 
Pero el ángel los tranquilizó. “No tengan miedo,” dijo. “Les traigo buenas noticias que darán gran alegría a toda la gente.”  Lucas 2:10

 
Lucas le estaba escribido a su amigo, Teófilo, sobre Jesucristo (Dios en forma humana) llegando a un mundo pecador para ser el salvador de toda la humanidad. En cada una de estas situaciones – Zacarías, María, José, y los pastores – reaseguran que era necesitado para cada una de sus respuestas a aquellos eventos fuera apropiada… ‘No tengas miedo.’ El mundo que existió hace 2000 años no es del todo diferente al que existe hoy. Hambres, guerras, delincuencia y disturbios políticos fueron algunos de los problemas que enfrentaron la gente, tanto antes como ahora. Lo que este ángel les estaba diciendo a los Israelitas es que hay un Dios Quién es digno de confianza, a Quién le importas y Quién puede expulsar todo temor.
 
Para cada uno de nosotros que está pasando la agonía de dificultades maritales, Dios tiene estos mensajes… “No tengas miedo” y “Ningún problema es demasiado grande para Mí, porque Yo soy Dios.”
 
Todos también a menudo conseguimos pobres consejos cuando nos volcamos en nuestras familias, amigos, clérigos o incluso al mundo de respuestas para nuestros problemas matrimoniales. La mayoría de lo que escuchamos va solo a enlodar las aguas de nuestros problemas matrimoniales aún más. Estos individuos heridos deberían buscar el consejo de un experto en situaciones de matrimonios disfuncionales. Un buen consejero dirigirá sus corazones y mentes a Dios. Un miedo abrumador no es racional cuando uno tiene a Dios de su lado. En los tiempos del Antiguo Testamento, Dios a menudo caminó en medio de un conflicto con una respuesta para Su pueblo sobre del miedo. Por ejemplo:
 

Esto dice el Señor: ‘¡No tengan miedo! No se desalienten por este poderoso ejército, porque la batalla no es de ustedes sino de Dios.’”  2 Crónicas 20:15b (NKJV)
 
La multitud a la que se refiere aquí es a un gran ejército, lo cual no es muy diferente de la multitud de acusaciones y situaciones dirigidas a nosotros por una esposa infeliz. Afortunadamente, esto puede ser cortado de raíz, buscando la ayuda de Dios. Mientras que la Santa Biblia fue escrita hace 2000+ años, sus mensajes nos hablan volúmenes a nosotros hoy, porque es la Palabra Viva de Dios. Contiene la sabiduría de Dios elaborada por muchos hombres inspirados por Dios durante un período de 1500 años. Sabiduría antigua, pero sigue siendo relevante en el siglo XXI.
 
En el 1965, Charles Schulz, el creador de Snoopy, produjo y vendió un show en la televisión llamada “Una Navidad de Charlie Brown.” Puede ser uno de los dibujos animados más queridos de todos los tiempos, vistos por jóvenes y viejos por igual. En una presentación de la historia de la Navidad, Charlie Brown y sus amigos toman partes de la historia. La atención se centra en el Linus como recita la historia de los pastores que se encuentran en Lucas 2:8-20. Citando la versión King James, Linus citado:
“Pero el ángel los tranquilizó. ‘No tengan miedo,’ dijo. ‘Les traigo buenas noticias que darán gran alegría a toda la gente.’”  Lucas 2:10 (KJV) En el punto donde el dijo ‘no temas,’ Linus dejó caer su manta de seguridad y no la recogió de nuevo. Ya no requieren de un símbolo externo (la manta) para darle fuerza y valentía. Linus encontraría fuerza interior para luchar contra sus temores, fortalezas que vinieron de Dios. De igual manera, cuando tu y yo quedamos atascados por el miedo de nuestros problemas matrimoniales, necesitamos saber que tenemos un asesor que vive en todos los creyentes, el Espíritu Santo. El Espíritu Santo es nuestro abogado, nuestro consejero, nuestro amigo. El habla a nuestro corazón. Recurre a El para que te de fuerza y sabiduría.
 
Mientras esta temporada de Navidad pasa ya a los libros de historia y el Año Nuevo se nos viene encima, necesitamos enfocar nuestra vida con esperanza renovada. Esperamos a nuestro Dios Trino para vencer esos temores que tenemos sobre nuestros matrimonios. Recuerda, Dios está en control. No hay nada que podamos hacer tu o yo, o enfrentar, cada día que no le importe a Dios. Como creyentes, somos miembros de la familia de Dios. Descansa en El, órale a El, lee Su Palabra, y busca la presencia de Dios en el mundo alrededor de ti. Dios está en todas partes. Por lo que El dice:
 

“Sigue pidiendo y recibirás lo que pides; sigue buscando y encontrarás; sigue llamando, y la puerta se te abrirá.  Pues todo el que pide, recibe; todo el que busca, encuentra; y a todo el que llama, se le abrirá la puerta. Haz a los demás todo lo que quieras que te hagan a ti. Esa es la esencia de todo lo que se enseña en la ley y en los profetas.”  Mateo 7:7-8, 12
 
Cuando nosotros nos acercamos a nuestros matrimonios disfuncionales con nuestros corazones y mentes, centrados en la Palabra de Dios, entonces, nuestros miedos y dudas se van por la ventana. Dios es confiable. El nunca te va a fallar. ¡No tengas miedo!
 
Parado firme en los votos del pacto matrimonial, que le hice a mi esposa y que intercambiamos en nuestras bodas, hasta que la muerte nos separe.
 
Ben en Texas

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

Posted in Firmes en la Fe

Recibe via e-mail el Devocionario Diario – A Charlyne Le Importa